Inicio Noticias ¿Cómo liar el porro perfecto?

¿Cómo liar el porro perfecto?

83
0

Fumarse un porro es una de las maneras más comunes de consumir marihuana y, aunque no es la única, son muchos los que apuestan por este método. Existen incontables formas de hacerlo, pero lo hagas como lo hagas, tienes que asegurarte de que al inhalar, tu porro se consume de forma suave y uniforme. Si eres de los que cada vez que intenta liarse uno, parece que estás en un taller de papiroflexia, en este post te explicamos, paso a paso, cómo liar el porro perfecto. ¡Toma nota!

¿Qué necesito para liar un porro de marihuana?

En este sencillo tutorial de 7 pasos te enseñamos cómo liar un cigarro de marihuana de forma sencilla y con un buen resultado, un método fácil que funciona hasta con los más principiantes. Lo primero que tienes que hacer, es reunir los materiales:

  • Cannabis: si estás comenzando a fumar marihuana te recomendamos variedades ricas en CBD como por ejemplo Purple Orange CBD, ya que su efecto es más moderado.
  • Papel de liar
  • Filtro o cartón para hacer el filtro
  • Grinder

Paso 1: trocea el cannabis con el grinder

Asegúrate de que el cogollo está bien seco, pues así será mucho más fácil trocearlo. Mételo en el grinder y hazlo girar, este simple detalle evitará que tus dedos queden pegajosos, algo que agradecerás a la hora de liar el porro.

 

Paso 2: haz el filtro

Puedes hacerlo con cualquier tipo de cartón finito, como por ejemplo recortando un trozo de cualquier paquete de tabaco o de una tarjeta de visita. Pero si realmente quieres hacerlo bien, te recomendamos usar los cartoncillos que se venden (y que muchas veces regalan al comprar el papel de liar), pensados expresamente para tal efecto. Simplemente enrolla el filtro.

 

Paso 3: coloca la marihuana sobre el papel

Coloca el filtro en un extremo del papel y distribuye la cantidad de marihuana que desees consumir (normalmente medio gramo), sobre el mismo. Hazlo de manera uniforme intentando que el cannabis se reparta equitativamente a lo largo del papel. Existen muchos tipos de papel, que varían tanto en su tamaño como en el material del que están hechos, a medida que vayas probando terminarás encontrando el que más te gusta. El pegamento del papel debe estar siempre mirando hacia adentro, es decir, por la cara por donde has colocado la marihuana.

 

Paso 4: dale forma

Coje el papel con la punta de los dedos y comienza a enrollar el cannabis y a darle forma. Hacia arriba y hacia abajo, manteniendo los dedos cerca del filtro, hazlo sin prisa y sin nervios, recuerda que nadie nace enseñado. Puede que las primeras veces te sientas un poco torpe, pero con un poco práctica lo acabarás consiguiendo. Si te pone tenso que otros te vean hacerlo, las primeras veces puedes ensayar en privado para quitarte esa presión.

 

Paso 5: enróllalo

Pinza el papel con el dedo pulgar por la parte del filtro, lo más importante es que este extremo quede bien sujeto para que el filtro no se salga después. Una vez tengas esta “pinza” hecha, sigue enrollando y sellando el resto del porro e intenta que quede lo más uniforme posible, no lo prenses demasiado para que el aire pueda circular, pero procura que quede consistente. No te preocupes, el equilibrio perfecto también llegará a fuerza de practicar. Tanto al darle forma como al enrollarlo, puede que quieras mantener una ligera inclinación hacia el extremo donde está situado el filtro para evitar que la marihuana se caiga por el lado abierto.

 

 

Paso 6: pégalo

Lame el extremo con pegamento del papel y sella tu porro. Moja el papel de forma moderada, se trata de humedecer el pegamento, no de aplicarle un litro de saliva.

 

Paso 7: prénsalo

Utilizando un objeto puntiagudo y fino, prensa el porro por el extremo que aún queda abierto, recuerda que no debes apretarlo demasiado.

 

Fuente Dinafem.org