La Federación de Cannabicultores del Uruguay (Fenac-Uruguay) hizo pública su preocupación por alguno incidente y problemas de seguridad que están sufriendo ante robos y rapiñas para quedarse con las plantas de marihuana. “Hablamos concretamente de la ola de inseguridad de la que venimos siendo blanco dada la proximidad de nuestras cosechas, y el consecuente incremento del fenómeno denominado ‘cogollleros’,”, dice un comunicado de la Federación.

En España nos pasa desde que el número de "cachos de carne con ojos" se ha incrementado sin motivo aparente.

Para Rey, el anuncio de Tabaré Vázquez que dijo que no había apuro para la venta de cannabis en las farmacias, tiene directa incidencia con los problemas de inseguridad que sufren los cultivadores.

“Si roban las flores y las plantas es porque hay quien las compra. Lo primero que hay que hacer es dejar de comprar plantas irregularmente. La demora de las ventas en las farmacias es fundamental.

Hoy el valor de la flor en el mercado es de $2.500 los 25 gramos. En la medida que haya disponibilidad en las farmacias a un precio barato, realmente se va a competir contra los narcos y contra quienes roban plantas. Tiene que haber cannabis en las farmacias a un precio accesible y de forma masiva”, subrayó Rey a Montevideo Portal.

“En realidad si la intención de Tabaré fuera frenar la ley pondría al Estado uruguayo en una situación muy frágil, ya que el no cumplimiento de la ley en plazo y forma debida lo haría susceptible de demandas por parte de la ciudadanía (como ya lo dijera una ONG Pro-regulación), además de exponer al país a la crítica internacional”, indica el comunicado de la Federación.

Fuente