Funcionarios en Los Ángeles cerraron cientos de dispensarios que vendían marihuana ilegalmente después de que la comunidad local votó para que se limitaran la cantidad de tiendas de marihuana en la ciudad.

El abogado de la ciudad Mike Feuer anunció el jueves que 503 tiendas ilegales habían sido cerradas desde 2013, cuando los votantes locales decidieron limitar a 135 el número de dispensarios de marihuana médica. En los últimos dos años, Feuer también identificó otras vías usadas para la distribución médica de marihuana, que incluye aplicaciones en los teléfonos inteligentes usadas para disponer entregas y para identificar spots donde se distribuyeran.

“Algunas estaban cercanas a escuelas, centro de cuidado de niños y otros lugares delicados. Otros estaban corrompiendo la calidad de vida en nuestros vecindarios”, dijo Feuer en un comunicado escrito.

Llegó un momento en que la cantidad de dispensarios de marihuana llegaba cerca de los 700 en los límites de la ciudad, pero hoy en día el número está cerca de 120.

Fuente