Los votantes de Arizona aprobaron el  uso de la marihuana por razones médicas.

La propuesta fue aprobada por un ajustado margen: de hecho,  la votación se realizó el pasado 2 de noviembre, pero los  resultados sólo se conocieron este fin de semana debido al  estrecho margen de diferencia en el recuento: apenas 4.341  votos.

En virtud de esta medida, los enfermos de cáncer, sida,  hepatitis C y cualquier otra enfermedad “crónica o debilitante”  podrán adquirir 2,5 onzas de marihuana cada dos semanas o  cultivar la planta de la misma.    

Para ello los pacientes deben obtener una recomendación de  sus médicos y registrarse en el Departamento de Salud de  Arizona.

Arizona se convierte así en el decimoquinto estado  norteamericano que legaliza el uso medicinal de la marihuana.

Fuente