Dinamarca permitirá el uso del cannabis medicinal a quienes sufran ciertas enfermedades a partir de 2018, dentro de un plan experimental que durará cuatro años anunciado hoy por el Ministerio de Salud.

Los enfermos de cáncer, esclerosis múltiple o con lesiones severas en la médula espinal podrán recibir cannabis medicinal bajo responsabilidad de su respectivo médico.

El objetivo es “posibilitar a algunos pacientes que hoy en día se automedican ser tratados de forma legal con cannabis medicinal por las autoridades sanitarias”, consta en un comunicado.

El plan, al que se destinan 22 millones de coronas danesas (casi 3 millones de euros), es fruto de un acuerdo entre siete de los nueve partidos del Parlamento danés.

Pasados los cuatro años se hará una evaluación del programa para decidir si se convierte en permanente.

El uso legal del cannabis medicinal, permitido ya por países como Israel, Estados Unidos, Canadá u Holanda, ha sido objeto de debate en los últimos meses en Dinamarca.

Cuatro partidos del centroizquierda defienden además la legalización experimental del cannabis para uso recreativo, aunque carecen de mayoría, ya que las tres fuerzas mayoritarias -socialdemócratas, ultranacionalistas y liberales- se oponen.

Fuente