Inicio Noticias Cannabis terapéutico: “Estamos hablando de mejorarle la calidad de vida a nuestros...

Cannabis terapéutico: “Estamos hablando de mejorarle la calidad de vida a nuestros hijos”

1371
0

Laura Acosta integra Macame (Madres Cannabis Medicinal), una organización de mamás que cultivan marihuana para elaborar medicina para sus hijos. Comentó su lucha y destacó el avance en materia legislativa.

Si bien el debate sobre el cannabis medicinal o terapéutico está en boga en los últimos años, hay organizaciones e instituciones que vienen batallando hace mucho más. Fueron las madres –una vez más- quienes se pusieron al hombro una lucha que hasta el día de hoy está vigente.

Ellas fueron quienes empezaron a pelear por una normativa que contemple la situación de sus hijos y paralelamente, empezaron a organizarse para cultivar y elaborar ellas mismas la medicina en base a marihuana. Está previsto que en la próxima sesión del Concejo Municipal se debata en el recinto un proyecto de Ordenanza que pretende regular el cannabis terapéutico en la ciudad. Y ese será un logro de las madres.

Laura Acosta integra Macame (Madres Cannabis Medicinal), una organización de mamás que cultivan marihuana para elaborar medicina para sus hijos. Pero su rol no termina ahí. Ante el abandono del Estado en todos sus niveles y divisiones, Macame se convirtió en un lugar de asesoramiento cannabico, pero también un espacio de contención.

En diálogo con el programa Hay Quórum que se emite por Aire de Santa Fe, Laura comentó cómo empezó su lucha a raíz de una grave patología de su hija y destacó el avance en materia legislativa. “Este tipo de proyectos son muy importantes. Significan avances en todo lo que tiene que ver con la planta. Hay mucha gente involucrada en estos proyectos, como el Conicet y la UNL y agrupaciones que pueden aportar muchísimo”, destacó.

Te puede Interesar
"Mamá Cultiva", la marihuana devuelve la esperanza a niños epilépticos

“Nosotras como madres nos animamos a hacer lo que otros no hicieron nunca. Hay que poner a la planta en el lugar que le corresponde, el de la de salud pública y que sea accesible a todos los que la necesiten”, remarcó Acosta.

Sobre su experiencia personal, vinculada a la enfermedad de su hija, Laura explicó que “mi nena tiene encefalopatía crónica no evolutiva hace 13 años. Desde los 9 empezamos con cannabis terapéutico y ha tenido un cambio radical, cambios que la medicina tradicional no le ha dado”.

En el mismo sentido, contó que “he visto, como mamá, las crisis que mi hija tenía antes del cannabis: 30 convulsiones diarias, con tres anticonvulsivantes fuertes. Eso le ha disminuido la vista y ha hecho estragos en el cuerpo. Todo eso, sumado a su patología. Pero el cannabis ha venido a suplantar esa medicina y a mejorar su calidad de vida”.

De todos modos, la titular de Macame reconoce que es necesario contar con sustentos científicos que avalen su postura ante el cannabis, más allá de la experiencia empírica.

En tal sentido, remarcó que “nosotras usamos toda la panta de cannabis. Los componentes son más de 400. Y todos los componentes colaboran y hemos visto mejorías en distintas variedades. El CBD y el THC son los dos componentes más conocidos y estudiados, pero hay muchos otros que también sabemos son beneficiosos. Es necesario el avance científico y médico para seguir descubriendo todos los beneficios que tienen todos los componentes. Nosotros tenemos la experiencia empírica pero necesitamos en sustento científico”.

Te puede Interesar
Madre cultiva marihuana por amor a su hijo y desafía las leyes

Dosis

Una situación similar se presenta al hablar de las dosis, ya que hay muchos aspectos a tener en cuenta. En primer lugar, cada organismo humano es diferente al resto, por lo que los efectos no son los mismos. Además, hay que especificar que patología se está tratando. Pero hay una cuestión que va más allá: la inseguridad del mercado clandestino.

“He visto, como mamá, las crisis que mi hija tenía antes del cannabis: 30 convulsiones diarias, con tres anticonvulsivantes fuertes. Eso le ha disminuido la vista y ha hecho estragos en el cuerpo. Todo eso, sumado a su patología. Pero el cannabis ha venido a suplantar esa medicina y a mejorar su calidad de vida”

“Hay gente que dice que compró un frasquito de aceite en tal en tal lugar o nos cuentan que están tomando 20 gotas de un aceite y no les hace nada. Seguramente lo que compraron en el mercado negro no es bueno y está hecho por no se sabe quién. Éstas Ordenanzas sirven para esas cosas, para seguridad del usuario”, explicó Laura y agregó que “si una persona me dice que toma 20 gotas y no le hace nada es porque no tiene las proporciones correctas. No está bien hecho. Una o dos gotas puede resolver lo que otros con esas 20 gotas no pueden”.

Te puede Interesar
Argentina colaborará con empresa canadiense en estudio de cannabis medicinal

Al ser consultada sobre los inconvenientes que tiene la mayoría de los usuarios de cannabis terapéutico para conseguir la medicina, Acosta comentó que “nosotras no compramos ni vendemos. Estamos abocadas a que la gente lo plante y lo consuma. Estamos hablando de salud asique debemos ser responsables. Lo único que hacemos es asesorar”.

“En Santa Fe hay muchísima gente que planta. Los asesoramos, les enseñamos y hacemos nexo con su médico para que sepa que se trata con cannabis porque en su historia clínica tiene que estar sentado ese tipo de información”, agregó.

Medicina y tratamiento

“Una mamá tiene que tomar la responsabilidad y la decisión de plantarse porque su hijo no tiene vida”, lamentó Laura a la vez que apuntó hacia la necesidad de contar con el apoyo de médicos.

Leer más ► Cannabis terapéutico en Santa Fe: amplio apoyo político para su regulación

 

“Los médicos a veces no querían acompañarnos. Hoy lo entiendo como falta de conocimiento. Hoy estamos más avanzados, tenemos leyes y algunos médicos se capacitan”, dijo aunque advirtió que “hay mucho camino recorrido pero tenemos que seguir avanzado. Esto se trata de salud”.

Al mismo tiempo, Acosta lanzó una propuesta que buscar ir un poco más allá.

“¿Por qué empezar por un tratamiento tan doloso para tratar las convulsiones. Por qué no buscar las garantías para que ese niño pueda empezar el tratamiento con cannabis de entrada y evitar tantas consecuencias negativas de la medicina tradicional?”, preguntó mientras aseguró que “en estos tiempos estar hablando de cosas prohibidas es muy injusto. Estamos hablando de mejorarle la calidad de vida a la gente”.

Te puede Interesar
Madres de niños con enfermedades severas piden ayuda al Estado en la emergencia

Fuente