Fast Buds comenzó como una idea hace aproximadamente una década. En ese entonces, las semillas autoflorecientes comenzaban a hacerse populares y se podían encontrar algunas variedades como la famosa Lowryder que fue la primera especie autofloreciente que estuvo ampliamente disponible en el mercado. El único problema que presentaban las autoflorecientes es que no llamaban la atención de todos los cultivadores debido a su menor estatura y rendimientos.

Pero eso no fue un obstáculo en absoluto, el nuevo tipo de semillas tuvo un gran impacto en los fundadores de Fast Buds. Sabían que muy pronto las autoflorecientes serían el producto más popular en el mundo del cannabis, y a partir de ahí empezaron a informarse más sobre el tema.

En ese momento, Fast Buds (mucho antes de ser conocido como Fast Buds) estaba en California reuniendo conocimientos e investigando todo lo posible sobre las nuevas genéticas autoflorecientes, lo que les dio la oportunidad de conocer a mucha gente que ya estaba metida en el desarrollo de genéticas en Los Angeles y finalmente poder experimentar con las variedades más nuevas y populares.

Gracias al fácil acceso a los mejores clones de California, en los años siguientes pudieron desarrollar y mejorar sus  primeras y exclusivas versiones automáticas como Mexican Airlines o Rhino Ryder, y posteriormente sacar en forma autofloreciente las semillas más famosas del mundo como la Girl Scout Cookies Auto y Gorilla Glue Auto, que han explotado el mercado europeo ya que eran las primeras autos de genéticas americanas.

Te puede Interesar
Plantas automáticas y enfermedades del cannabis

Después de comercializar sus semillas autoflorecientes, no sólo pudieron mejorar las variedades que ya habían puesto a disposición del público, sino que también desarrollar un proceso de crianza de alto nivel que, combinado con los clones más cotizados directamente de Cali, hizo posible que se obtuvieron unas genéticas americanas autoflorecientes únicas y de primer nivel que no se parecían en nada a la Lowryder.

Fast Buds’ perfeccionó una nueva generación de semillas que fueron cuidadosamente seleccionadas para tener lo mejor de ambos mundos, contienen un refinado equilibrio de Indica y Sativa sin presentar ningún rasgo notorio de Ruderalis, lo que las hace extremadamente resistentes a los climas rigurosos y a las plagas. Al mismo tiempo ofrecen terpenos deliciosos y enormes rendimientos que pueden alcanzar hasta 650gr/m2 sin mucho mantenimiento.

Esta nueva generación de semillas autoflorecientes no se parecía en nada a las autos disponibles en la mayoría de los bancos de semillas. Fast Buds desarrolló variedades de rápido florecimiento y alto rendimiento que estaban (y siguen estando) a la altura de genéticas regulares y a la vez hacen posible tener cosechas perpetuas en interior y varias cosechas al año en exterior, sin preocuparse de la cantidad de luz que reciben.

Estas características se volvieron muy buscadas por todo tipo de cultivadores e incluso por cultivadores comerciales que buscaban flores de primera calidad con un tiempo de cultivo hasta un 30% más rápido. Y aunque algunos cultivadores de la vieja escuela todavía tenían dudas, esto iba a cambiar pronto.

Te puede Interesar
Hija de Bob Marley presenta guía para incorporar cannabis a la dieta diaria

En 2019 se organizó la primera Copa de Autoflorecientes en Oregón, Estados Unidos. Esto era una señal de la popularidad que tenían las autoflorecientes y por supuesto, Fast Buds estuvo presente.

La compañía entró en la competencia con una hermosa variedad púrpura que ofrecía un impresionante 23% de THC y un delicioso sabor a bayas y kush. Sin saber lo que vendría, Fast Buds quedó el primer lugar con su Blackberry Auto, llevándose el premio a casa con la confianza de estar en el camino correcto y tener una gran motivación de seguir creando genéticas autoflorecientes con su propio toque.

Fastbuds

Hasta el día de hoy, Fast Buds continúa innovando sus productos. En julio de 2019 lanzaron la Gelato Auto con 26% de THC (comprobado en el laboratorio), siendo en consecuencia su autofloreciente más potente hasta ahora. Sin embargo, no pensaban detenerse ahí.

En 2020 la marca lanzó nuevas variedades como: Strawberry Pie Auto, Wedding Cheesecake Auto, y Orange Sherbet entre otras. Estas son cultivares verdaderamente excepcionales con unos niveles sobresalientes de THC. Pero una de las variedad más sorprendentes es sin ninguna duda la Gorilla Cookies Auto que presenta un fabuloso 27% de THC y surge como el resultado de la mezcla entre las genéticas autoflorecientes más potentes de Fast Buds.

Te puede Interesar
Empresa de marihuana sale a la Bolsa de Valores

Este híbrido refinado se está convirtiendo rápidamente en la variedad automática más popular entre los ávidos consumidores que buscan cosechar flores ricas en THC y de primera calidad tan rápido como sea posible.

Fastbuds

Se puede esperar un cultivar extraordinariamente resistente que proporciona enormes rendimientos de flores súper densas del tamaño de una pelota de golf y produce una cantidad insana de resina de alta calidad.

Estas flores huelen a un elaborado sabor terroso y a kush, con sutiles matices de menta y diesel, que terminan sabiendo como una galleta dulce y proporcionan un efecto equilibrado, un buen estado de ánimo que, gradualmente, se convierte en un potente efecto relajante.

Las mejores genéticas no son la única forma en la que Fast Buds se destaca, ya que proporcionan una garantía de germinación del 100%, por lo que si alguna de sus semillas falla en la germinación, puede solicitar un reemplazo sin cargo alguno y ofrecen varias opciones de envío, incluyendo un envío discreto a casi todos los países del mundo, para que puedas pedir tus semillas autoflorecientes sin preocuparte.

Si por desgracia vives en un lugar al que no envían, puedes encontrar las mejores genéticas automáticas en más de 841 tiendas repartidas en los 5 continentes o si lo prefieres, puedes visitar la tienda recién inaugurada en el corazón de Barcelona, España.

Te puede Interesar
Empresas de cannabis recurren a bitcóin, bancos no intervienen

Fastbuds