por CBD-rich.org

Éste no es el típico Top 5 de las mejores variedades ricas en CBD puesto que, después de tres años trabajando con genéticas CBD-rich, resultaría imposible destacar sólo cinco y decir que son las mejores. En cualquier caso, destacaremos las cinco variedades que más nos han gustado y con las que más hemos trabajado, demostrando su estabilidad a través de cultivos en diferentes situaciones y análisis realizados por Energy Control.

Si queréis leer el artículo completo, con más datos, fotos y detalles de cada genética, podéis hacerlo en el número 21 de El Cultivador.

Dieseltonic (foto de Resin Seeds)

5. Dieseltonic de Resin Seeds (diferentes ratios de THC:CBD con predominancia de 1:1)

El genotipo que hemos seleccionado, después de ver cómo reacciona en diferentes entornos de cultivo (microcultivo y macrocultivo indoor, exterior, terraza…) y valorar los diferentes fenotipos, tiene un 8% de THC y un 9% de CBD y un fondo amargo, picante y cítrico inconfundible. Nuestra Dieseltonic no tiene el típico olor a Diesel y el toque cítrico mencionado se entremezcla con matices terrosos propios de las Kush. No es muy olorosa, ni mientras florece ni una vez seca, pero la cosa cambia cuando se desmenuza y se fuma o vaporiza.

Cuando la consumimos hace honor a su pseudónimo, Pikantona, y un picante característico se mezcla con los cítricos para dar lugar a un cannabis exquisito (ésta es una palabra que leeréis varias veces en este artículo). Tiene un sabor denso y prolongado que permanece durante minutos en la boca. El efecto es liviano y muchos usuarios medicinales afirman que ayuda con dolores neurálgicos y de cabeza.

 

Medi Haze CBD (foto de CBD-crew)4. Medi Haze CBD de CBD-crew (ratios 1:1, 1:2 y 1:3)

Medi Haze CBD es uno de nuestros más recientes descubrimientos. Hemos cultivado varias semillas y muchos de nuestros colaboradores nos han informado de cierta variabilidad, especialmente en el contenido de cannabinoides. Aquí es precisamente donde destaca Medi Haze CBD, pues es de las pocas genéticas del mercado que siempre nos ofrece ejemplares CBD-rich y en algunos casos los niveles de CBD duplican o triplican al THC.

Concretamente el genotipo que hemos seleccionado bajo el pseudónimo #R es especialmente curioso, pues posee un fondo dulce arropado por un cuerpo especiado y denso. Tiene ese toque característico de las variedades ricas en CBD, que hemos ido identificando a lo largo de los años, pero sus raíces sativas la convierten en un ejemplar único. Un sabor agradable incluso sin curarse, que en ocasiones recuerda al pino, y un efecto liviano y relajante terminan de hacerla imprescindible.

Pese a que otros ejemplares de Medi Haze CBD nos han producido un efecto más bien activo, este es especialmente adecuado para tomarse un respiro sin perder cierta actividad cerebral.

  

Critical Mass CBD (foto de CBD-rich.org)3. Critical Mass CBD de CBD-crew (ratios 1:1, cercanos al 5% de THC y 6% de CBD en muchos casos)

Aunque se distancia considerablemente de su antepasado Critical, Critcal Mass CBD crece más como sativa y produce más como índica, al igual que su parental. Hojas de porte medio, una distancia internodal en absoluto excesiva y una producción abundante la hacen una planta perfecta para novatos.

Todos los ejemplares que hemos analizado rondan la ratio 1:1, con más CBD que THC, y los porcentajes son relativamente bajos, sobre el 6%. De nuevo están presentes los cítricos y el característico olor a CBD-rich, pero un toque dulzón, que recuerda a la miel y la fruta madura, evoca antiguos fenotipos de grandes genéticas como las Bud y las Skunk.

Una inmejorable elección si es tu primer contacto con las CBD-rich y una apuesta segura en cuanto a facilidad de cultivo y producción, aunque no sea la más exquisita del mercado.

 

 

Juanita la Lagrimosa (foto de CBD-rich.org)2. Juanita la Lagrimosa de Reggae Seeds (diferentes ratios de THC:CBD con predominancia de 1:1)

Cuando nosotros cultivamos por primera vez Juanita ya habíamos probado muchas de las variedades del mercado con altos contenidos en CBD y, aun así, nos volvió locos. Es una planta magnífica, que crece con tendencia sativa y puede alcanzar grandes proporciones. Al final de la floración, algunos ejemplares adquieren tonos exóticos, que nos recordarán a los mejores especímenes de NYC Diesel de hace una década y todos ellos gozarán de una abundante producción y una distancia internodal aceptable. Pese a todo esto, es una planta relativamente temprana, estando lista en muchos casos a los 65 días.

Predominan los toques Haze y hash, que en algunos casos vuelven a ser arropados por cítricos, y el efecto es indiscutiblemente activo pero sin excesos. En resumidas cuentas, una auténtica joya, aunque, eso sí, es exigente y no apta para cualquier cultivador.

 

 

1. Cannatonic de Resin Seeds (diferentes ratios de THC:CBD con predominancia de 1:1)

Cannatonic (foto de Resin Seeds)

En la actualidad conservamos dos genotipos, uno de ellos con un alto contenido de CBD y muy bajo contenido de THC y otro que ronda el 1:1, de nuevo con más CBD que THC.

En cuanto a su sabor/olor, todas las Cannatonic que hemos cultivado, regulares o feminizadas, suelen tener un toque especiado y terroso, que en ocasiones recuerda a la madera. Como habéis podido comprobar, es muy cierto que los matices cítricos están presentes en muchas de las variedades CBD-rich y ésta no es una excepción.

Como pasa casi siempre con las plantas más exquisitas, no es una planta sencilla de cultivar aunque en absoluto es compleja. Según su creador, debemos partir de agua blanda u osmotizada (0,0) y mezclarla con agua del grifo hasta alcanzar una EC de entre 0,3 y 0,4. Posteriormente debemos subir la EC aproximadamente 0,1 usando magnesio, hasta llegar a 0,4 o 0,5. Posteriormente añadimos nutrientes y ajustamos a la EC deseada. Esto nos ayudará a cubrir ciertas necesidades específicas.

Esperamos que os haya gustado este atípico Top 5 de variedades CBD-rich y que os entren ganas de autocultivar alguna de estas maravillosas genéticas. Si queréis ampliar información podéis leer el artículo completo en el número 21 de El Cultivador.