Pregunta: mi nombre es Alberto y soy un cultivador novato. Este año es el primero que me animo a sembrar mis propias matas.

Acá ahora estamos en pleno verano, mediada ya la estación y con las plantitas empezando a cogollar. Estoy empleando para el cultivo un compost casero hecho a base de tierra completa para jardín con perlita, un poco humus de lombriz, estiércol y algo de graba de río siguiendo una receta que encontré en unos foros de internet. Respecto a los abonos tan solo he podido adquirir un bote de fertilizante mineral NPK 13-14 en un centro de suministros agrarios de cara a usarlo ahora durante la floración.

Mis preguntas son varias, en primer lugar las semillas que cultivo no sé de qué variedad son, parecen plantas más sativas que indicas por el tipo de hoja y el tamaño que han alcanzado, ¿Cuándo sabré si son hembras o machos? He visto alguna foto y creo que sabría distinguirlas, pero a mis plantas aun no se las ve nada (ni bolas ni pelos); en segundo lugar, ¿Cuándo debo dejar de abonar las plantas? He leído la etiqueta del producto pero no explica nada de eso; y por último, ¿cómo sabré cuando cortar y recoger la cosecha? Pueden darme algún consejo para saber más o menos cuando debo cosechar. Les estoy muy agradecido por la ayuda y la información, ya les pasare alguna foto para que puedan ver las plantas y los cogollos, si es que al final salen. Deséenme suerte. Saludos. Alberto (Entre Ríos, Argentina)

Respuesta:
Hola compañero, saludos para ti también. Bueno a las fechas que andamos ya no creo que tus plantas tarden mucho tiempo de definirse y mostrar su sexo. En cualquier caso, si quieres acelerar un poco el proceso y quitarte los machos cuanto antes de encima lo mejor es que cortes algunos esquejes de tus plantas y los dejes entre 24h y 48h a oscuras para que te muestren claramente las preflores masculinas o femeninas. No es necesario que llegues a enraizar los esquejes, cortas unas cuantas ramitas bajas, las etiquetas y las pones en una pequeña jarrita o en un bote con agua y les cortas un poco las hojas. Las preflores son pequeñas flores que salen entre los nudos de las ramas a la altura de las espítulas (pelitos verdes, no confundir con los pistilos, de color blanco) que determinan el sexo de una planta. Las preflores femeninas están compuestas por un cáliz y dos estigmas (o lo que la gente llama coloquialmente pelillos blancos) en forma de “v”. Las preflores masculinas tienen forma de balón o pelotita y suelen desarrollarse más rápidamente que las femeninas.

Una vez hallas identificado y sexado tus plantas podrás comenzar a aplicar el abono mineral NPK 13-14 que compraste en la tienda de suministros agrónomos. Antes de usarlo lee atentamente la etiqueta y asegúrate de emplear siempre algo menos de la dosis recomendada, y realizar lixiviados periódicos del suelo para evitar problemas de excesos y acumulaciones tóxicas por el uso continuado del producto. Para poder responder a tu pregunta sobre cuándo dejar de usar el fertilizante, debemos primero saber cuando llegara la cosecha, aunque sólo sea una aproximación. Esto lo podemos calcular sumando a la fecha en la que comiencen a florecer tus plantas entre 80 y 90 días, que el periodo de floración normal para una sativa. Calcula que aproximadamente usarás el fertilizante entre sesenta y setenta días (algo más de dos meses, como mínimo una vez por semana, consulta etiqueta del fabricante para saber la periodicidad del abonado), y que al menos dos semanas antes de cortar debes de dejar de aplicarlo para que se elimine por completo y no queden residuos fumables en la planta.

Por último, si deseas conocer cuando llegara el momento de la cosechar debemos, al igual que antes, saber cuando comenzaron a florecer tus plantas. Una vez comienzan la floración sólo hay que sumar a dicha fecha entre 80 y 90 días de media para calcular por encima la semana o semanas de cosecha. A medida que los meses pasen y se aproxime el momento podremos emplear métodos más precisos como la observación por lupa de los tricomas. Esta técnica es muy sencilla y tan sólo requiere de unos minutos al día durante las últimas semanas para saber a ciencia cierta el mejor momento para cosechar nuestras plantas. Los tricomas son las glándulas de resina que producen las plantas de marihuana, esas gotitas que envuelven el cogollo como azúcar glasé, y que son las encargadas de producir los más de 70 principios activos del cannabis, los cannabinoides, como el THC, el CBD o el CBN. Responsables a su vez de los conocidos efectos psicoáctivos de la marihuana.

Cuando estas glándulas de resina muestran un color claro, casi cristalino, nos indican que contienen mucho más THC psicoactivo y euforizante. Pero a medida que la planta madura y el tricoma se degrada y se oxida va adquiriendo un color más anaranjado y sus efectos se vuelven más narcóticos y sedantes (aun conserva gran parte de su psicoactividad). Este, creo yo, es el mejor momento para cosechar los cogollos. Así se aprecia la hierba con todos sus efectos, sabores y aromas. Cuando las plantas están muy maduras sus tricomas adquieren un tono más oscuro, ámbar, que nos indica que la hierba será menos psicoactiva, sus efectos serán principalmente narcóticos y sedantes. Recuerda que la maduración no tiene lugar a la vez en todos los cogollos, y que puedes cosechar distintas partes de la planta en función de momento en que se encuentren.