Hola desde el Sur de Francia:

Mi duda es la siguiente: tras asistir a numerosas copas y eventos de marihuana, me he dado cuenta de que solo se valoran 2 ó 3 factores, como la potencia, textura y aroma:

¿Existe alguna categorización más profunda, como en el vino?

Gracias.

El objeto de la expresión en la cata es la descripción de estas sensaciones, tanto primarias como secundarias, al margen de la valoración que podamos dar a cada una de ellas de forma independiente, es decir, aparte de valorar el sabor en una escala numérica, debemos hacer que mediante el lenguaje escrito se pueda interpretar aquello que sentimos de la forma más inequívoca posible, sin entrar en lirismos o expresiones pseudos poéticas que no hacen otra cosa que subjetivizar el sentido de lo escrito. Por lo tanto, debemos tecnificar el lenguaje utilizado, unificando criterios en los casos en los que un significante pueda tener más de un significado.

En base a todo lo anterior, vamos a describir algunos términos relacionados con cada una de las fases de la cata y sus sensaciones correspondientes a modo de pequeño glosario o diccionario técnico para la cata de cannabis narcótico:

Vista:

Color: Cada una de las siete radiaciones en que se descompone la luz blanca del Sol al atravesar un prisma óptico, es decir, rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta.

Tono: Grado de coloración dentro de un color determinado, por ejemplo, verde claro o añil intenso. No pueden expresarse tonos de un color para otro, por ejemplo, sería incorrecto definir “amarillo anaranjado” o “rojo amarillento”.

Matiz: Unión de diversos colores mezclados con proporción. Este es el término a utilizar para expresar un color secundario o no dominante presente en la muestra, por ejemplo, “violeta claro con matiz naranja”.

Brillo: Luz que reflejan los tricomas o glándulas con resina. Existen distintos tipos de brillo, pero atendiendo al índice de refracción, se pueden tipificar como metálico, submetálico, vítreo y diamantino También podemos asociar otras sensaciones a la definición a partir de la analogía con alguna otra sustancia perfectamente conocida, como por ejemplo, brillo “céreo”, “craso”, “sedoso” o “resinoso”.

Aspecto: Apariencia de las personas y los objetos a la vista. Siempre va acompañado de un adjetivo que lo define, como por ejemplo, “limpio” o “viejo”, evitando los calificativos generalistas, como “bueno” o “malo”.

Forma: Configuración externa de algo. Debemos huir de la figura interna que puede captar la mente interpretando la imagen que se está observando y que no se identifica con la forma exterior de la muestra Según Aristóteles, “toda entidad se compone de materia y forma; la forma es aquello que determina y precisa la materia de la que está formada un objeto determinado, y siempre debe entenderse en relación con la materia”. De esta manera, al producirse un cambio, es posible que éste afecte a la materia (cambio material) o sólo a la forma (cambio formal), que es menos radical, por lo tanto, deberemos definir la forma de la muestra de forma independiente a la materia que la conforma. Por ejemplo, la muestra tendrá “forma esférica” independientemente de si está bien curada o se presenta recién cortada.

 

Tacto:

Textura: Percepción de formas mediante el tacto. Podemos utilizar términos directos como “textura rugosa y pegajosa” o “textura seca y quebradiza”. También podemos, como en la definición del brillo, utilizar símiles con otras sustancias, siempre que estas sean identificables por la mayoría, como “textura rocosa” o “textura carnosa”.

Densidad: De denso; compacto, apretado, espeso o que contiene mucha masa con respecto a su volumen. Utilizaremos el término en el aspecto cuantitativo para expresar la impresión que nos proporcione la muestra a lo largo de la cata

Adherencia: De adherir; Pegar algo a otra cosa. Facilidad que tiene la muestra para quedarse pegada a nuestros dedos tras una ligera presión, indicador de la cantidad de glándulas de resina presentes en ella, y que al romperse la liberan volviéndola pegajosa.

Peso: Fuerza con que la Tierra atrae a un cuerpo. En íntima relación con la densidad, servirá para expresar la sensación de pesadez o ligereza que nos proporciona la muestra al sostenerla sobre la palma abierta de la mano, también de manera cuantitativa.