La Comisión Europea ha instado hoy a los gobiernos de los Veintisiete a prohibir en el conjunto de la Unión Europea (UE) la mefedrona, una droga similar al éxtasis, que todavía no está vetada en España y en otros 11 países comunitarios. La mefedrona está relacionada con al menos 37 muertes únicamente en Gran Bretaña e Irlanda, ha asegurado el Ejecutivo comunitario.

“La mefedrona es una droga peligrosa que se puede conseguir en internet y en la calle. Esta sustancia ya ha causado muertes, por lo que insto a los gobiernos a que se apresuren a controlarla e ilegalizarla”, ha declarado la comisaria de Justicia, Viviane Reding, que ha salido derrotada en su reciente pulso con Francia por las expulsiones de los gitanos.

El Ejecutivo comunitario quiere que se prohíba la fabricación y comercialización de la mefedrona, con el establecimiento de sanciones penales en toda Europa. Los Veintisiete deberán decidir por mayoría cualificada en el Consejo de Ministros de la UE si respaldan esta propuesta.

Distintos formatos

La mefedrona es un estimulante cuyos efectos físicos son comparables a los producidos por el éxtasis (MDMA) o la cocaína. La sustancia se vende principalmente en polvo, pero también en capsulas o comprimidos, y puede adquirirse a través de internet, en «head shops» o a traficantes en la calle.

Una evaluación científica de sus riesgos realizada por el Observatorio Europeo de las Drogas ha puesto de manifiesto que la mefedrona puede causar problemas agudos de salud y producir dependencia, ha explicado el Ejecutivo comunitario. La mefedrona no tiene valor médico demostrado ni ningún otro uso legítimo conocido, ha asegurado Reding.

La sustancia está actualmente sometida a control en 15 países de la UE: Austria, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Letonia, Luxemburgo, Malta, Polonia, Rumanía, Suecia y Gran Bretaña.

Fuente