Imágenes cedidas por Energy Control

Cada tres meses, la gente de Energy Control, el proyecto de reducción de riesgos de la ONG Asociación Bienestar y Desarrollo, realiza un análisis de las pastillas de éxtasis que circulan en el mercado para garantizar que sean más o menos seguras. Sobre todo intentan controlar que no tengan nada que sea realmente peligroso y que la cantidad de principio activo no sea perjudicial.

Meterse una pastilla puede ser la mejor o la peor experiencia de tu vida, todo depende de lo que tenga dentro. La composición de las pastillas (debido sobre todo a las condiciones de fabricación y a que, al final, se trata de un negocio fuera de la ley), puede cambiar rápidamente. Gracias a los datos de EC puedes tenerlo todo un poco más controlado.

Una vez que tienes la información ya cada uno que decida libremente lo que se quiere meter al cuerpo.

Hablamos con Nuria Calzada de Energy Control Barcelona para que nos aclarara algunas dudas.

VICE: Hola Nuria. Ayer me mandasteis las hojas con los análisis de las pastillas de enero, febrero y marzo. Y realmente, mientras que en enero había muchas que tenían entre 50 y 100 miligramos de MDMA, en marzo varias superan los 200 miligramos.

El problema es que estén por encima de 120 o 150 miligramos que es una dosis potente. A partir de ahí creemos que hay que dar un aviso. No hay adulteración, pero sí que hay una dosis importante. Según qué personas quizá deberían platearse partir la pastilla en 2 o en 4 partes, porque quizá la pastilla entera de golpe es demasiado y es mejor idea dosificarla durante la noche.

¿De dónde sale este número, los 120/150 miligramos?

Es la dosis estándar para un consumo recreativo y para una persona de 75 kilos. Calcular la dosis recreativa adecuada para cada persona es fácil, serían entre 1 y 2 miligramos por kilo. Es decir, si yo peso 50 kilos, a partir de 50 miligramos empezaré a notar los efectos. Si tomo 100 miligramos, ya será una dosis más potente que seguramente me producirá los efectos que busco.

También hay que tener en cuanta la tolerancia a la sustancia, que puede cambiar mucho de unos a otros, y la experiencia, pero uno de los factores más importantes es el peso.

Por eso son importantes estos análisis. Si una chica de 50 kilos se mete una pastilla de más de 200 miligramos, es muy posible que la experiencia no acabe bien.

¿Qué le podría pasar?

Lo primero es que los efectos pasan a ser más de estimulante, más similar a las anfetaminas. Pueden venir efectos como el apretar mucho los dientes y también el aumento del riesgo de tener un golpe de calor. Aunque realmente esto es un riesgo que existe pero ocurre muy pocas veces.

Hay una serie de recomendaciones básicas muy fáciles de adoptar y que los consumidores deberían tener claras: no estar toda la noche bailando a saco en la pista, descansar y beber agua o bebidas isotónicas. El alcohol deshidrata y facilita que puedas tener una mala experiencia.

¿Por qué creéis que puede estar pasando que la misma pastilla tenga hoy más MDMA que hace unos meses? ¿Alguna teoría?

Hay un periodista, Mike Power, que ha escrito un artículo sobre el tema. Este tío es especialista en los temas de Deep Web, drogas y demás. Él tiene un par de teorías. La primera es que ha habido un cambio en los precursores para hacer MDMA.

¿Qué son los precursores?

Son las sustancias a partir de las que se fabrica el MDMA. Antes se utilizaba masivamente un compuesto llamado PMK y ahora están usando otro precursor llamado PMK-Glycidate. El cambio se ha producido porque el PMK es una sustancia controlada y sin embargo el PMK-Glycidate es completamente legal. Esto habría producido un aumento en la cantidad de MDMA, pero no sería lo único.

También habría una simple competencia entre productores para ver “quién la tiene más larga”, quién hace la pastilla más potente, vamos. Con el tema de la Deep Web y los mercados online, la competencia es muy fuerte. Son sus dos teorías.

***

Y como la información es el poder, aquí os dejamos las tablas con los últimos análisis de pastillas de Energy Control.

Podéis encontrar más información en su web.

Fuente VICE