Han sido detenidas 14 personas en esta operación llamada «Bunganvilla» y se han desmantelado seis laboratorios «indoor»

La Guardia Civil y la Policía Nacional han desarticulado una organización de origen chino que se dedicaba al cultivo de marihuana para distribuirla en el Reino Unido y entre la comunidad asiática, en la que han sido detenidas 14 personas y se han incautado 12.964 plantas de marihuana y 230 kilos de esta sustancia. La desarticulación del grupo criminal se ha llevado a cabo en la operación «Bunganvilla», que se ha desarrollado en seis pueblos de Toledo, donde se han desmantelado seis laboratorios «indoor» y en barrios de Madrid, según ha informado hoy en una nota de prensa el Ministerio del Interior.

Asimismo, ha indicado que la investigación se inició cuando la Guardia Civil y la Policía Nacional tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo de ciudadanos de nacionalidad china que podrían estar dedicándose al cultivo de marihuana para su posterior distribución a Reino Unido. Tras algunas gestiones los agentes averiguaron que la actividad ilícita se estaría desarrollando en varios municipios de la provincia de Toledo y barrios de Madrid.

Los investigadores comprobaron que los delincuentes contactaban con distintas inmobiliarias para alquilar chalés o casas de gran tamaño que dispusieran preferiblemente de sótano que después modificaban para situar los laboratorios «indoor» de marihuana y donde conectaban el entramado de la instalación eléctrica a la red general de forma ilegal.

Te puede Interesar
Desarticulado un grupo de ciudadanos chinos dedicados al cultivo de marihuana

Al cuidado de estas plantaciones permanecían compatriotas a los que los cabecillas del grupo criminal dejaban encerrados y en situaciones insalubres para vivir, a cambio de unos 300 euros, alimentos y tabaco, ha añadido el Ministerio del Interior. Los agentes que llevaron a cabo la investigación también averiguaron que los responsables de suministrar la logística y el jefe de la organización estaban asentados entre el municipio de Illescas (Toledo) y la provincia de Madrid.

Tras meses de gestiones los agentes localizaron un total de 6 chalets, ubicados en los municipios de Olías del Rey, Cobisa, Burguillos, Sonseca y Santa Olalla, todos en la provincia de Toledo, dedicados por la organización a la producción y almacenamiento de la marihuana, para posteriormente proceder a su venta entre la comunidad asiática.

La operación se ha cerrado con la detención de 14 personas de nacionalidad china, a los que se les imputa ser las presuntas autoras de los delitos de elaboración y tráfico de estupefacientes y defraudación de fluido eléctrico.

En su desarrollo se han hecho 10 registros simultáneos en las localidades de Sonseca, Burguillos, Cobisa, Olías del Rey, Illescas, Santa Olalla y Madrid, en los que se incautaron 12.964 plantas de cannabis sátiva de distintos tamaños, 230 kilos de esta drogas dispuesta para su distribución y venta y 56.000 euros en metálico y se incautaron tres vehículos.

Te puede Interesar
Juicio contra cuatro guardia civiles, dos empresarios y un vigilante acusados de sustraer 100 kilos de hachís a narcotraficantes

Los agentes desmantelaron los seis laboratorios «indoor» de marihuana, en los que se intervinieron más de 1.500 elementos de alto valor económico que formarían su infraestructura y que alcanzaría un valor de inversión superior a los 150.000 euros, ha precisado el Ministerio del Interior.

Fuente