En un estudio controlado con placebo llevado a cabo con 20 participantes, el cannabis moduló las concentraciones sanguíneas de hormonas relacionadas con el apetito y el metabolismo. Los participantes se sometieron a un estudio cruzado con 4 sesiones de cannabis oral, cannabis fumado, cannabis vaporizado y placebo.

El péptido 1, similar al glucagón, estaba más bajo con el cannabis en comparación con el placebo. Las concentraciones de grelina durante el cannabis oral fueron más altas que después del cannabis fumado y vaporizado. El aumento en las concentraciones de insulina en sangre observadas en el placebo (probablemente debido a la ingesta de “brownies”) no se observó con la ingesta de cannabis. Los autores del estudio afirman que “la administración de cannabis en este estudio moduló las concentraciones sanguíneas de algunas hormonas del apetito y metabólicas, principalmente insulina, en los consumidores de cannabis”.

Farokhnia M, McDiarmid GR, Newmeyer MN, Munjal V, Abulseoud OA, Huestis MA, Leggio L. Effects of oral, smoked, and vaporized cannabis on endocrine pathways related to appetite and metabolism: a randomized, double-blind, placebo-controlled, human laboratory study. Transl Psychiatry. 2020;10(1):71.

Fuente