Estados Unidos tiene 11 entidades donde la marihuana es legal, mientras se espera lo que se determine en el referendo del 3 de noviembre.

En cuatro entidades de Estados Unidos se celebran referendos para ver si se legaliza o no el consumo de mariguana, todo esto es el mismo día en el que los ciudadanos deciden varios puestos populares, entre ellos, el presidencia, en el que compiten tanto el actual mandatario, Donald Trump, o Joe Biden.

Los votantes de Nueva Jersey, Arizona, Dakota del Sur y Montana se someterán bajo consultas populares el 3 de noviembre entorno al uso de la cannabis en esos estados. Pero al mismo tiempo, los resultados en cuanto a la presidencia y a las cámaras del Congreso determinarán si la marihuana se hace legal a nivel federal.

Actualmente la mayoría de los estadounidenses viven en zonas donde la mariguana es legal de una forma u otra. En tanto, en Alaska, California, Oregon, Washington, Nevada, Colorado, Michigan, Illinois, Massachusetts, Maine y Vermont ya la han legalizado totalmente para adultos. También es legal Washington, D.C.

En Mississippi, un estado conservador, los habitantes decidirán sobre si permitir la marihuana para fines médicos, algo que ya está permitido en 33 estados.

Nick Kovacevich, CEO de KushCo Holdings, que suministra productos y equipos para el consumo de la mariguana, calificó los referéndums como “monumentales” en la historia de la legalización.

Te puede Interesar
Congreso de los EEUU aprueba legalizar cultivo de cáñamo a gran escala con apoyo transversal

Considera que en particular Nueva Jersey, en el noreste de Estados Unidos, una región de alta densidad demográfica, será clave ya que zonas cercanas como Nueva York y Pensilvania podrían seguir el ejemplo.

“Lo que podría ocurrir es un efecto dominó que abra la tendencia en la parte de mayor densidad demográfica de Estados Unidos a excepción de la costa oeste”, expresó Kovacevich.

El hecho de que se esté realizando este referéndum podría atraer a votantes a las urnas que podrían influir en otras elecciones, como la reñida contienda por un escaño senatorial por Arizona.

En Colorado, un partidario de la legalización podría perder su escaño. Se trata del senador republicano Cory Gardner, quien está en aprietos en un estado con fuerte tendencia demócrata y donde muchos empresarios del sector ya no creen que él puede defender sus intereses en Washington.

A pesar del aumento de las legalizaciones y de la actitud tolerante bajo la presidencia de Donald Trump, el Senado bajo dominio republicano se ha negado a aprobar toda reforma en cuanto a la marihuana, con lo cual la droga sigue siendo ilegal a nivel federal, como si fuera heroína o LSD.

Ello ha desalentado a los bancos de hacer negocios con empresas vinculadas a la marihuana que además fueron excluidas del paquete de asistencia económica por el coronavirus.

Te puede Interesar
El Gran Negocio de la marihuana legal en EEUU

Fuente