Texto y Fotos: Sergio Sánchez

cultivos naturales de cannabis

Introducción

El cultivo de cannabis es verdaderamente sencillo, lo complicado o lo más laborioso es conseguir que todos los elementos que influyen en el crecimiento de nuestra cosecha sean óptimos, lo que dará como resultado una marihuana de calidad y potente. Hablaremos de la importancia del abonado y las variaciones que podremos conseguir simplemente con la alimentación de nuestras plantas.

Una planta de marihuana necesita un gran aporte de nutrientes para que se desarrolle adecuadamente y también diferente concentración de éstos en las progresivas fases de desarrollo de la planta, es decir, necesitamos abonar la tierra para conseguir una buena cosecha pero, no debemos olvidar que la naturaleza nos brinda todas estas posibilidades y que están a nuestro alcance.

Hoy en día disponemos de una amplia gama de productos minerales e inorgánicos para añadírselos a nuestras plantas y obtener así unos resultados extraordinarios, como velocidad de crecimiento acelerada, mayor fuerza de las raíces, mayor abundancia de flores, cogollos muy duros, etc. pero, ¿estamos obteniendo verdaderamente los resultados que nos gustaría o simplemente estamos sacrificando calidad de nuestras plantas por productividad?

Al principio estos productos se utilizaban con un objetivo concreto, suplir las deficiencias de nutrientes que nuestra planta presentaba, lo que solía ocurrir en suelos pobres y sobre todo en cultivos de interior, en los cuales es más complicado desarrollar una planta con productos naturales que si lo comparamos con un cultivo al aire libre. Los vistosos resultados que obtenemos de nuestras plantas al utilizar productos han llevado a un sobre uso de éstos, utilizándolos incluso por encima de las recomendaciones de los fabricantes, en cultivos en los que no se aprecia ningún déficit y también en cultivos en exterior. Hay a quien le agrada las variaciones que se producen en las plantas en cuanto a sabor, etc. pero siempre sin perder la perspectiva de las plantas que se han cultivado más “naturalmente”, hablamos de plantas de marihuana cultivadas en exterior con abonos naturales o de base orgánica.

Te puede Interesar
El coche hecho de cannabis, ¿el automóvil más ecológico del mundo?

Abonos naturales y de base orgánica

Al igual que la medicina y los remedios naturales esta clase de abonos y fertilizantes necesitan su tiempo y sus cantidades para actuar. Por lo que si se han probado otra clase de productos hay que tener paciencia y dedicación para obtener buenos resultados.

Estos productos son altamente nutritivos para las plantas, poseen todos los nutrientes que nuestras plantas necesitan en las diferentes fases de crecimiento, es decir, poseen micro-elementos, Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Magnesio y Calcio, entre otros.

IMG 2749Básicamente toda planta de marihuana tiene necesidad de nutrientes similares. En la primera fase de crecimiento será necesario un aporte mayor de Nitrógeno mientras que en la de floración será más predominante la absorción de Fósforo y Potasio. Podemos probar a modificar el tipo de abono con cierta frecuencia, ya que unos serán más ricos en unos nutrientes que otros.

En cuanto a las fases de abonado, lo primero y más importante será poner nuestras plantas en un terreno ya abonado y asentado. Quizá al principio el abono puede ser algo fuerte para las débiles raíces de nuestras plantas por ello es recomendable tener el terreno ya listo con un par de semanas de antelación antes de colocar nuestras plantas para que el terreno se asiente. En las fases de crecimiento y floración de la planta, cuando la planta ya es adulta, no debemos preocuparnos en exceso por la cantidad, abonaremos periódicamente y en cantidades controladas para no excedernos. La liberación de nutrientes de estos sustratos es lenta y sostenida.

Te puede Interesar
Los peligros ocultos y las mentiras de los tratamientos fitosanitarios (IV)

Tipos de plantas/semillas óptimas

Los bancos de semillas realizan un excelente trabajo para seleccionar las mejores variedades y modificar genéticamente éstas para adaptarlas a las necesidades de cada cliente por ello vamos a aprovecharnos de su trabajo y vamos a escoger las variedades que mejor se adapten al cultivo en exterior y a nuestra zona climática e incluso terreno sobre el que plantamos. No importa si es una variedad Indica o Sativa, lo que importa es que sea adecuada para cultivo en exterior. Las posibilidades son inmensas.

Resultados

Ahora sí, todo el esfuerzo que hemos puesto para que nuestra planta crezca sana y nos dé una gran productividad utilizando abonos naturales tiene su recompensa. ¿Qué resultado obtenemos? Pues obtenemos un producto inconfundible que cualquier fumador valorará por su originalidad y natural sabor.

Por otra parte, el uso de abonos naturales no debe comprometer necesariamente la productividad, podemos obtener realmente grandes resultados en cuanto a productividad de una planta si la hemos cuidado bien en todas las etapas de su desarrollo y hemos hecho las cosas como hay que hacerlas, desde la germinación de las semillas hasta el secado de las plantas adultas y maduradas.

Ahora solo nos queda disfrutar y aprender más sobre el abonado con productos naturales y orgánicos para hacerlo mejor en la siguiente cosecha.

Te puede Interesar
Introducción a la cannabicultura ecológica
Pros y contras
            Abonos/Fertilizantes NATURALES
Pros   Contras
Economía. La gran mayoría de estos productos son más económicos y sobre todo si lo que usamos son abonos naturales no procesados de animal. Cantidades. Puede ser incómodo en ciertos cultivos, si no disponemos de mucho espacio al tener que manejar mayor volumen de producto.
Necesidad de menos productos. Ya no necesitaremos un producto determinado para cada fase de desarrollo de la planta. La mayoría de estos productos son válidos en todo momento, un buen abono natural posee todos los nutrientes que nuestra planta necesita en todo momento. Diferenciaremos como mucho en dos momentos, crecimiento y floración. Olor. Muchos de los productos naturales producen olor si no se almacenan correctamente y en un lugar adecuado.
Autenticidad. Conservamos las características naturales de la planta, su aroma, sabor, características de crecimiento y floración, etc. Los bancos de semillas estarán orgullosos de nuestro trabajo. Proceso más lento y laborioso. Necesitaremos de más tiempo y dedicación para conseguir los resultados óptimos.
Más aroma y sabor y sobre todo, variedad entre plantas. Obtendremos plantas con un aroma y sabor más reales y siguiendo con el tema de la autenticidad, cada planta será única, diferenciando claramente las variedades de marihuana.   Patógenos. Pueden producir efectos no deseados en las plantas si se usan abonos muy frescos o en cantidades muy elevadas.
Medio ambiente. La producción es más sencilla y el terreno sobre el que plantamos también lo agradecerá.   Productividad. Si lo hacemos todo correctamente, es probable que con productos orgánicos obtengamos algo menos productividad de nuestras plantas.