La agrupación agraria ASAJA ha denunciado hoy una “práctica ilegal” detectada en varias provincias de Castilla y León según la cual han sido localizadas “pequeñas siembras de marihuana” entre el cultivo de maíz.

Dichas siembras ilegales pueden haberse llevado a cabo presuntamente por “consumidores o pequeños traficantes de esa droga, que en el mes de julio, cuando el maíz ya está alto, entran en las fincas y arrancan las cañas en corros de varios metros”.

Así, en esa tierra siembran la marihuana “que crece frondosa aprovechándose de los abonos, tratamientos y riegos generales que se da a la parcela de cereal”, señala ASAJA en un comunicado.

La marihuana avanza de esa manera sin el conocimiento del agricultor, puesto que con el maíz crecido no se percata de la presencia de la plantación intrusa, y es en noviembre, cuando entran las cosechadoras, cuando aparecen esas “calvas” en el terreno, que prueban lo ocurrido.

Para ASAJA, estas prácticas ilegales, detectadas sobre todo en León y Palencia, no son sólo un perjuicio para la explotación sino que además dejan expuesto al agricultor a una situación comprometida.

ASAJA ha pedido pide a las administraciones que se intensifique la vigilancia de las fuerzas del orden en las áreas rurales.

Fuente