California se ha convertido en uno de los lugares del mundo donde la marihuana se ha popularizado convirtiéndose en su mayor mercado legal.

El estado de California (EE UU) es conocido internacionalmente por sus playas, su vinos y su industria del cine. A su larga lista de singularidades se unió el pasado 1 de enero otro elemento destacado: ser el mayor mercado de marihuana legal del mundo. Desde el día de Año Nuevo, el consumo particular de cannabis ya es del todo legal. Veinte años después de la legalización de la marihuana para usos terapéuticos, ha llegado la luz verde para su uso y disfrute particular. Es lo que se denomina la marihuana recreativa.

La legalización del cannabis en territorio americano no es nueva. Diversos estados permiten la distribución y venta de esta sustancia, pero el caso de California tiene connotaciones distintas. Es el estado más poblado de los EE UU y todo un referente para el resto del territorio americano. Por eso, los defensores del cannabis se muestran satisfechos y empiezan a ver más próxima la legalización total de la substancia en todo el territorio. También están de enhorabuena las empresas que comercializan semillas de cannabis, ya que la ley permite el cultivo de varias plantas en casa.

Te puede Interesar
California prohibirá las entregas de marihuana con drones

¿Cómo es la ley californiana que autoriza en cannabis?

La legalización de la marihuana en California fue aprobada en referéndum en el año 2016. Su objetivo es regular la comercialización y consumo de la marihuana y, de paso, engrosar las arcas públicas gracias a los impuestos. Aunque la ley tiene un alcance estatal, no todo el territorio se ha sumado a la iniciativa. En ciudades como los Ángeles o San Diego ya está en vigor la medida, mientras que en otras zonas han decidido esperar.

La ley establece una serie de restricciones desde el punto de vista de la comercialización y el consumo:

> La normativa establece límites en relación con la posesión y compra. Los mayores de 21 años no pueden comprar más de una onza por persona (el equivalente a 28,5 gramos) y siempre en establecimientos autorizados. Esa es la cantidad máxima que se puede almacenar en casa.

> No se pueden cultivar más de 6 plantas por casa. Cada planta legal está identificada.

> Los establecimientos de venta han de estar alejados de escuelas, parques públicos o guarderías.

> No se permite fumar marihuana en lugares públicos ni mientras se conduce.

> El producto no puede salir del estado, ni siquiera a Oregón o Nevada, donde la marihuana también es legal.

Te puede Interesar
El cannabis legal generaría 400.000 empleos y 40.000 millones de dólares

> La venta está circunscrita a los lugares autorizados; los particulares no pueden vender cannabis.

Los impuestos

La concesión de licencias para la venta de cannabis depende de cada municipio que, además, tiene la potestad de aplicar sobre el precio un 10% de recargo en materia de impuestos. Además, el estado carga un 15 % más, por lo que el precio final de una bolsita de marihuana puede llegar a incrementarse notablemente respecto a los precios anteriores a la legalización.

En cifras globales, el estado de California espera recaudar este año cerca de 700 millones de dólares gracias a la marihuana. La cifra total de ventas de marihuana legal puede alcanzar dentro de dos años los 7.200 millones de dólares.

Pero el anhelo impositivo de la administración puede ser un arma de doble filo. Algunos operadores temen que los elevados impuestos lleven a los consumidores al mercado negro.

Fuente