GLIWICE, POLONIA (Agencias).- Un sacerdote de 26 años de edad y sus dos monaguillos cambiaron el humo del incienso por el de unos cigarritos de mariguana.

Los tres fueron detenidos por la policía en Polonia a bordo de un automóvil propiedad de la parroquia local.

El cura y sus monaguillos, de 16 y 17 años de edad, respectivamente, fueron detenidos cuando se encontraban a bordo de un automóvil estacionado a las afueras de la ciudad de Gliwice.

Parece que los hombres de Dios querían purgar sus penas y no encontraron mejor manera que fumarse unos cigarrillos de mariguana.

En el automóvil propiedad de la parroquia local, los policías encontraron 2.5 gramos de cannabis en su interior. 

El vicario de la iglesia de San Bartolomé reconoció haberse enterado del incidente a través de los reportes de medios locales.

Fuente