CONTENIDOS||Artículos y Noticias

Trichome Institute: ¿Te gustaría convertirte en sumiller de marihuana?

Esta escuela estadounidense situada en la ciudad de Denver recibe cada año a cientos de alumnos que entrenan sus sentidos para distinguir las diferentes variedades de marihuana. Desde el nivel más básico hasta el más avanzado, los futuros sumilleres acuden a conferencias y hacen pruebas en laboratorios que les permite hasta conocer qué alimentos van mejor con cada una de las cepas. Sin duda, una formación completa y certificada para los amantes del cannabis.

 

Trichome Institute: ¿Te gustaría convertirte en sumiller de marihuana?Trichome Institute: ¿Te gustaría convertirte en sumiller de marihuana?

 

Al igual que un sumiller recomienda el mejor vino a unos comensales, un experto en cannabis también podría sugerir la variedad más adecuada dependiendo de las preferencias de sus usuarios. Por lo menos eso es lo que pretende en la ciudad de Denver (Colorado) el Trichome Institute (traducido como Instituto Tricoma), que forma a estudiantes que sean capaces de distinguir las mejores cepas a través del gusto y el olfato. Una ardua labor si tenemos en cuenta que los matices en olor y sabor, en ocasiones, son complicados de detectar. 

Pensar que toda la marihuana huele igual es común entre los que no están familiarizados con este mundo; sin embargo, nada más lejos de la realidad. Los terpenos aportan diferencias olfativas y gustativas que los alumnos del Trichome Institute, gracias a su formación, son capaces de descubrir y clasificar con el fin de recomendar como si de un buen vino se tratara.

Además de acudir a conferencias y clases teóricas con expertos, estos estudiantes realizan pruebas en laboratorios en los que diseccionan las muestras de cannabis para aprender a distinguirlas. Una vez que ya saben cuál es cuál, los alumnos discuten qué alimentos podrían ser los más adecuados para acompañar a cada tipo de marihuana. Al finalizar sus estudios, valorados en hasta 199 dólares (unos 185 euros al cambio actual), los estudiantes reciben un certificado que los acredita como sumilleres.

Philip Wolf es uno de los primeros sumilleres acreditados del Trichome Institute. Hoy se encarga de ofrecer experiencias culinarias donde combina alimentos, vinos y marihuana. Entre sus propuestas podemos encontrar cenas que incluyen un chuletón de carne con chili, el vino de origen argentino Malbec 2013 y la cepa con fuertes efectos eufóricos Gorilla Glue, y para el postre, un flan de chocolate blanco servido con una copa de tinto australiano Durif 2012 y a su lado, la variedad Blue Dream para completar la fusión de sabores. El coste mínimo de una experiencia de estas características, que incluye un paseo en limusina a un dispensario de marihuana cercano, es de 125 dólares (unos 116 euros) por cada comensal.

¿Qué aprenden los alumnos del Trichome Institute?

Esta escuela ofrece diferentes cursos desde los niveles más básicos hasta los más avanzados y que facultan a los alumnos como expertos sumilleres de cannabis. Para llegar a ese nivel, una de las clases a las que acuden los estudiantes trata sobre la interpretación de los terpenos. Durante cuatro horas seguidas, los alumnos recogen plantas y aprenden todo lo que deben saber en cuanto a su olor y la estructura de los brotes y hojas. Sin embargo, esto no es lo único que deben aprender los futuros sumilleres antes de ser certificados para desempeñar esta profesión cannábica.

El presidente de Trichome Institute, Max Montrose, junto con su CEO, Jim Nathanson, son los encargados de confeccionar el contenido de los cursos. Así, se pretende que los alumnos sepan cuestiones claves como:

1.El cannabis tiene una vida útil: El calor, la luz y la temperatura son tres cosas que perjudican a la marihuana, por lo que si el cannabis no se encuentran en buenas condiciones puede que su sabor sea rancio y el efecto no sea el mismo. Además se les advierte de que el mejor momento para fumar cannabis es entre dos semanas y tres meses después de la cosecha, ya que después la cantidad de terpenos habrá disminuido en un 53 %.

2. La pudrición de la marihuana es real: Por eso los alumnos aprenden a identificar los mejores recipientes para sus conservación. Si el cannabis se guarda en un lugar con mucha humedad y sin ventilación es posible que se pudra, por lo que es clave que se conserve en paquetes que garanticen que esté seco y con buena ventilación.

3. El cuerpo no absorbe la totalidad del porcentaje de THC del cannabis: Esto es primordial para que los alumnos sepan controlar los efectos que la marihuana puede provocar en sus consumidores. 

4. Las diferencias entre los principales componentes del cannabis: Conocer qué son los cannabinoides y qué son los terpenos, dos de los componentes principales de la marihuana, será fundamental para la formación de estos sumilleres. Sobre todo, se centrarán en los terpenos, los productos químicos que emiten el olor. Así aprenderán cuestiones como que el terpeno d-limoneno dará a la cepa un olor cítrico, mientras que el mirceno proporcionará un olor más terroso y el linalool y el cariofileno serán los responsables de aromas como el chocolate y la lavanda, respectivamente.

5. La importancia del microscopio en la detección de insectos, bacterias y mohos: Los alumnos del Trichome Institute aprenderán a detectar a nivel microscópico ciertos organismos que pueden estar perjudicando al cannabis sin que se vean a simple vista. Además, este es el único lugar de la zona que realiza pruebas microscópicas en las plantas de marihuana.

6. El oídio no tolera la leche: Aprender remedios caseros también entra en el programa del Trichome Institute. Por eso para detectar el oídio, uno de los hongos más comunes en el cannabis, los estudiantes realizan un experimento a base de agua, leche y un chorrito de limón.

7. El olor a Indica o a Sativa se detecta con diferentes partes de la nariz: Esta será una de las lecciones clave del Trichome Institute. La variedad Sativa produce un olor detectable en la parte superior de la nariz, casi cercana a las sienes, mientras que las plantas Indicas, con olores más fuertes, se identifican gracias a la zona inferior de la nariz.

8. También existen cepas raras: Para ser un experto sumiller de cannabis también deberás conocer aquellas cepas que desafían las leyes de la naturaleza y la lógica. Es el caso de la cepa Girl Scout Cookies, muy popular en Colorado. Según Montrose, esta planta crece y actúa como si fuera una Sativa y una Indica a la vez, por lo que puede llevar a algunas confusiones que sus alumnos, como expertos, no se pueden permitir.

9. Los peligros de los pesticidas del cannabis: En el Trichome Institute también se trata el controvertido tema de los pesticidas con los que se tratan las plantas. Montrose advierte de la peligrosidad de la inhalación a través de ‘dabbing’, ya que al concentrar altas cantidades de cannabinoides también puede llevar aparejadas importantes dosis de pesticidas “convirtiéndolo en un veneno para los consumidores”. Aprender a detectarlo también será uno de los contenidos del curso.

Formando profesionales del cannabis

Los títulos y certificaciones que más abundan en relación al cannabis se centran principalmente en la marihuana medicinal. Es el caso del The Medical Cannabis Institute (TMCI), que ofrece cursos ‘online’ para los profesionales sanitarios que quieran aprender sobre el cannabis medicinal y su potencial de aplicación clínica. También el Cannabis Training Institute (CTI) cuenta con formación ‘online’, destinada, además, a trabajadores de dispensarios de marihuana, entre otros. En su catálogo formativo ofrece el certificado oficial de Técnico de Dispensario y cursos en materias de salud y seguridad para estos profesionales.

Y no solo a profesionales de la salud se destinan los cursos del Instituto del Noroeste del Cannabis, en su campus de Natick, en el estado de Massachusetts. Su formación va desde instruir a cultivadores hasta facultar a diferentes profesionales que se quieran especializar en la industria de la marihuana.

Por otra parte, recientemente el Observatorio Español del Cannabis, con sede en Madrid, ha impartido un curso denominado ‘Introducción al cannabis medicinal’, dirigido a profesionales de la salud (médicos, enfermeros, investigadores clínicos, farmacéuticos, fisioterapeutas, psicólogos, psiquiatras, estudiantes universitarios de las disciplinas anteriores…) interesados en conocer las aplicaciones terapéuticas del cannabis desde un punto de vista científico y riguroso.

Como se ve, todo un mercado potencial al que cada vez se le presta más atención tanto para ofrecer formación como para demandarla. Y puede que esto solo sea el comienzo de una larga trayectoria. ¿Quién quiere formar parte de uno de estos cursos?

Fuente LAmota.org

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Se acabó el miedo: fumiga a tope hasta el último día de floración con acaricida biológico

Foto 3 Superkukulus aplicacion final de floracion foliarDesde hace muchos años se han utilizado productos muy agresivos y tóxicos para tratar las plagas en el cannabis...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...

 

 

 

Música y Media