Según dos revisiones de investigaciones realizadas publicadas en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA) hay moderada o alta evidencia de calidad compatible con el uso de cannabis para algunas enfermedades, pero no para otras. Tras revisar 80 ensayos aleatorios que incluyeron cerca de 6.500 personas, los autores encontraron apoyo moderado para el uso del cannabis para tratar el dolor y los espasmos musculares crónicos, y los movimientos involuntarios.

La evidencia no era tan fuerte como para apoyar el consumo de cannabis para las náuseas y vómitos por quimioterapia, los trastornos del sueño, la pérdida de peso relacionada con el VIH y el síndrome de Tourette, concluyó Penny Whiting de la Universidad de Hospitales Bristol NHS Foundation Trust del Reino Unido. Esta revisión fue encargada por la Oficina Federal Suiza de Salud Pública. Un segundo estudio publicado en la misma revista por el Dr. Kevin Hill del Hospital McLean en Belmont (EE.UU.) encontró resultados similares. En esa revisión, Hill hayó evidencia de alta calidad para apoyar el uso del cannabis en personas con dolor crónico o neuropático y problemas musculares relacionados con la esclerosis múltiple.

Hill KP. Medical Marijuana for Treatment of Chronic Pain and Other Medical and Psychiatric Problems: A Clinical Review. JAMA 2015;313(24):2474-83.

Whiting PF, Wolff RF, Deshpande S, Di Nisio M, Duffy S, Hernandez AV, Keurentjes JC, Lang S, Misso K, Ryder S, Schmidlkofer S, Westwood M, Kleijnen J. Cannabinoids for Medical Use: A Systematic Review and Meta-analysis. JAMA 2015;313(24):2456-73.

Reuters del 23 de junio de 2015