Buenas:

Les hablo desde Argentina y ya se lo del tema de los tricomas, su maduración y demás. Es mas, tengo la lupa para ver los tricomas bien nítidos en las flores. Tengo algunas avanzadas y otras no tanto pero porque empezaron mucho más tarde , lo que quiero saber cuando corto las niñas para que sea un efecto bien de risa y pasarla lo mejor posible y que no me de sueño o cansancio excesivo. Esa es la duda principal que tengo!! No se si cortar cuando el tricoma este ámbar o ¿cuando? No entiendo bien como cambian los efectos dependiendo de cuando la corte, y quería saber si es verdad que antes de cortar es mejor dejarlas unos tres días en oscuridad total y bien secas de tierra así la resina de las flores se duplican mucho más !! ¿Esto es verdad? ¿Lo hago o mejor no ?? Gracias y mucho humus !!!


Muy Buenas:

Lo cierto es que uno de los últimos quebraderos de cabeza para los cannabicultores principiantes es el momento óptimo para cortar las plantas. Una vez que se pasa del nivel de basarse en el porcentaje de maduración de los pistilos, mucha gente se pasa horas observando con lupa los tricomas (glándulas que contienen la resina) intentando discernir si la mayoría de ellos han adquirido la tonalidad y coloración correcta.

Si bien podemos encontrar algo de ayuda en revistas y manuales de cultivo, y sobre todo a través de internet. En general se suelen describir unas normas “básicas”, mediante las cuales podemos asegurar de alguna manera una cosecha correcta y se basan como ya decíamos en la coloración o tonalidad, primero de los pistilos (pelillos blancos de la flor hembra) al ir madurando, y después de los tricomas que van pasando por distintos estados, del transparente al ámbar opaco.

Al cabo de unos cuantos cultivos acabamos dejando de usar estos sistemas, ya que la experiencia es la que realmente nos acaba dictando el momento óptimo de la cosecha. La cuestión de la maduración de los pistilos no es muy válida, debido a que en muchas variedades, sobre todo sativas dominantes, se producen refloraciones continuadas, esto es, mientras los pistilos “visibles” se ponen marrones o rojizos y caen, otros van naciendo en el interior del cogollo, con lo que nunca sabremos de forma fehaciente el estado real, ya que los nuevos cálices producen nuevos tricomas que aparecerán transparentes mientras cerca hay otros opacos o ámbar. Este último color es poco usual en interior.

Puedes intentar localizar y marcar dos o tres zonas en cada planta y observarlas cada día. Estas zonas pueden ser: cogollos principales, zona media y baja. Así podrás apreciar una evolución más clara y localizada.

La cuestión de la variación del efecto es a causa de la transformación de los cannabinoides dentro del tricoma. Cuando éste se acaba de formar, la proporción de THCVA y otros precursores del THC con respecto a los de CBD es más alta, y con el paso del tiempo estos cannabinoides se van transformando dependiendo del entorno y el quimiotipo de la variedad.

Es por ello por lo que podemos alterar ligeramente el tipo de efecto dependiendo de cuando cosechemos, pero una planta con quimiotipo índico siempre tenderá a ser relajante, aunque la cosechemos temprano. También tras la cosecha, con el secado y el curado, se altera la proporción entre cannabinoides.

Por último, el tema de los tres días en oscuridad, lamentamos decirte que es uno de los muchos mitos alrededor de la marihuana y su cosecha. En cualquier caso, piensa que en tres días poco o nada pueden cambiar unas estructuras químicas complejas como son los cannabinoides, y el posible incremento en la producción de tricomas es realmente pequeño comparado con el total y los que se producen si esos tres últimos días se sigue con el fotoperiodo normal. Si es cierto que el estrés hídrico aumenta la producción y calidad de cannabinoides, pero lo suyo sería comenzar a aplicarlo 15 ó 20 días antes de la cosecha.

En cualquier caso puedes probar lo de la oscuridad sin problema, siempre que mantengas la temperatura y la humedad dentro de los valores adecuados.

Saludos pues.