Según un informe de la agencia de noticias Reuters, que cita un comunicado realizado por la compañía británica GW Pharmaceuticals el pasado 30 de enero, en la segunda mitad de éste año comenzará un ensayo en humanos con un tratamiento experimental para la obesidad con un derivado del cannabis.

El informe no menciona el principio activo que se usará. Dado que en los ensayos clínicos realizados los antagonistas sintéticos de los receptores cannabinoides, como el rimonabant, han demostrado eficacia para reducir el peso, es de esperar que sea el tetrahidrocannabivarin (THCV) o el cannabidiol (CBD), ambos antagonistas naturales de dichos receptores.

(Fuente: Reuters del 30 de enero de 2007)