Según la marca de comestibles, el producto promete evitar las conversaciones familiares incómodas para poder disfrutar la festividad.

La salsa de una sola porción utiliza ingredientes tradicionales como caldo de pavo, sal, cebolla, ajo y THC.

Kiva anunció que su salsa fue hecha con tecnología de punta “que evita el viaje normalmente largo de los comestibles a través del hígado, en lugar de absorberlo en los tejidos blandos y el estómago”.

La empresa explicó que estrenaron el producto debido a que es una de las fechas con más riesgo para que los miembros de la familia, con opiniones opuestas, se reúnan alrededor de un pavo asado para expresar quejas, por lo que con esta salsa podrían disfrutar de “una mesa repleta de comida, fútbol y tiempo familiar de calidad”.

Debido a la polémica, la compañía tuvo que añadir una nota el editor en la que se aclara que en “realidad no sugerimos que dosifique a su familia con THC en la mesa de Acción de Gracias”.

Fuente