#PactoCannabis, coalición, PSOE y otros menesteres

por Xosé F. Barge

Comienza una nueva carrera electoral y, con ella, llega el pacto. Izquierda Unida (IU) y Podemos han anunciado su definitiva alianza para concurrir juntos a las elecciones. Aunque la división de escaños que corresponderá a cada formación ha dilatado ligeramente las negociaciones, finalmente, una sexta parte de las “sillas” que logre la coalición en las próximas elecciones generales pertenecerá a IU. 

Las nuevas elecciones generales del 26 junio llegan en un momento convulso, con una población desencantada y saturada por una ingente cantidad de mensajes político periodísticos, en su mayoría, confusos y repletos de reproches. Que si Ciudadanos dice que Podemos ha sacado a relucir su verdadera cara al aliarse con IU, un supuesto “partido comunista” (será que la CIA o el FBI han filtrado a Albert Rivera información súper secreta sobre IU que el resto de mortales desconocemos); que si el Partido Popular (PP) tacha de “extremista” e “inestable” a la nueva coalición e intenta identificarse como sinónimo de estabilidad y crecimiento económico mientras siguen saliendo a la luz bochornosos casos de corrupción dentro de su partido; que si Pedro Sánchez culpa a Podemos de que no se haya formado gobierno y, dice, confía en que los ciudadanos materialicen en las nuevas elecciones este reproche cuando, en realidad, parece ser el más perjudicado según las estadísticas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Te puede Interesar
Regular el cannabis: cuestión de derechos

Vamos, un conjunto de mentiras, argucias políticas y mensajes confusos que pretenden desinformar a la población para dirigir su voto hacia las viejas formaciones del bipartidismo (PSOE y PP), o hacia una de las nuevas, Ciudadanos, que promueve claramente un modelo de precariedad laboral y exaltación del libre mercado.

Ésta será la primera vez que me pronuncie claramente a favor de un partido político (en este caso la coalición Podemos – IU), y no lo haré en base a mis ideales políticos, que son, como mucho, simplemente progresistas (ni de izquierdas ni de Podemos), sino en base a la posibilidad que tiene esta coalición de poner al cannabis en el lugar que se merece y llevar a cabo medidas sociales que cambien, por poco que puedan, la precaria e internacionalmente vergonzosa situación española.

Los cinco pilares y #PactoCannabis

Como todos sabréis, la iniciativa por una Regulación Responsable del cannabis en España es una plataforma que parte de una agrupación de ciudadanos, ciudadanas y organizaciones sociales que apoyamos las propuestas que abogan por una regulación de la producción y el consumo de cannabis en España. Esta iniciativa viene respaldada por numerosos agentes sociales y colectivos que trabajan, de una forma u otra, en el ámbito del cannabis, las drogodependencias o la reducción de daños con amplia representación a nivel estatal.

Dentro de esta iniciativa se ha llevado a cabo un proceso de consenso para encontrar un lugar común fundamentado en mínimos imprescindibles y materializado en cinco puntos:

  1. Uso personal y autocultivo de cannabis.
  2. Cultivo colectivo y clubs sociales de cannabis.
  3. Licencias comerciales.
  4. Educación para el uso responsable. 
  5. Cannabis terapéutico.
Te puede Interesar
Prisión para el presidente de una asociación cannábica por traficante

Dado que Unidad Popular (plataforma de movilización social de izquierdas, ecologista y feminista de la que formó parte IU en las anteriores elecciones) ya apoyó estos cinco puntos en su programa, queda saber si el programa electoral que presentará la coalición Podemos – IU también recogerá estos cinco pilares y se hará eco de los pormenores consensuados por los usuarios y autocultivadores a través de Regulación Responsable.

Partiendo de esta incertidumbre nace la iniciativa #PactoCannabis en las redes sociales. La idea es recordar a Podemos que estos pilares representan, más que ninguna otra propuesta, a la comunidad española que tiene alguna relación con la marihuana y, por lo tanto, debieran ser escuchados si se plantea introducir el cannabis en su programa electoral.

También desde #SiNoTocaNoHayVoto (creadores de #PactoCannabis) se hace un llamamiento “a todas las personas que usan, cultivan y simpatizan con el cannabis a un gran #PactoCannabis en las redes sociales. El objetivo es trabajar juntos para llenar las redes sociales de los políticos con la palabra cannabis, mañana, tarde y noche, hasta el último día de campaña electoral”.

Un PSOE de centro: En tierra de nadie

Mitin del PSOEEl partido que lidera Pedro Sánchez continúa empeñado en situarse en un centro político que confunde a contrarios y militantes. De su nombre sólo queda un poco de socialista en cuanto a ciertas medidas sociales que, dicen, llevarán a cabo si gobiernan. Por lo demás, el PSOE que hemos visto después de las elecciones del 20D es un partido dividido y desestructurado que ha perdido la confianza de muchos de sus votantes y, curiosamente, también de algunos de sus militantes.

Te puede Interesar
Cae una banda que abastecía de droga a clubes de cannabis de toda España

Como muchas familias españolas, hay una parte de la mía que ha sido del PSOE toda la vida, mientras que la otra se ha identificado más con el PP. Mis familiares socialistas confiesan, en secreto, ciertas preocupaciones que, creo, pueden generalizarse, aunque sólo sea un poco y como licencia mediática.

Una de las principales preocupaciones de los, en general, simpatizantes socialistas ha sido el pacto-paripé entre PSOE y Ciudadanos. Al margen del evidente interés que tenían Pedro Sánchez y Albert Rivera en demostrar su intención de formar gobierno y culpar a Podemos de una inevitable repetición de las elecciones generales, cabe preguntarse cómo puede un partido supuestamente “socialista” y “obrero” pactar con una formación de derechas que tiene evidentes intenciones de, por ejemplo, hacer aún más precarios los contratos laborales españoles a través del contrato único.

En lo que respecta al cannabis, al menos Ciudadanos ya había materializado su intención de regular (eso sí, detalles ninguno). El PSOE, sin embargo, sigue en tierra de nadie. Por lo que dicen, sus representantes se muestran receptivos y escuchadores en los pasillos, pero en los grandes medios permanece que “no legalizarán las drogas”, así, ridículamente generalizado y haciendo un flaco favor a la realidad del cannabis y otras sustancias en España.

Dado que dicen ser todavía un partido socialista, qué menos que escuchar a organizaciones y colectivos que llevan años trabajando en el control de riesgos, por ejemplo. ¿No debieran fundamentar sus juicios al respecto en la opinión de profesionales que proponen, desde hace años, medidas que pueden llevarse a cabo en política de drogas para mejorar la situación de los ciudadanos? ¿No resulta absurdo generalizar y denominar “drogas” a sustancias ilegales con efectos y riesgos radicalmente diferentes?

Te puede Interesar
Detenidos el presidente y el secretario de un club de cannabis de Tarragona

Si quieres leer el artículo completo no te pierdas el número 145 de Cannabis Magazine.