Comunidad científica discute sobre la inocuidad de la marihuana y su uso medicinal.

Hasta la Comisión Interamericana de DD.HH. escaló el caso de  Sindy Ortiz, quien fue separada de su hija recién nacida por  haber consumido canabbis  de forma terapeútica durante el embarazo, a raíz de un problema a su brazo.

Si bien la madre logró recuperar a su hija, el caso abrió un debate sobre la pertinencia de la decisión tomada por la justicia.

Ana María Gazmuri, presidenta de la Fundacion Daya,  que investiga y promueve las terapias alternativas para aliviar dolencias, calificó como “un desatino” la separación de la madre y su hja. “Si todavía seguimos considerando la cannabis en lista uno, igual de grave que la cocaína o la heroína, obviamente los dispositivos que se activan son desproporcionados y no tienen relacion con la sustancia. No se pueden tratar con la misma severidad, hay mucho desconociminto y prejucio frente al tema”.

Cristina Sánchez, expositora en el uso antitumoral de la cannabis durante el primer seminario internacional de cannabis medicinal, aseguró, en su calidad de investigadora en bioquímica y biología molecular de la U. Complutense de Madrid, que hay una inocuidad de la cannabis en el embarazo.

“Hasta donde yo sé, no hay ningún ensayo clínico en el mundo que haya demostrado que el consumo prenatal de cannabis produce alteraciones sobre los hijos. De hecho, hay dos estudios que dicen justamente lo contrario”, puntualiza la investigadora.

Te puede Interesar
Madre separada de bebé por cannabis: "Fueron días muy traumantes"

En la otra vereda, el Colegio Médico es taxativo y advierte lo inconveniente de su consumo prenatal. Para el toxicólogo del Colegio Médico, Andrei Tchernitchin, la cannabis “modifica los receptores de algunos neurotrasmisores en su  cerebro, lo que facilita que cuando (el niño) sea adulto cree adicciones para distintas drogas duras. Por lo tanto, si la madre estaba siendo tratada con cannabis o era fumadora de cannabis en el embarazo, independiente del motivo, se producen estos cambios y es porque se intensifican los estimulos que llegan al cerebro”.

Nota de Redacción CM: El tal Andrei Tchernitchin creo que no ha estudiado estadística, porque a este paso seríamos todos una panda de yonkarras. Que presente un estudio que lo demuetre.

Fuente