La Fiscalía pide penas que suman 22 años de cárcel para cinco personas, entre ellas el presidente de la asociación, Martín Barriuso.

Este martes comenzará en la Audiencia de Bizkaia el juicio contra cinco miembros de la asociación de personas usuarias de cannabis Pannagh, para los que la Fiscalía anti-droga ha solicitado penas de prisión que suman 22 años de cárcel y multas por valor de casi dos millones y medio de euros.

El juicio, que comenzará a las 10:00 y en principio durará dos días, según ha anunciado esta asociación, llega tres años después de que la Policía Municipal de Bilbao, por orden judicial, clausurara esta asociación.

La Fiscalía acusa a Martín Barriuso, presidente, a Igor Gaminde, tesorero, y a la secretaria de la asociación, de un “delito de tráfico de drogas con cantidad de notoria importancia”, para el que pide penas de 4 años y medio de prisión, y otro de “integración en grupo criminal”, al que correspondería otro año y medio de condena.

A los otros dos acusados, dos socios que trabajaban en la cosecha con contrato laboral, se le acusa de tráfico de drogas y se solicita una pena de dos años y multa de 1.000 euros para cada uno.

Pannagh se constituyó oficialmente como asociación sin ánimo de lucro en el año 2003. Según explica, está formada por personas usuarias de cannabis mayores de edad, y sus actividades están encaminadas a evitar a sus miembros los riesgos del mercado negro y prevenir los daños asociados al uso de la planta.

Según la asociación, 39 de las 70 personas que la conformaban antes de su cierre utilizaban el cannabis de forma terapéutica, fundamentalmente para paliar los efectos adversos de la quimioterapia que se usa para combatir el cáncer. De hecho, Pannagh mantenía un acuerdo con la asociación de cáncer de mama.

Para garantizar su suministro llevaba a cabo desde hace años cultivos de cannabis en circuito cerrado, que en varias ocasiones han sido declarados legales por distintos tribunales.

Todas las causas anteriores contra ellos han sido sobreseídas y archivadas en resoluciones judiciales firmes, incluyendo sendos autos de las Audiencias Provinciales de Bizkaia y Araba, habiendo incluso llegado a serle devuelta en dos ocasiones la marihuana incautada.

La Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC) respaldará a los acusados en la vista oral.

Fuente