La investigación se inició después de que, tras comer las pizzas servidas por la pizzería Holon, varios agentes comenzaran a sentirse mal, a vomitar y a tener alucinaciones

Menudas nenazas están hechos estos policías israelíes

Insólita actuación la que ha protagonizado la policía de Tel Aviv, que ha procedido a detener al propietario de una pizzería al que acusan de haber echado marihuana en lugar de orégano a las pizzas que le habían encargado desde una comisaría de la ciudad.

Así lo informa el diario ‘The Times of Israel‘, que añade que la investigación se inició después de que, tras comer las pizzas servidas por la pizzería Holon, varios agentes comenzaran a sentirse mal, a vomitar y a tener alucinaciones.

Todos los datos recabados, precisa el citado medio, determinaron que los agentes se habían intoxicados con las pizzas, que estaban aderezadas con cannabis sintético conocido como ‘Mister Nice Guy’.

El dueño de la pizzería confesó lo que habia hecho: “Sabía que las pizzas las había encargado un jefe de la policía. Pero como parecía simpático y además me pidió que le pusiera los complementos que quisiera decidí que, en vez de orégano, le echaría ‘Mr Nice Guy'”.

Por su parte la policía pretende que las autoridades clausuren el restaurante aludiendo que supone un peligro para la salud pública.

Fuente