P: Hola compañeros, mi nombre es Manuel y les escribo desde un pueblo en la costa de Granada. Este es el tercer año que siembro en exterior, aunque está la primera vez que me atrevo a hacer un cultivo de guerrilla. Anteriormente he cultivado en la terraza de casa y no me bien, pero la paternidad y la falta de espacio me han obligado a sacar las plantas de casa y hacerlo así.  He sembrado por la sierra de aquí en lugares bien escondidos un total de 16 plantas entre semillas y esquejes (6 semillas de Martian Mean Green y otras 6 de Anunnaki (DNA Genetics) que germine en casa, y cuatro esquejes comprados de Magid Bud (Paradise Seeds)). Las plantas han crecido muy sanas en unos los hoyos que prepare con tierra abonada a modo de bancal y por el momento no he tenido que abonar con los líquidos de crecimiento. Para regar tengo colocado un sencillo sistema de riego que funciona por gravedad montado con un par de bidones, así que no hay falta de agua en el cultivo. El problema lo tengo con los bichos y los animales del lugar. El último día que estuve allí regando vi en las plantas muchos bichitos, y encontré una planta mordisqueada con alguna rama tronchada. Los parásitos que he visto son en su mayoría moscas blancas y unos mosquitos muy pequeños que revolotean por allí. También me fijado y en la parte baja de los tallos hay costras pequeñas pegadas, ¿qué pueden ser, es malo para mis plantas? Me gustaría saber como acabar con los insectos en exterior para evitar que estropeen la cosecha, ¿pueden recomendarme algún remedio efectivo para combatir las plagas en el cultivo de guerrilla? Desde ya les doy las gracias por la ayuda y quedó en espera de su respuesta.

 

 Un saludo. Manuel, Granada.


R: 
Hola Manuel, como ya habrás comprobado, uno de los problemas más comunes a los que se enfrenta un cultivador de guerrilla son las plagas y los animales salvajes. El cultivo guerrillero en este aspecto es un poco más difícil de controlar ya que nuestras plantas quedan totalmente expuestas a inclemencias y ataques de insectos y herbívoros. Por eso es importante que seas un cultivador previsor y sepas de ante mano a que plagas te tendrás que enfrentarte y como conocer a algunos de los insectos aliados en la lucha biológica contra los parásitos del cultivo. Para poder “controlar” las plagas y contener en lo posible futuros ataques de araña roja e insectos voladores lo ideal es colocar trampas o planchas pegajosas amarillas o azules por el cultivo. Los insectos quedarán atrapados por la resina pegajosa de las planchas muriendo antes de alcanzar nuestras plantas. Estas planchas son muy útiles ya que nos permiten hacer un monitoreo o estimación de las poblaciones de moscas de suelo, mosca blanca o trips en una zona concreta (nuestra zona de cultivo por ejemplo). El problema de estás trampas para insectos son sus vivos colores, para evitar que alguien descubra tus plantas coloca las planchas pegajosas a poca altura respecto al suelo. Utiliza unos palos de madera o unas cañas para sujetar las trampas guardando un perímetro alrededor de las plantas para que los insectos que queden atrapados en ellas antes de llegar a las plantas. Una vez hallas colocado las trampas asegúrate de que estás no llamen la atención sobre las plantas o el cultivo, pues cualquiera que pase por allí y la vera con mayor facilidad.

Sobre lo comentabas de esas costras en los tallos, veras, en las fotos que me mandas no se aprecia demasiado bien, pero por lo que me contabas intuyo que lo tienes en realidad son cochinillas o lapas. Las lapas y las cochinillas se mueven muy poco, maduran despacio y suelen vivir en colonias alimentándose de la sabia de las plantas secretando una melaza que atrae a otros insectos dañinos. Estás pueden ser blancas, marrones, grises o negras, y miden 2-4mm de ancho, y ocasionan serios daños a las plantas retrasando su crecimiento y favoreciendo la aparición de hongos y hormigas en el cultivo.

La retirada manual de estos parásitos resulta un poco tediosa pero es lo más efectivo efectiva. La forma correcta de hacerlo es usando un bastoncillo de algodón humedecido en alcohol para quitarlas. Puedes ayudarte de un cuchillo pequeño para raspar los insectos después de impregnarlos con el alcohol. Otra buena solución para combatir estos parásitos es la lucha biológica ya que el uso de productos, por potentes que estos sean (biológicos o químicos), resultará poco a nada efectiva. Recuerda que en el cultivo de “guerrilla” estas expuesto a todas las plagas e inclemencias climáticas,  por lo que tendrías que estar usando insecticidas y productos casi de continuo. Para combatir las plagas el mejor sistema, mientras el entorno lo permita, es la lucha biológica.

Como ya sabrás la lucha biológica es un método de control plagas, enfermedades y malas hierbas consistente en el uso por el hombre de organismos vivos con objeto de controlar las poblaciones de otros organismos patógenos. En el caso de las cochinillas y las lapas, cada una tiene sus propios depredadores naturales como mariquitas, avispas o mantis religiosas, por lo que es muy importante identificar la especie concreta que esta parasitando nuestras plantas y consultar con algún distribuidor de estos insectos predadores o en tu tienda de cultivo habitual. Si deseas conocer más sobre la lucha biológica puedes visitar el siguiente enlace: www.biobest.be/. Para que los animales grandes no coman o pisoteen tus plantas puedes ahuyentar a los herbívoros esparciendo restos de carne por la zona del cultivo guerrillero, así creerán que un depredador anda cerca. Suerte con los bichos, y buena cosecha.