Ahora puedes comprar marihuana en una máquina expendedora en ciertos dispensarios en Colorado, el mercado de cannabis recreativo más antiguo de Estados Unidos.

Una startup llamada Anna ha comenzado a implementar quioscos de cannabis de alta tecnología con autopago en dispensarios selectos del estado.

Las máquinas pueden contener más de 2.000 productos que incluyen flores de cannabis, comestibles, bebidas infundidas, bálsamos y aceites para vapeadores. Las máquinas son ideales para el comprador que sabe lo que quiere y no quiere esperar en filas potencialmente largas, dice la compañía.

La llegada de Anna se produce en un momento en que los protocolos de salud de covid-19 han limitado la capacidad de los consumidores para comprar en persona como lo hacían en el pasado. Los minoristas de cannabis, que en muchos estados fueron designados como negocios esenciales, han podido ofrecer pedidos en línea, y pedidos para recoger gracias a las nuevas reglas de la era de la pandemia.

Esas designaciones y cambios en las reglas han mantenido el flujo de ventas en la industria del cannabis.

Las ventas de cannabis medicinal y recreativo en Colorado establecieron récords en mayo y junio, según datos de ingresos estatales. Durante la primera mitad de 2020, los dispensarios de cannabis de Colorado vendieron US$ 978 millones en flores de marihuana, comestibles y productos concentrados, casi un 20% más que el año pasado.

Te puede Interesar
La marihuana florece en Madrid

Si bien los autoservicio y las máquinas expendedoras interactivas no son particularmente nuevos en otras industrias, se consideran un desarrollo innovador para el sector del cannabis fuertemente regulado.

Anna debutará en dos dispensarios en Colorado con planes de expandirse dentro del estado y a otros lugares legales de cannabis en los próximos meses, dijo la compañía, y agregó que las máquinas solo para CBD también están en desarrollo.

Fuente