El uso del CBD como tratamiento medicinal complementario y alternativo ha levantado una nueva discusión en la opinión pública. Algunos se preguntan si realmente es efectivo o si se trata de una moda “progre”.

Evidencia científica a favor del CBD

Recientemente se comprobó que el aceite de CBD es eficaz para minimizar e incluso eliminar episodios convulsivos de personas que sufren síndrome de Dravet y síndrome de Lennox-Gastaut, así como tipos de epilepsia menos severas.

Un compilado de más de 30 estudios publicados en el Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry arrojaron que el suministro de dosis diarias de CBD puede disminuir las convulsiones en más del 50%.

Estos estudios también demostraron que para obtener los resultados deseados la calidad del CBD es importante, así  como otro factor relevante es un bajo nivel de THC en el aceite, jarabe, extracto o sea cual sea la presentación; tan bajo como menos de 0,03%. Solo de esta manera evita el riesgo de adicción y se descartan efectos psicoactivos.

Debido a esto, países como Austria, Finlandia, Francia, Alemania, Reino Unido, Uruguay, Nueva Zelanda, España y otros países se aprobó el uso de cannabis con fines medicinales, en algunos casos con prescripción y en otros sin ella.

En los Estados Unidos está permitido en algunos estados, mientras que en otros sigue siendo ilegal su uso dada que la posesión de cannabis es ilegal con cualquier fin.

Además. En las universidades Johns Hopkins y San Diego se realizan más estudios para completar hallazgos iniciales que sugieren que el CBD podría ser un compuesto orgánico efectivo para el tratamiento de:

  • Enfermedad de Alzheimer
  • Esclerosis lateral amiotrófica (ELA)
  • Esclerosis múltiple
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de colon
  • Enfermedad de Crohn
  • Ansiedad y depresión clínicas
  • Dolor crónico
Te puede Interesar  Beneficios de la marihuana para tu cerebro

Estas son solo las enfermedades más comunes sobre las cuales se experimenta su efecto, pero existen otras.

Sin embargo, la evidencia aún se considera como incompleta, por lo que se podrían necesitar más estudios que demuestren resultados concluyentes.

¿Eso significa que el CBD sirve para todo?

De ninguna manera.

Así como la aspirina se recomienda para la cefalea pero es altamente contraindicada para pacientes con dengue, el CBD tiene un rango de condiciones en las que efectivo y otras en las que es inefectivo e incluso contraindicado.

De hecho, una de las principales características de los productos legales de CBD es que se someten a las regulaciones nacionales e internacionales, por lo que especifican los casos bajo los que se recomienda su uso.

En este momento, en España se permite el uso de Sativex, Epidiolex y Nabilidone, que son medicamentos que contienen CBD o son hechos a base del mismo cannabinoide.

Pero la legislación está dejando fuera a personas que sufren de diversas condiciones que sí pueden tratarse con CBD.

Hay pacientes que lo usan para tratar el dolor crónico de la lumbalgia, hemofilia tipo A grave, neuralgia y otras enfermedades no tan frecuentes y en las que el uso del CBD como tratamiento ha sido proco probado.

Aun así, hay pacientes que escogen tratarse con este componente y dicen que el CBD es el tratamiento más efectivo para su dolencia. Pueden hacerlo bajo su riesgo, pues en España es legal el cultivo de cannabis en propiedades privadas, y de sus propias plantas extraen el aceite de CBD o consiguen ayuda de alguna de las asociaciones cannábicas que operan en el país.

Te puede Interesar  El CBD se puede usar contra la ansiedad y la depresión sin alterar el sueño normal

La evidencia está a la vista y las personas que encuentran en el CBD un tratamiento eficaz han hablado.

Dicho eso, el uso de CBD debidamente probado debería considerarse una moda solo si la salud y el bienestar lo son.

Fuente