Dinamed CBD Kanna SwissDinamed CBD Kanna Swiss

Acceder a cogollos de marihuana del mismo modo que se alcanza el tabaco es posible en Suiza. Porque entrar en un estanco y comprar una bolsa con flores de cannabis es una realidad en el país europeo desde 2011. Claro que no se trata de una marihuana que coloca: para poder comercializarla la hierba no puede tener más de un 1% de THC, garantizando la casi nula psicoactividad al consumirla. Las variedades a la venta en establecimientos de tabaco en Suiza son genéticas con altos niveles de CBD. El cannabidiol, ese cannabinoide sin efectos psicoactivos y con efectos anti inflamatorios, anti convulsivo, neuroprotectores y anti estrés, ha sido el responsable de esta legalización. 

Por eso las genéticas con altos niveles de este cannabinoide son imperativas allí. Una de esas variedades a la venta en Suiza es nuestra Dinamed CBD. La empresa Kanna Swiss la cultiva a gran escala para comercializar cogollos, extracciones, y hachís, entre otros. En noviembre de 2017 cosecharon dos toneladas de Dinamed CBD en sus invernaderos de Kölliken. Las cifras se vuelven grandes cuando hablamos de derivados del cannabis. 

Y es que, para elaborar un solo litro de aceite de CBD son necesarios 50 kg de cogollos. Mientras que para obtener un kg de hachís hacen falta 10 kg de cañamo. Cabe destacar que esta compañía ha sido la primera del mundo en sacar al mercado hachís de CBD. "Siempre digo que la anticipación es poder y la reacción es dolor", nos explica Boris Blatnik, Fundador de Kanna Swiss.

Con estas cifras sobre la mesa, y aún sin poder predecir si el CBD ha llegado para quedarse indefinidamente en un mercado legal, Blatnik asegura que les gustaría convertirse en un "jugador global en el mercado del CBD, capaz de producir grandes cantidades de cañamo para los mercados médicos europeos". 

CBD, el cannabinoide que está legalizando la marihuana

Ha ocurrido en Suiza, pero la ola del CBD está siendo global. Este cannabinoide ya ha salido de la lista de prohibidos de la Agencia Muncial Anti Dopaje, permitiendo a los deportistas profesionales el consumo de marihuana a partir de 2018. Además en noviembre de 2017, la Organización Mundial de la Salud (OMS), órgano de las Naciones Unidas, ha determinado en un informe que el cannabidiol (CBD), molécula no psicoactiva de la planta cannabis Sativa L, no es una sustancia peligrosa, por el contrario, cuenta con un alto potencial terapéutico. De este modo, la marihuana, al menos la que no presenta niveles de THC, está saliendo de las listas de prohibidos de las organizaciones internacionales.  

Fuente Dinafem.org