El cambio climático y el cannabis centraron ayer los temas del Foro Social, la carpa dedicada al debate en el recinto del Rototom que abrió ayer su programación bajo el lema Caminando Juntos.

La agenda comenzó con la proyección del documental An inconvenient sequel-Una verdad muy incómoda: Ahora o nunca; y siguió con la charla titulada Cannabis recreativo. Qué consumos. Qué consecuencias, que trató de analizar los cambios que ha experimentado el consumo del llamado cannabis recreativo y sus efectos.

Jacob, coordinador botánico de la Asociación Libre Antiprohibicionista, explicó junto a Héctor Brotons, Nuria Calzada, que en el año 2000 todas las variedades del THC dominantes hicieron que muchos científicos empezaran a crear nuevos productos, nuevos experimentos, «que reducen la visión positiva del cannabis». «Productos que cada vez son más consumidos por la sociedad y sus efectos pueden llegar a ser peligrosos», dijo.

También se abordó el aumento del consumo y de producción, sobre todo entre los jóvenes, «pero eso no tiene porqué ser malo, porque el alcohol no lo controlan tanto, todo en exceso es malo».

Brotons agradeció el apoyo del Rototom a la legalización de la marihuana, una planta natural cuyo uso defienden con un uso responsable. No obstante, reconocieron que el cannabis interior tiene consecuencias para el medio ambiente por el gasto de luz.

Te puede Interesar
Así nos quieren vender las nuevas drogas

Fuente