Según una sentencia de la Corte Suprema de Canadá del 11 de junio los pacientes de marihuana médica ahora podrán ingerir cannabis – y no sólo fumarlo -, así como consumir otros tipos de extractos y derivados. La decisión unánime contra el gobierno federal amplía la definición de la marihuana médica más allá de su forma “seca”. El máximo tribunal del país encontró que la restricción actual del cannabis seco viola el derecho a la libertad y a la seguridad “de manera arbitraria y, por lo tanto, no está de acuerdo con los principios de justicia fundamental”.

Restringir el acceso al cannabis médico a su forma seca ha sido declarado “nulo y sin efecto”. El gobierno federal no está contento. “Francamente, estoy indignado por la Corte Suprema”, dijo la ministra de Sanidad Rona Ambrose. “Recordemos que sólo hay una autoridad en Canadá, que tiene la potestad y la experiencia para hacer de una droga un medicamento, y que es el Ministerio de Sanidad de Canadá”, dijo durante una conferencia de prensa. “La marihuana nunca ha pasado por el proceso de aprobación reguladora en dicho Ministerio de Sanidad, que por supuesto requiere una revisión de seguridad rigurosa y ensayos clínicos con evidencia científica”.

CBC News del 11 de junio de 2015