El acusado, además, deberá abonar una multa de 15.400 euros

El Juzgado de lo Penal de Soria ha condenado a un año de prisión y al pago de 15.400 euros al acusado M.V.E. como autor de un delito contra la salud pública. Un acuerdo entre las partes permitió reducir la petición inicial de cárcel de la Fiscalía, que reclamaba dos años de internamiento y multa de 30.000 euros.

El acusado tenía sembradas en el patio interior de su vivienda, situada en una localidad del Campo de Gómara, 27 plantas de cannabis sativa, de 1,75 metros de altura y un peso total de 45 kilos. De ellas se obtendrían 3,150 kilos una vez secas y separadas las partes utilizables, con una riqueza del 1,73% de THC. Dicha sustancia habría alcanzado en el mercado ilícito un precio de 15.475 euros, según el informe efectuado por la Guardia Civil.

El acusado disponía de una habitación provista de luz artificial y ventilación, «todo ello dispuesto para la transmisión a terceros», según defendía la Fiscalía en sus calificaciones previas al juicio, que finalmente no llegó a celebrarse.    

Fuente