Un juzgado ordena el sobreseimiento provisional de la instrucción al considerar que no está debidamente justificada la perpetración del delito

El Juzgado de Instrucción número 13 de Málaga ha dictado un auto, que tiene fecha de 24 de octubre, por el cual archiva la causa abierta contra el edil de IU del Ayuntamiento de Almogía, Diego Aranda, por un presunto delito contra la salud pública después de que fuera detenido por la Guardia Civil el pasado 9 de abril por cultivar en una casa de su propiedad 180 plantas de marihuana.

Según la abogada del edil, Gloria López, el juzgado ha decidido archivar la causa «al considerar que de lo actuado no parece debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa, razón por la cual el juez ha ordenado el sobreseimiento provisional de la instrucción».

Aranda insistió ayer en que las plantas de marihuana las cultivaba por motivo de salud, debido a los fuertes dolores que padece en las rodillas y para controlar la tensión arterial alta. Sobre el auto dijo estar bastante satisfecho. «Esto demuestra que no he cometido ningún delito, por lo cual no voy a dimitir como concejal en el Ayuntamiento», dijo.

En los calabozos

El edil, que llegó a pasar una noche en los calabozos de la Guardia Civil de Málaga antes de pasar a disposición judicial, manifestó que: «no soy fumador. La tomo en infusión en leche de vez en cuando y sólo dos o tres hijitas. Yo no me coloco, pero me quita los dolores y me regula la tensión». Aranda, que se mostró partidario de la regularización del cannabis con fines terapéuticos, no quiso desvelar si va a continuar cultivando marihuana al señalar que todos los aparatos que utilizaba siguen intervenidos. «He pedido que me los devuelvan. Después ya veré lo que hago», dijo.

Fuente: Diario Sur