La GuardiaCivil interviene mil plantas de cannabis y arresta a dos hombres de 27 y 49 años, de nacionalidad holandesa y colombiana, y a una mujer de 27 años, de nacionalidad rusa

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de los servicios orientados a la prevención y persecución del tráfico de drogas, desarrolló la operación ‘Parrandas I’ que culminó con la detención, en la pedanía lorquina de Zarcilla de Ramos, de tres personas como presuntas autoras de delito contra la salud pública, por cultivo y elaboración de droga. Fueron desmantelados dos invernaderos clandestinos donde se intervinieron mil plantas de ‘cannabis sátiva’ en distintos estado de crecimiento y numerosos productos fitosanitarios.

Agentes especializados en prevención de la seguridad ciudadana iniciaron la investigación para detectar y erradicar plantaciones ilegales de marihuana en la zona rural de la comarca del Guadalentín.

Fruto de los numerosos dispositivos de rastreo y reconocimiento de viviendas y parcelas agrícolas diseminadas en la zona, la Benemérita localizó una finca rural formada por una vivienda y un invernadero artesanal.

La vigilancia de este asentamiento permitió a los investigadores constatar que, lo que ‘a priori’ parecía ser un invernadero de plantas de tomate, ocultaba una plantación de ‘cannabis sátiva’, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Una vez obtenidos los indicios necesarios y constatada la producción ilícita de plantas de marihuana, la Guardia Civil dispuso un operativo en torno a la vivienda, que se saldó con la detención de sus moradores que, al percatarse de la presencia policial, intentaron huir precipitadamente. Se trata de un varón, de nacionalidad holandesa y una mujer, de nacionalidad rusa, ambos de 27 años a los que se les atribuye la presunta autoría de delito contra la salud pública por cultivo y elaboración de droga.

Te puede Interesar
¿Está permitido cultivar marihuana?: la regulación del cannabis en España

El examen del invernadero supuso el hallazgo de 600 plantas de marihuana, en distintos estado de crecimiento, así como numerosos envases de productos fitosanitarios, todo lo cual fue incautado.

La investigación continuó hasta la identificación y localización del arrendatario de la finca, un ciudadano colombiano vecino de la zona. La inspección de su domicilio, un cortijo próximo a la vivienda objeto de la investigación, permitió localizar un segundo invernadero artesanal donde fueron intervenidas 400 plantas de ‘cannabis sátiva’, por lo que resultó detenido como presunto autor de delito de cultivo y elaboración de droga.

De la investigación se desprende que los tres detenidos mantenían los vínculos necesarios para desarrollar la actividad ilícita descubierta, a través de dos invernaderos artesanales, en los que simulaban cultivar plantas de tomate. Los arrestados contaban con los conocimientos suficientes para establecer un cultivo ininterrumpido de plantas, para lo que empleaban productos fitosanitarios específicos destinados a estimular el crecimiento de las plantas e incrementar su efecto estupefaciente.

La operación ‘Parranda I’ se saldó con la desarticulación de dos invernaderos ilegales de plantas de marihuana, ubicados en la pedanía lorquina de Zarcilla de Ramos, donde fueron incautadas mil plantas de ‘cannabis sátiva y numerosos productos fitosanitarios.

Los detenidos, dos varones de 27 y 49 años, de nacionalidad holandesa y colombiana y una mujer de 27 años, de nacionalidad rusa, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de número 3 de Lorca.

Te puede Interesar
Recurren a jardineros para cortar la mayor plantación de 'maría' incautada en Granada

La operación, que se encuentra enmarcada en el ‘Plan contra el tráfico, consumo y elaboración de drogas’, permitió desmantelar dos puntos de cultivo y elaboración de droga, destinados al cultivo exterior de plantas de marihuana, adaptados para el cultivo intensivo y con una elevada capacidad de producción.

Fuente