Otra curiosa noticia veraniega: un joven es detenido después de haber ido al cuartel de la Guardia Civil a denunciar que le habían robado plantas de marihuana.

El detenido presenta denuncia ante la Guardia Civil por el robo de su domicilio de varias plantas de marihuana que cultivaba para consumo propio. El detenido había construido en su vivienda un pequeño invernadero para el cultivo de marihuana.

En una actuación llevada a cabo el pasado día 14, agentes de la Guardia Civil de Puesto Principal de Huércal de Almería (Almería), proceden a la detención de José Miguel L. R., de 29 años y vecino de dicha localidad, como autor de un delito contra la salud pública.

La Guardia Civil practica la detención tras presentar denuncia José Miguel L. R. por la sustracción del interior de su domicilio de 8 plantas de marihuana que, según manifestación del denunciante, cultivaba para consumo propio.

Si bien a los agentes de la Guardia Civil les sorprende la denuncia presentada, al realizar la inspección ocular de la vivienda objeto del robo, con la finalidad de localizar vestigios y pruebas que pudieran incriminar a los presuntos autores de los hechos, encuentran en una habitación de la vivienda un invernadero artesanal para el cultivo de marihuana.

En su investigación, la Guardia Civil comprueba como, en una habitación que da acceso al terrado de la planta superior de la vivienda, José Miguel L.R. cultivaba unas 100 plantas de marihuana, lugar que cuenta con la instalación de focos especiales de luz y un sistema de riego, creando un microclima para la estimulación del crecimiento de las plantas y la aceleración del proceso en las distintas clases de crecimiento desde la germinación.

En la estancia, los agentes de la Guardia Civil también encuentran distintos productos fitosanitarios, específicos para el cultivo de la marihuana (Cannabis sativa L), levantando la correspondiente acta por la aprehensión de la sustancia estupefaciente y procediendo a la detención de José Miguel L. R., como presunto autor de un delito contra la salud pública.

En cuanto a la investigación realizada por la Guardia Civil relacionada por el robo denunciado, los agentes no observan indicios determinantes de que éste haya podido producirse.

Tras la incautación de las plantas, arroja un pesaje oficial de 562’40 gramos, estando pendiente su análisis y valoración por el Servicio de Sanidad Exterior del Puerto de Almería.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, fueron sido puestas a disposición del Juzgado Decano de Almería, junto con el detenido.

Fuente