Durante el verano Fundación Daya Aysén gestionó tres box de atención en el Consultorio Alejandro Gutiérrez de Coyhaique para dar paso a la primera clínica cannábica en la región, gracias al apoyo de la Seremi local. Debido al éxito de la instancia y frente a la realidad geográfica de la zona y sus difíciles condiciones de atención de salud, los voluntarios decidieron crear una atención clínica móvil que cada viernes visitará distintas localidades de la región.

La primera parada de esta clínica móvil fue en Puerto Aysén donde, en alianza con los pescadores artesanales de la zona, la organización logró generar un espacio en la sede de la asociación, efectuando un taller de extracciones con personas que ya tenían su cosecha lista.

El médico Rodrigo Araya Morales es uno de los profesionales que atiende voluntariamente en la clínica cannábica. Conoció a Fundación Daya en septiembre de 2016 y tras asistir al II Seminario de Cannabis Medicinal en Santiago se convenció de la evidencia científica sobre las propiedades de la planta.

“En Coyhaique recibimos personas de La Junta, Lago Verde o Río Ibáñez. Frente a este panorama había que trasladar las atenciones y tenemos toda la disposición de hacerlo”, comentó el médico.

Cuando comenzó su trabajo en la organización, Rodrigo se sorprendió al ver el efecto que produce el cannabis medicinal  en las personas. “Es casi inmediato. Los pacientes ven cambios a las horas o al día siguiente. Antes pensaba que eran casos aislados, pero la evidencia no para de asombrarme”, explicó el doctor, quien ejemplifica un caso de Puerto Aysén: “Llegó una niña con psoriasis a la consulta, quien reaccionó muy mal a los corticoides, pero con la cannabis a las dos semanas ya estaba impecable y con ánimo”.

Te puede Interesar
Cómo funcionan los clubes de cannabis medicinal en Chile

Con 24 años trabajando en el servicio público y como médico familiar, el doctor ha visto cómo las personas a las que la medicina tradicional no ha logrado aliviar, encuentran una gran alternativa en el uso medicinal del cannabis. “Tenemos un montón de pacientes con diferentes patologías que utilizan diversos fármacos que no les alivian el dolor ni los problemas. El cannabis medicinal viene a resolver los problemas de muchas personas y a bajo costo” señala Rodrigo Araya.

El profesional considera que los resultados del primer estudio clínico con cannabis medicinal que Fundación Daya se encuentra realizando en cooperación con la Municipalidad de La Florida y Knop Laboratorios, para probar la eficacia del cannabis medicinal en pacientes con cáncer de mama y pulmón, van a ser contundentes y categóricos.

“Espero que la sociedad científica se motive a trabajar en serio con la planta de cannabis y no desde el plano valórico, pues es un beneficio para toda la sociedad”, indicó.

Un panorama ideal para Rodrigo Araya sería tener a disposición fitofármacos en base a cannabis en los distintos consultorios de Chile, debido a los grandes beneficios que conlleva su uso. Además, hace un llamado a los profesionales de la salud para que dejen de esperar la aprobación de las sociedades científicas para trabajar con el cannabis medicinal, ante la enorme evidencia clínica que respalda su eficiencia y seguridad.

Te puede Interesar
Chile: organizan marcha en apoyo a uso terapéutico del cannabis

“Si los médicos se desprenden del concepto valórico y logran analizar el caso de un paciente con cannabis viendo su mejoría clínica, no debería existir problemas en su administración”, concluyó.

Este viernes 19 de mayo la clínica cannábica móvil volverá a Puerto Aysén para realizar en esa localidad diversas consultas terapéuticas y médicas de 18 a 21 horas. En ese mismo horario los miércoles y jueves los profesionales atienden en el Consultorio Alejandro Gutiérrez de Coyhaique. Para conocer las localidades que visitarán en las próximas semanas y obtener más información deben escribir un correo a aysen@fundaciondaya.org.

Fuente