El secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, afirmó que hoy en México el acceso de la juventud a las drogas es 10 veces mayor que hace 20 años.

“La facilidad de acceso se ha multiplicado, los jóvenes tienen 10 veces más posibilidades de tener cerca droga que hace 20 años, y ni siquiera necesitan tener dinero, se las regalan”, dijo durante el Encuentro Binacional México-EU en materia de reducción de la demanda de narcóticos.

Aunque avaló la discusión en torno a la legalización de estupefacientes, adelantó: “no sería conveniente, en el caso de la mariguana, ni siquiera su utilización como medicamento”.

Dijo que la adicción a sustancias legales es el “primer camino” para la adicción a sustancias ilegales, por eso reprochó la permisividad al alcohol y pidió el respaldo de los legisladores para incrementar el costo de las cajetillas de cigarro.

Describió que la política federal contra las adicciones ha incluido la capacitación a 400 mil maestros de primaria y secundaria para orientar a sus alumnos sobre el tema y la apertura de 322 centros Nueva Vida.

Por su parte, la presidente del DIF Nacional Margarita Zavala, también asistente, develó que se ha reducido a 11 años la edad para que los niños se inicien en el consumo de alcohol y drogas.

Habló de la necesidad de trabajar en el ámbito social: “De poco serviría el esfuerzo de enfrentarse al crimen o las vidas perdidas de soldados, marinos o policías, si no se acompaña con un esfuerzo de educación, cultura, prevención de la violencia y atención de adicciones”.

Las drogas, dijo, sólo fomentan sociedades violentas y enriquecen a narcotraficantes.

En tanto, María Elena Medina Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría, dijo que las conductas criminales de los padres aumentan siete veces la farmacodependencia de los hijos y que la migración a Estados Unidos es un factor que hace más vulnerables a las familias ante las drogas.

Fuente