Tras ser aprobado en 2010, ahora negocia su entrada en Francia e Irlanda

La farmacéutica catalana Almirall tiene entre su cartera de productos varios medicamentos famosos, como el almax o ebastel, y también uno de los más polémicos desde su salida al mercado, el fármaco Sativex, el único tratamiento basado en compuestos de la marihuana aprobado en Europa.

El medicamento recibió el visto bueno de España en el año 2010 y desde entonces, otra docena de países de la Unión Europea, donde Almirall tiene los derechos de comercialización, y más de 20 en el resto del mundo, donde lo comercializa la fabricante británica GW Pharma, han dado el paso de abrir su legislación al único fármaco que contiene los dos principales compuestos del cannabis, el THC y el cannabidiol.

Ahora, según fuentes de la farmacéutica catalana, Almirall está negociando con los gobiernos de Francia e Irlanda la entrada en sus mercados de este fármaco, usado en el tratamiento de la esclerosis múltiples por su buen comportamiento frente a la espasticidad, la contracción permanente de ciertos músculos, que sufren estos pacientes. Según estas fuentes, los dos países han aprobado ya el fármaco desde el punto de vista regulatorio, pero las diferencias en la negociación sobre su precio para poder ser financiado por el sistema público están dificultando su llegada a los pacientes.

Te puede Interesar
En Uruguay se fumaron todo: Farmacias casi sin stock de marihuana

Choque con la exportación

Sin embargo, en algunos de estos mercados, la compañía ha tenido primero que llegar a un acuerdo con los gobiernos locales, caso de Italia o Francia, para modificar la ley sobre importaciones, ya que al contener compuestos de la marihuana, el medicamento tenía prohibido su entrada en el país como una exportación. De hecho, el medicamento se fabrica hoy en día en Reino Unido en un lugar desconocido para evitar posibles robos y su transporte se realiza también simulando su contenido.

Superadas las barreras legales, las negociaciones de precio están siendo especialmente duras en el caso francés, donde desde finales de 2013, fecha en que las autoridades sanitarias francesas dieron el visto bueno para la aprobación del medicamento, ni el gobierno galo ni el laboratorio catalán no han conseguido llegar a un acuerdo de precio que satisfaga a las dos partes. Almirall, según las fuentes consultadas, volverá a tener en breve una reunión con las autoridades francesas para fijar un precio definitivo.

Actualmente, además de en España, la compañía catalana ya vende el producto en Dinamarca, Austria, Polonia, Finlandia, Suiza, Alemania, Noruega, Suecia, Italia, Islandia y Bélgica. En el año 2014, Almirall obtuvo unas ventas de 14,7 millones de euros con Sativex, más del doble de lo logrado en 2013. El medicamento fue hasta 2014 uno de los diez más vendidos por la compañía, pero desde ese año ya no aparece en la lista de los fármacos con más ingresos anuales de la firma, aunque sigue subiendo sus ventas.

Te puede Interesar
Farmacias uruguayas acuerdan con el gobierno y venderán marihuana legal

Fuente