Carlos Fuentes escribe en Adán en Edén sobre la lucha política frente a los narcos mexicanos. El popular escritor mexicano y eterno candidato al Premio Nobel, se introduce en su última novela en los sitios más recónditos y sucios de la lucha contra el narcotráfico.

La lucha contra el narcotráfico es omnipresente en su país y, sin embargo, poco o nada eficaz. Muchas muertes y pocos resultados. Éstos, según el autor, sólo pueden llegar de dos formas: “o la alianza de los servicios secretos que luchan en la sombra y en los mismos terrenos que los narcos o la despenalización de las drogas”.

Más información

Sinopsis de Adán en Edén:

Un poderoso empresario decide llevar adelante su propia lucha contra el tráfico de droga y los narcos, y ganarles la partida con su mismo juego, siendo más criminal que ellos.
En esta novela, como a veces en la realidad, todo se derrumba. No hay concierto. Las fuerzas del orden sólo crean más desorden. No hay autoridad. Los criminales se burlan del gobierno. Los criminales se vuelven, donde pueden, gobierno. Exigen sumisión o muerte. Se están apoderando del país. México es un país enamorado del fracaso, todos los revolucionarios terminan mal, los contrarrevolucionarios sólo disfrazan el fracaso, hay un gigantesco engaño en todo esto. A veces creemos que sólo la violencia revolucionaria nos salvará, a veces creemos que sólo la falsa paz contrarrevolucionaria es nuestra salud y usamos la violencia sin revolución, la paz sin seguridad, la democracia con violencia, círculo vicioso. ¿Cómo salir de él?

Fuente