Durante el mes de junio, el Gobierno presentó una propuesta de modificación a la actual ley 20.000 de drogas, conocida como “ley antinarcos”, con el objetivo de enfrentar de manera más eficaz el fenómeno del narcotráfico, asignándole carácter de “suma urgencia”.

Desde la sociedad civil, Fundación Eutopía, junto a otras organizaciones como Fundación Daya y Mamá Cultiva, han alertado que, dados los déficit y carencias de nuestra actual legislación, de aprobarse la actual propuesta del ejecutivo no se logrará perseguir de manera más eficaz el narcotráfico y, por el contrario, habrá un recrudecimiento de la persecución criminal para las personas usuarias, particularmente, de cannabis.

A partir de este trabajo, Eutopía, junto con otras organizaciones de la sociedad civil, ha logrado introducir dos indicaciones en el debate, la que comenzó a ser votada el jueves 8 de octubre en la comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara de Diputados.

1.- Instrucción hacia el Ministerio Público para que en conjunto con la sociedad civil hagan un instructivo cualitativo/cuantitativo sobre las diferencias entre consumidores y traficantes en un plazo de seis meses (entre otros aspectos)

2.- Una propuesta de tabla de gramajes, plantas, etc. para personas usuarias medicinales y recreacionales.

Primer estudio de Percepción Ciudadana Sobre una Nueva Regulación para el Cannabis en Chile

Te puede Interesar
América Latina, referente en legalización de marihuana

Es así como este estudio encargado por Fundación Eutopía a la prestigiosa consultora de investigación de opinión pública Túinfluyes, resulta tremendamente relevante para  conocer la opinión de los chilenos respecto de diversos aspectos relacionados a esta temática.

El estudio es de tipo cuantitativo no probabilístico, con diseño muestral no probabilístico, estratificado según sexo, edad, zonas geográficas y grupos socioeconómicos, y abarca a 213 comunas del país equivalentes al 91,8% de la población total de Chile, con muestra total de 1.987 casos, un margen de error muestral de 2,19%, y un índice de confianza del 95%. De esta forma se desprende que de un universo de 13.500.000 personas, un 17% reconoce consumir cannabis en forma recreacional, mientras que un 14% en forma medicinal, alcanzando un total de 4.185.000 usuarios.

En este sentido, las cifras más destacadas del estudio son las siguientes:

-“La aplicación de la actual ley de drogas distingue claramente delincuentes de personas que consumen”: 63% de la muestra se manifestó “en desacuerdo/muy en desacuerdo”.

-“Es necesaria una nueva regulación sobre cannabis”: 82% de los encuestados se manifestó “de acuerdo/muy de acuerdo”.

-“Abastecimiento de cannabis y regulación de un mercado”: 34% está a favor de que sea a través de 3 sistemas: autocultivo, asociaciones de usuarios y un mercado regulado. Un 29% de que sea solo a través de un mercado regulado.

Te puede Interesar
Latinoamérica necesita homogeneizar sus normas sobre el cannabis medicinal

-“Desarrollar de una industria del cannabis  generaría empleo”: 59% se manifiesta “de acuerdo/muy de acuerdo”.

Por primera vez en Chile se realiza una radiografía tan detallada sobre la percepción ciudadana en materia de cannabis que vas más allá sobre si se está a favor o en contra de la legalización del cannabis o sobre su uso medicinal exclusivamente, sino que profundiza en el conocimiento de la ciudadanía sobre la política de drogas chilena en general y recoge la percepción de las personas sobre una eventual regulación para el cannabis. Esto incluye la posibilidad de un mercado abierto y el desarrollo de la explotación a escala industrial del cáñamo y sus eventuales impactos en el ámbito del consumo, la generación de empleos e impuestos, entre otras materias.

El estudio puede ser descargado automáticamente haciendo click AQUÍ.