Cazadores de Mitos: Fumar pasta de dientes

Se dice, se cuenta, se comenta que fumar pasta de dientes produce efectos psicoactivos. ¿Será verdad? ¿Será mentira? ¿Qué será... será? Sigan ustedes leyendo y, muy pronto, lo sabrán.

Por Eduardo Hidalgo

Hemos de empezar diciendo que, a la hora de escribir este artículo, no sabíamos si decantarnos por el parmesano o por la pasta dentífrica, ya que, ambas posibilidades nos parecían igual de fascinantes. Sobre el queso contábamos con la siguiente referencia:

«Algunas fuentes dicen (no sé si es verídico porque este no lo he probado) que el queso parmesano (sin rayar) produce un moho al dejarlo bastante tiempo fuera de la nevera. Si raspamos este moho, lo hervimos y lo bebemos produce efectos similares al del porro o pastel de marihuana. Con cosquilleos en las extremidades y sueño repentino».

Sobre el dentífrico disponíamos de un testimonio de primera mano, el de nuestra pareja que, trabajando en un Centro de Menores, había escuchado a los chicos decir que fumando pasta de dientes te colocas.

De tal manera que, al final, por mera cercanía con la fuente testimonial, nos decantamos por la segunda opción. Y, según nuestro modo de proceder habitual, pasamos a documentarnos sobre la misma en ese maremagnum del saber que es Internet.

Vimos que, efectivamente, hay quien pregunta sobre ello:

            « ¿Es verdad que fumar pasta de dientes coloca?».

Hay quien dice haberlo escuchado:

«Estaba hablando con una amiga sobre drogas caseras y mierda de ese tipo y me dijo que su novio le había contado que si pones una línea de pasta de dientes sobre un cigarrillo y la dejas secar durante la noche y, una vez que esté seca, te la fumas, alucinas que no veas».

«Dos amigos míos que fueron a dos diferentes clínicas de rehabilitación me comentaron que ahí la gente fuma pasta dentífrica metida en bombillas y que les hace alucinar».

Los hay que lo han probado y les ha funcionado:

«Una buena: de todas las drogas caseras que hay por Internet, encontré una que si funciona!!!!!! Es la de la pasta de dientes… realmente funciona... yo lo probé ayer, y me kedé re-loko. Lo hice hoy también, y me puse a jugar al conter (yo lo hice con la pasta COLGATE pero creo que con otras también funciona :XD:)».

Los hay que lo han probado y no les ha funcionado:

«Cuando estaba en séptimo grado, mis amigos y yo hicimos la historia esta de la pasta de dientes y el cigarrillo. No habíamos escuchado nunca eso de que te colocaba, lo probamos porque la gente decía que sabía muy bien. Eso fue hace mucho tiempo y no me acuerdo de lo bien que sabía, pero estoy COMPLETAMENTE SEGURO de que no nos colocamos ni alucinamos con eso».


Los hay que ofrecen diferentes recetas (para usos esnifados, fumados en cigarrillo, preparados y fumados cual si fuera cocaína base o crack…):

«Róbate la pasta de dientes de tu casa, ponla en un recipiente y hiérvela, la pasta se tornara en polvo, déjala enfriarse (no mucho), si lo quieres hacer como todo un profesional toma el espejo de tu hermana y un billete de 100 pesos, coloca el polvo sobre el espejo y enrolla el billete, con una credencial de elector (no uses otro tipo de identificación para este paso) separa el polvo en 2, 3 o 4 líneas delgadas (lo suficiente para ti y tus amiguitos), ahora con el billete procede a inhalar, esa es higiene para tu nariz. Se que me iré al infierno por esto pero, haaaaa who gives a fuck !! BUEN VIAJE !!».

«Aquí les paso la receta: tomas un poco de pasta de dientes, pones una capa fina sobre una cuchara, con un encendedor, lo pasas por la otra parte de la cuchara (donde no pusiste la pasta) hasta que se empieza a secar un poco y a despedir un olor fuerte, luego lo das vuelta, y pasas el encendedor por donde esta la pasta, para terminar de secar, lo pasas , hasta que empieza a tomar un color amarrillo, luego lo mueles bien, lo haces un polvo y lo aspiras :XD: :XD: :XD: aparte yo aspire solo una line y pega, no me quiero imaginar lo que deben ser 3 o 4 líneas juntas (alto efecto)».

«Por cierto, existe otra droguita, pero un poco más química. Me han contado que la pasta dental calentada como el crack es bastante poderosa. Supuestamente, ponen la pasta dental en un cuchara la calientan y respiran el humo. De ahí, a volaaaaaaarr....!!!!!!»

«He escuchado que si mezclas pasta de dientes y bicarbonato y te lo fumas puedes ponerte realmente pedo…».

Están los que promueven el consumo y animan al resto a consumir:

«Espero que les sirva a todos. Prueben lo de la pasta y cuenten como les fue».

Los que se muestran precavidos y reticentes:

«La pasta de dientes no creo k sea muy natural, eh».

Los que persisten en su proselitismo y dan las gracias al mismísimo Dios por haberles dado la oportunidad de conocer esta droga:

«De seguro, que la pasta de dientes no es natural, pero para qué mentir, no tenia hierba, no tenia nada natural, estoy de vacaciones de invierno, y mas aburrido no puedo estar. Así que surgió la idea de hacerlo. Me sentí como un nene de 12 años, de esos que se la quieren colocar, pero no saben con qué y prueban cualquier boludez :XD. Algo reactivó mi espíritu aventurero. Gracias JAH. Para que mentir: valió la pena».

Los que se enzarzan en discusiones en las que se empieza por hablar del dentífrico y se termina debatiendo acaloradamente sobre la existencia o inexistencia de vida inteligente dentro y fuera de nuestro planeta:

«No te metas esas mierdas, joder! QUE LE PASA A ESTE PUTO PAIS!»

«No señor, no es tu puto país, es el puto mundo y porque no tengo aseveraciones de extraterrestres fiables, que si no seria el puto universo, tenlo por seguro».

Los que alertan sobre sus riesgos:

«Fumar (o comer) pasta de dientes o beber elixires bucales es una buena manera para ponerse muy malo e incluso para morir».

Los que niegan la existencia de tales riesgos:

            «No hay dosis letales, así que no hay peligro, pero igual no te vayas de mambo.... ».

Y, lógicamente, también están los conspiranoicos:

«El fluoruro de sodio es un producto de desecho del procesado de aluminio. La industria tiene un duro trabajo para deshacerse de él de forma segura porque es muy tóxico, por lo que, en su lugar, lo pone en un producto ja, ja, ja, ja, y algunos consumidores incluso pagan por él!!!».

Por último, hay quienes nos desvelan el origen de esta práctica o que identifican concretamente a su descubridor:

            « Esta es una de esas viejas movidas para intentar colocarse en la cárcel».

«Su nombre se pronuncia "Yimi Jendrics". Es el más grande drogadicto empedernido/guitarrista de los 60's. Se dice que fue concebido por una semilla de marihuana plantada en Jipilandia en el 1967. A los 12 quería ser bajista del grupo Hermanos Yaipen, pero ellos no lo recibieron porque era negro y porque no era homosexual, además tocaba bien. Murió el 18 de Septiembre de 1970 por una sobredosis de Empanadas. De él, dijo Cervantes: "¡Él sí que veía molinos de viento! (Y de todos colores)". Su relación con las drogas fue muy fuerte, incluso se casó con una de ellas el 29 de marzo de 1965. Tuvieron dos lindos hijitos. La heroína fue su único amor verdadero, tubo sexo intenso con ella, aunque experimentó con muchas otras. Hendrix nos dejó una guitarra quemada, discos con música espacial y la experiencia de haber probado muchas drogas de las que aún hoy no conocemos el efecto. El hombre era un innovador en el consumo de cualquier cosa. Su casera dice que una vez lo consiguió intentando drogarse con lavaplatos, en otra ocasión con pasta dental y en otra con heces de vaca».

De modo que, visto lo visto, no cabe duda alguna en cuanto a que el asunto cuenta con todos los ingredientes necesarios con los que se cocinan los típicos mitos sobre drogas. Así pues, una vez más, trataremos de confirmarlo o refutarlo por la vía de los hechos, es decir, pasaremos a probarlo en nuestras propias carnes: cogeremos un cigarrillo, extenderemos por encima una capa de pasta dentífrica, la dejaremos secar durante la noche, fumaremos, y luego les contaremos. Mientras se seca la pasta, por aquello de matar el tiempo, nos ocuparemos de documentarnos sobre los posibles efectos de una intoxicación por fluoruro sódico. Veamos:

«La intoxicación aguda por fluoruro regularmente depende de ingestión accidental de dosis excesivas. Los sín­tomas sistémicos son variados y graves. Hay aumento de la irritabilidad del sistema nervioso, hipocalcemia e hipoglucemia. La presión arterial disminuye debido a depresión vasomotora central, así como a cardiotoxicidad directa. Al principio se estimula la respiración y más tarde queda deprimida. La muerte por lo general sobreviene a parálisis respiratoria o insuficiencia cardiaca. La dosis letal de fluoruro de sodio es alrededor de 5 g.»

«Síntomas: Dolor abdominal, sabor anormal (salado o jabonoso), convulsiones, diarrea, babeo, dolor de cabeza, ataque cardíaco, latidos cardíacos irregulares, náuseas, respiración poco profunda, latidos cardiacos lentos, temblores, vómitos, debilidad».

«La cantidad de fluoruro que se encuentra en la pasta de dientes generalmente no se ingiere en cantidades tan grandes como para causar daño».

 

¡Perfecto! Dosis letal: 5 gramos. Tenemos margen. Fumemos pues:

Puf, puf, puf… Puf, puf, puf… Puf, puf, puf.

Hmmmm es parecido a un cigarrillo mentolado. Poco más. Puede ser que de un ligero mareillo, pero muy, muy ligero, casi imperceptible. Aunque también es posible que, parafraseando a Fire de Erowid, al fumarlo, uno pueda sentirse mal, bien, graciosillo e incluso estúpido, pero ello tiene bien poco que ver con las propiedades psicoactivas de la pasta de dientes, porque, sencillamente, no las tiene, como tampoco las tienen ninguno de los ingredientes que la componen. Punto y final.

Referencias:

FIRE. Ask Erowid a question. Disponible en:

http://www.erowid.org/ask/ask.php?ID=2960

HIP FORUMS. Tothpaste high? Disponible en:

http://www.hipforums.com/newforums/archive/index.php/t-114865.html

INCICLOPEDIA WIKIA. Jimi Hendrix. Disponible en:

http://inciclopedia.wikia.com/wiki/Jimi_Hendrix

MEDLINE PLUS. Sobredosis de fluoruro. Disponible en:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002650.htm

SHROOMERY. Cigarettes and toothpaste make you trip balls? Disponible en:

http://www.shroomery.org/forums/showflat.php/Number/2468792/fpart/1/vc/1

WF ZONE. Drogas caseras y video. Disponible en:

http://www.wf-zone.us/showthread.php?53219-Drogas-Caseras-Video

ZIN MADEROS. Drogas caseras. Disponible en:

http://www.zinmaderos.net/foro/drogas/1491-drogas-caseras-7.html

 

Ungüento de Cannabis

Los cannabinoides y posiblemente otros componentes curativos de la planta se absorben directamente a través de la piel, las propiedades anti-inflamatorias son excepcionales, reduciendo el tiempo de recuperación de lesiones. El cannabis por vía tópica también ha sido utilizado por mis pacientes de lupus y artritis reumatoide para aumentar la funcionalidad de las articulaciones y disminuir la formación de nódulos.

Doctor Frank Lucido Universidad de Berkeley

Algunos antecedentes.

El cannabis puede ser utilizado para la fabricación de diversos preparados medicinales. Una de las preparaciones del cáñamo más poderoso es el ungüento de cannabis. Su eficacia se demostró ya en los años 50 en el Hospital de la Universidad de Olomouc, donde el Prof. Jan Kabelik llevo a cabo su investigación sobre el famoso efecto antibacteriano de cannabis indica.

Acerca de la historia del ungüento.

Uno de los patólogos del hospital se cortó el dedo durante una autopsia, las bacterias resistentes a los antibióticos habían infectado la herida y parecía que la amputación iba a ser inevitable. Entonces alguien tuvo la idea de pedir ayuda al Prof. Kabelik, quien era conocido por sus investigaciones sobre el uso medicinal del cannabis (Texto íntegro del estudio en Internet). El aplicó su ungüento de cáñamo y dos días después la herida estaba curando, evitando la amputación del dedo.

Debido al hecho de que la preparación de los medicamentos sobre la base de cannabis era ilegal, no fue posible al Prof. Kabelik recoger unos análisis oficiales de los experimentos clínicos. Así que tuvo que recoger los testimonios de muchos pacientes, que a lo largo de los años utilizaron este ungüento para el tratamiento de sus enfermedades y problemas de salud. El ungüento de cáñamo es un preparado de curación universal con múltiples efectos. Es la combinación de los efectos de una pomada antibiótica a los efectos de un bálsamo eficaz para aliviar los dolores artríticos y reumáticos. Entre otros, ha demostrado ser extremadamente eficaz para el tratamiento de quemaduras (hasta de segundo grado), ciertos tipos de eczemas, psoriasis y hongos. Sólo tienes que prestar atención a una cosa (el ungüento nunca se debe utilizar en heridas que sangren).

Efectos de la resina de cannabis índica sobre los más comunes micro-organismos patógenos.

Variedades investigadas

1. Micrococcus albus Positivo

2. Stafiococcus pyogen, sensible a la penicilina Positivo

3. Stafiococcus pyogen, resistente a la penicilina Positivo

4. Streptococcus alfa Positivo

5. Streptococcus beta Positivo

6. Enterococcus Positivo

7. Diplococcus pneumoniae Positivo

8. Erisipelotrix Positivo

9. Sarcina lutea Positivo

10. Corynebact. dipteriae Positivo

11. Corynebact. cutis Positivo

12. Bac. anthracis Positivo

13. Bac. subtilis Positivo

14. Bac. mesentericus Positivo

15. Clostridium perfringens Positivo

16. Escherichia coli Negativo

17. Salmonela Negativo

18. S. paratyphi B Negativo

19. Sh. Shigae Negativo

20. Pseudonomas acruginosa Negativo

21. Proteus vulgaris Negativo

22. Micobacterium tuberculosis Positivo

Algunos efectos curativos o de alivio del ungüento cannabico.

-       Efectos anti-inflamatorios.

-       Efectos analgésicos.

-       Los efectos de relajación en los músculos y otros tejidos del cuerpo.

-       Efecto descongestión.

-       Efectos de regeneración de los tejidos del cuerpo.

 

¿Qué enfermedades cura el ungüento cannabico o alivia como medicina complementaria?

-Todo tipo de heridas superficiales, cortes, granos de acne, forúnculos, encarnaciones de uñas, callos, hongos en las uñas.

-Comisura de los labios desiguales, ampollas de fiebre, herpes.

-Ciertos tipos de dermatitis (incluyendo atópica) y la psoriasis.

-El reumatismo y dolores artríticos (hasta 2º grado de la artritis).

-Tortícolis, dolores de espalda, dolores musculares y calambres, torceduras y contusiones.

-Flebitis, ulceras venosas.

-Hemorroides.

-Dolores de la menstruación.

-Resfriado y dolor, bronquitis.

-Problemas con la respiración asmática.

-Inflamación crónica de la laringe (aplicación en forma de compresas).

-Migrañas, dolores de cabeza.

-Picaduras de insectos.

La investigación sobre el efecto anti-inflamatorio tópico del cannabis.

Los científicos han sospechado durante mucho tiempo que el cannabis, sirve para combatir el dolor crónico, nauseas e incluso algunos trastornos mentales como la ansiedad o la depresión, pero también tiene efectos anti-inflamatorios en el cuerpo.

Ahora ellos piensan que saben por qué.

En un estudio publicado en la edición actual de la revista Science, los investigadores muestran exactamente cómo piensan que funciona. Investigan como los endocannabinoides (que son los cannabinoides que se encuentran en nuestro cuerpo), que son compuestos similares a los que se encuentran en el cannabis, reducen la inflamación.

Los ratones tenían un tiempo de curación más largo y difícil de las heridas causadas por sus marcas auriculares a su identificación cuando eran bloqueados los endocannabinoides de los ratones, dijo el Dr. Meliha Karsak, autor principal y científico en neurobiología molecular de la Universidad de Bonn en Alemania. Los científicos creen que los endocannabinoides están implicados en muchas de las funciones diarias del cuerpo, pero están tratando de averiguar como.

El doctor nos constata que los ratones también sanaron más rápido con colirio de THC, el principal ingrediente psicoactivo del cannabis.

El Dr. Frank Lucido, un medico de Berkeley que no participo en el estudio pero recomienda regular la marihuana medicinal, dijo que no le sorprende los efectos anti-inflamatorios del cannabis. Ha tenido pacientes que dicen que su psoriasis, una enfermedad inmune que afecta a la piel y las articulaciones, mejora.

En la década de 1980, los científicos descubrieron los receptores en el cuerpo que responden a los compuestos activos del cannabis. Una vez activado con THC y otros químicos de la marihuana, los receptores tuvieron efectos posteriores, por ejemplo, cambiando el estado de ánimo de una persona y la percepción. Desde entonces, dos receptores principales han sido estudiados, uno de los receptores es más frecuente en el sistema nervioso central y el otro en la periferia.

El que está en la periferia parece responder a los cannabinoides en la inflamación y se encuentra en las células del sistema inmune, dijo el Dr. Donald Abrams, del Hospital Medico General de San Francisco, que ha estudiado los efectos del consumo de marihuana en pacientes con VIH. El Doctor cree desde hace tiempo que el sistema endocannabinoide está implicado en la modulación del sistema inmune, y como enfermo de chron y de psoriasis, también así lo creo yo.

Ungüento de Cannabis

¿Qué necesitamos?

- Cannaoliva (Aceite de oliva elaborado con cannabis)

- Cera de abejas.

- Recipientes para Baño Maria.

- Vitamina E (aceite).

- Fragancias y otros aceites.

- Recipiente para guardar el ungüento.

Elaboración

Poner agua en una olla y encima un recipiente para el Baño Maria, después añadimos la cannaoliva y la cera de abejas en una proporción más o menos de 20% de cera de abejas y 80% de cannaoliva. Calienta el agua hasta que la cera se derrita y remueve muy bien la mezcla. Enfría una muestra para comprobar la consistencia. Añade cera para que sea más firme o el aceite para que sea más suave. Añadir un 5% de aceite de vitamina E y fragancia, después guardarlo en un recipiente en un lugar fresco y protegido de la luz.

Como hacer Cannaoliva

La cannaoliva es sencilla de elaborar, se tarda un poco en su elaboración pero se pueden cocinar en grandes lotes y conservar en frigorífico o congelador. El aceite de oliva hace que el organismo pueda absorber el 80% de los cannabinoides que se encentran en el follaje original.

Calienta 1,5 litros de agua en la olla exprés, añade 100 gramos de hoja de cogollo de buena calidad (si no añade más cantidad de hoja) ,3/4 de litro de aceite de oliva virgen y remuévelo todo.

Pon el fuego más o menos fuerte hasta que suene la válvula de la olla y después bájalo al mínimo durante una hora.

Cuela la mezcla con un chino de cocina recogiendo el líquido debajo en un recipiente. Presiona el follaje de abajo para que salga lo máximo posible. Vierte 0,5 litros de agua hirviendo sobre la hoja para sacar lo restante que es lo mejor y cuidado de no quemarse. Prensa las hojas restantes hasta que no puedas sacar líquido.

Deja que la mezcla repose y se enfríe. En una o dos horas la mezcla se separara, y seguidamente y una vez este separada la podéis meter al congelador. Déjalo unas 12 horas en el congelador y sácalo, la cannaoliva se habrá congelado y podrás recogerla con una espátula de la parte superior del recipiente.

El aceite se licuara a temperatura ambiente y ojo que al licuarse se decantara el THC puro en el fondo (parece alquitrán), con lo que recomiendo agitar antes de usar. Se conserva un mes a temperatura ambiente. Guárdalo en el congelador para conservarlo durante más tiempo.

Salud, Paz y Amor.

Om namah sivaia.

FAT

 

Cazadores de Mitos: Fumar telarañas

Se dice, se cuenta, se comenta que fumar telarañas produce efectos alucinógenos. ¿Será verdad? ¿Será mentira? ¿Qué será... será? Sigan ustedes leyendo y, muy pronto, lo sabrán.

Por Eduardo Hidalgo

 

Hace poco, una buena amiga colombiana nos comentó que en su país siempre escuchó decir que las telarañas, condimentadas con Mejoral® (el nombre comercial de un medicamento compuesto de paracetamol) y fumadas en un cigarrillo, “colocan una barbaridad”. El método de preparación y consumo de esta curiosa droga casera consistiría en picar el paracetamol, mezclarlo con tabaco, liarse un cigarro, envolverlo en tela de araña y fumárselo. Esto nos recordó que en los foros sobre drogas de la Web este asunto suele mencionarse repetidamente en los hilos sobre mitología drogófila, de modo que, como no podía ser de otra manera, nos pusimos manos a la obra para tratar de confirmarlo o desmentirlo mediante la más estricta aplicación del método científico.

En primer lugar, decidimos empezar por rastrear su pista en Internet, con la intención de documentarnos sobre el tema lo más extensa y profundamente que nos fuese posible. Fue bien poco lo que encontramos: una frase un en artículo sobre la cárcel escrito en un periódico colombiano (“pero el interno es ingenioso y cuando no tiene droga se fuma las telarañas revueltas con Mejoral”); otra frase repetida hasta la saciedad en mil y una páginas, blogs y portales (“en las cárceles de Sudamérica es muy común fumar telas de araña para conseguir efectos alucinógenos o de embriaguez”); y unos pocos testimonios directos (algunos en serio, otros probablemente de coña y casi todos, seguramente, falsos) en algunos foros hispanos y anglosajones, veámoslos:

  • “La telaraña, el problema radica en que donde puedes conseguir mucha telaraña. Siempre encuentras un par, no más, no mucha para fumar bastante. Algún día fumé un poco con cigarrillo, y produjo un efecto agradable, pero al no poder conseguir mas, me quedé empezada. El plátano también produce un efecto euforizante, pero el sabor es fuerte.”
  • “Una vez envolvimos un cigarrillo en una gran tela de Araña, y lo fumamos. Te marea un poco pero no te hace nada muy exagerado. Tiene muchísimo potasio y eso al fumarlo te quita oxígeno cerebral por unos segundos, pero no alucinas, solo te mareas.”
  • “He escuchado un rumor de una amiga ke diske un dia se le acabo la maria si y no habi nada ke fumar estaba en la finca de los padre y me ha dicho ke se puso del desespero aber ke se fumaba y se puso ah recolectar telarañas en un cachito y puff cuando se dio cuenta tenia echo un porroaraña, la tela se cristaliso y que viaje tan malparido se pego.”
  • SWIM (Someone Who Isn’t Me, es decir, “alguien que no soy yo”) ha fumado telarañas; el viaje es casi terrorífico. SWIM no sabe si tiene que ser de un tipo de araña especial, pero, ciertamente, colocan… Cuando fuma telarañas, a veces puede sentir su columna vertebral, y se encuentra como paralizado… lo cual me lleva a pensar que alguna sustancia química de las telarañas tenga algo que ver con el veneno.”

Así que, una vez acabada la fase de documentación nos quedamos tal y cómo estábamos. De modo que, sólo nos quedaba pasar a la práctica. Y eso es lo que hicimos. Salimos a dar un paseo por los alrededores de casa y no tardamos en toparnos con una excelente colección de telarañas en un garaje cercano. Les hicimos unas fotillos y cogimos una muestra para llevárnosla a casa. A continuación picamos bien un gelocatil (compuesto, como el Mejoral®, de paracetamol), mezclamos los polvos con tabaco, nos liamos un cigarrillo y lo envolvimos con la telaraña que habíamos cogido (cometimos el error de liar el cigarro con un filtro de algodón, pero, afortunadamente, nos dimos cuenta de ello y, antes de proceder a fumarlo, lo cambiamos por un filtro de cartón). Fumamos, y fumamos, y fumamos y… no nos colocamos.

Ohhh, siendo sinceros, hemos de reconocer que nos dio un poco de pena refutar este mito; eso de que “el viaje es casi terrorífico” nos parecía tan romántico, tan inquietante, tan sugerente… que había logrado que, en lo más profundo de nuestro corazoncito, albergásemos la vana ilusión de que fuese cierto. Pero no, no lo era. La mezcla de paracetamol y telaraña no produce el más mínimo efecto psicoactivo; pudiera ser, si acaso, que diera un ligero dolor de cabeza, pero no lo podemos afirmar con seguridad porque ya lo teníamos antes de fumar (producto de la resaca derivada de los excesos etílicos cometidos la noche anterior).

Ahora bien, lo cierto es que existen más de 38.000 especies de arañas, y resulta que, para hacer sus redes, estos animalillos utilizan hasta siete tipos distintos de seda dependiendo de la función que le quieran dar a los hilos (envolver a sus presas, tejer un capullo para sus huevos, desplazarse por el aire o construir estructuras con diversas finalidades: trampas, puertas, etc.). La cuestión es que, como ustedes podrán comprender, de cara a satisfacer las modestas pretensiones de este artículo tampoco nos vamos a tomar la molestia de fumarnos los siete tipos de hilo de las 38.000 especies de arañas que hay en el mundo. Les rogamos, una vez más, que nos disculpen. Del mismo modo que tampoco vamos a viajar a Colombia para autoinculparnos de algún delito que nos permita catar de primera mano las telarañas que supuestamente consumen los presos de aquel país. Y tampoco vamos a mirar por todos los rincones hasta encontrar una viuda negra para fumarnos su casa, aunque no falte quien diga que son las telarañas de esta especie en concreto las que colocan de verdad (manda narices que tenga que ser justo esa, nada más y nada menos que una de los doce tipos de araña, entre los casi cuarenta mil que existen, cuyo veneno es realmente peligroso para el ser humano… hay que joderse…). De todos modos, aunque no vayamos a hacer nada de esto, a la luz de los resultados obtenidos con nuestro experimento seguimos pensando que los efectos psicoactivos que se le atribuyen a las telarañas no son más que un puro y duro mito.

Sin embargo, no todo está perdido, queridos lectores, puesto que, quien quiera tener una experiencia alucinógena gracias a las arañas todavía puede hacerlo, y esta vez, efectivamente, por cortesía de la viuda negra, tan sólo que el sistema, en lugar de consistir en fumarse su tela, consiste en provocar a la araña para que, amablemente, introduzca su veneno bajo la piel del interesado. Los efectos que se pueden esperar son los siguientes: dolor intenso, hipertensión, cefalea, diarrea, diaforesis, fotofobia, sialorrea, disnea, confusión, delirio y… alucinaciones (¡Biennnnn!!!). El dolor se sufre durante no más de 24 horas y rara vez persiste por más de varios días, pero no se apuren, que hay antídoto, y hace efecto en apenas quince minutos, de modo que, una vez experimentados las ansiadas alucinaciones durante el tiempo suficiente y necesario se puede poner fin a la experiencia de forma casi inmediata. Y en este punto, por si fuera de su interés, les ofreceremos el testimonio de alguien que puede contarnos de primera mano de qué va la cosa:

“Estaba bebiendo y fumando algunos porros con tres de mis mejores amigos y mi novia. Mi ex quiso que fuéramos a follar al bosque, y la verdad es que no le costó mucho convencerme. Mientras estaba tumbado con ella puse mi mano en una telaraña, pero no pensé mucho en ello porque estaba centrado en el trabajo con la chica, hasta que noté que algo subía por mi mano, traté de quitármelo de encima y espachurre a la viuda negra, y entonces sentí que la mano empezaba a picarme. Intenté seguir con el folleteo, pero la mano me dolía tanto que tuve que parar. Cuando me puse en pie estaba mareado y desorientado. Mi ex-novia y yo emprendimos la vuelta a casa, y a mitad del camino me fallaron las piernas. Mi novia me ayudó a andar y conseguimos llegar. Era tarde y todo el mundo estaba realmente borracho. Me mire la mano y estaba hinchada. Empecé a sentirme muy raro, y sabía que no era cosa del alcohol. Recuerdo que mi ex pidió que alguien me llevara a un hospital, que alguno de mis amigos comentó que no deberíamos conducir borrachos y que alguien preguntó donde estaba el hospital más cercano. Mi mejor amigo estaba del lado de mi ex y dijo que me llevaría al hospital, que estaba como a una hora en carretera. Yo me había quedado tumbado en el sofá durante un rato, no sabría decir cuanto, intenté levantarme y me caí. Pensé que era gracioso, pero por dentro sabía que algo iba muy mal. Mi ex y mi amigo me llevaron hasta su camioneta y me sentaron en el asiento de atrás.

Telaraña 107Telaraña 107

“Aquí es donde empezaron las alucinaciones y las amnesias. El veneno de la araña me dio un viaje como nunca antes lo había tenido, y he viajado con todo menos con mescalina, incluyendo DXM. En la parte de atrás de la camioneta miraba por la ventana mientras mi ex lloraba y mi colega escuchaba la radio sin importarle nada una mierda. Hubo partes del viaje en las que sentía que estaba en una burbuja; partes en las que veía los árboles crecer muy, muy alto y luego encogerse hasta su estado normal; y decía cantidad de sandeces de las que ni me acuerdo. Sé que, a la media hora o así, mis amigos no podían entender nada de lo que decía. Llegamos a la sala de urgencias. Me pidieron que dijera cuanto me dolía en una escala de 0 a 10 y yo les dije que 11. El doctor, que me trató a las tres de la madrugada, estaba tan borracho y casi tan colocado como yo. Tampoco se le entendía una mierda. Terminó dándome un chute de algo, y a la media hora me largaron, dándome 20 comprimidos de 10 mg de oxycontin (yuhuuuu!!!). En el camino de regreso, en contra de los deseos de mi amigo, mi novia y yo terminamos nuestro trabajito en la parte trasera de la furgo.”

Relato tomado y traducido de Erowid. Autor: Vunit86. Título original: Watching the trees grow. Disponible en: http://www.erowid.org/experiences/exp.php?ID=70096

Referencias:

CASTELLANOS, R. La Distrital: presa del olvido. El Tiempo. 06-12-1992.

Disponible en: http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-253752

FAMILIA-CL. El lado bueno de las arañas.

Disponible en: http://www.familia.cl/ciencia/telas/telas.htm

LEFORO. Cómo drogarte con cosas que parecen no drogables.

Disponible en: http://www.leforo.com/archive/index.php/t-8140.html

MICROCAOS. Drogas caseras raras.

Disponible en: http://www.microcaos.net/salud/drogas-caseras-raras/

SHROOMERY. Smoking spider webs?

Disponible en:

http://www.shroomery.org/forums/showflat.php/Number/6481815/fpart/3/vc/1

TIRADO, J. Mordedura de araña viuda negra. Disponible en:

http://www.issstezapopan.gob.mx/pdf/medicos/Mordedura_lactrodectus.pdf

 

Vaporizando diferentes hierbas

Este mes dejaremos un poco de lado el cannabis como esencia a vaporizar para conocer otras hierbas con grandes propiedades medicinales. Estas esencias son fáciles de adquirir ya que tanto su cultivo como su venta son legales en España. Con ellas podremos degustar curiosos sabores y, además, iremos un paso más allá y mezclaremos algunas para optimizar su efecto.

por Raro Genetics, @raroweed

Vaporizando cannabis y tomilloVaporizando cannabis y tomillo

Lavanda (se vaporiza a 130 grados Celsius): La lavanda se asocia, normalmente, al olor a perfume (entre otras cosas porque está presente en multitud de colonias comercializadas), pero esta esencia es utilizada desde hace siglos por su gran efecto calmante. En la actualidad se vaporiza para disfrutar de sus propiedades antibacterianas y antisépticas. Tampoco podemos olvidar que la lavanda es utilizada como antidepresivo, de ahí que se use como ingrediente principal de algunos perfumes, ya que su olor produce una gran sensación de bienestar. Esta esencia puede ser utilizada para combinarla con otras, ya que su agradable sabor eclipsará otros que no sean de nuestro agrado.

Eucalipto (la temperatura idónea para vaporizarlo es 130 grados Celcius): El eucalipto es originario de Australia, donde se encuentra el 75% de los eucaliptos del planeta. Esta hierba ya era usada por el pueblo aborigen australiano comoantiséptico, expectorante, estimulante del flujo sanguíneo local y fungicida. En la actualidad se usa para combatir congestiones y resfriados, por lo que vaporizar eucalipto aliviará los síntomas del catarro, especialmente la tos. Debido a estas grandes propiedades su principal compuesto, el eucaliptol, es usado en multitud de productos expectorantes. Vaporizar eucalipto nos proporcionará un gran frescor en las vías respiratorias, aliviando cualquier tipo de inflamación.

Menta (debe ser vaporizada entre 140 y 170 grados Celsius): El origen de la menta es un gran misterio, aunque se conoce que mil años antes de Cristo, en la pirámides egipcias, ya eran depositadas hojas de menta seca en su interior para purificar la cámara donde descansaría la momia del faraón. La menta, pese a ser muy valorada por los griegos y los romanos, sólo se hizo popular en Europa Occidental a partir del siglo XVIII. Esto se debe a la popularización del té de menta, el cual era usado como un potente digestivo. También cabe destacar su poder antiséptico y calmante contra los espasmos musculares. Gracias a estas virtudes, vaporizar menta puede ser un gran alivio para las enfermedades digestivas y de colon, como la enfermedad de Chron.

Mezcla de tomilloMezcla de tomillo

Bálsamo de limón o melisa (145 grados Celsius es la temperatura idónea para vaporizarla): La melisa es una de las plantas aromáticas más valoradas tanto en la aromaterapia como en medicina natural. Esta no debe confundirse con el bálsamo de abeja. La melisa es una planta perenne de la familia de la menta, nativa del sur de Europa y de la zona mediterránea. Tradicionalmente, el bálsamo de limón se ha empleado para la inflamación bronquial, dolor de oído, fiebre, flatulencias, dolores de cabeza, presión arterial alta, gripe, palpitaciones, dolor de muelas y vómitos. Además de estas aplicaciones, en la actualidad es usada para la agitación nerviosa, problemas de sueño, trastornos gastrointestinales, calambres menstruales y espasmos urinarios. Al vaporizar la melisa obtendremos un peculiar sabor a limón, el cual se asocia con el limoneno.

Romero (ajustar el vaporizador a 145 grados Celsius): El romero ha sido utilizado durante siglos para combatir muchas dolencias respiratorias. Al vaporizar esta hierba obtenemos, además de un potente sabor, un flujo de elementos antimicrobianos que van directamente a los pulmones. Estos elementos nos ayudaran a combatir enfermedades como la pulmonía o la bronquitis. Otra característica del romero es que es muy volátil, por lo que sí sobrepasamos los 150 grados Celsius corremos el riesgo de que se combustione.

Hierbabuena (se vaporiza sobre los 150 grados Celsius): La hierbabuena posee un sabor y olor muy similar a la menta. Esta hierba es muy común en toda Europa, usada desde hace siglos como antiséptico. Además, en la actualidad se utiliza para aliviar espasmos musculares. Otra de sus aplicaciones es como refrescante, ya que vaporizar hierbabuena nos aportará un gran frescor en las vías respiratorias, pudiendo combatir con ella afecciones como la tos.         

Hierba de San Juan (se debe vaporizar aproximadamente a 150 grados Celsius): Pese a que pueda parecer una gran desconocida, la hierba de San Juan es muy utilizada actualmente gracias a sus propiedades antidepresivas. Esta cualidad es especialmente potenciada cuando se vaporiza, consiguiendo así convertirse en un sedante. Gracias a estas propiedades, la hierba de San Juan es especialmente adecuada en la lucha contra enfermedades musculares como las miopatías. Consiguiendo atenuar los dolores producidos por este tipo de dolencias.

Tilos o tila (vaporizar a 150 grados Celsius): El tilos (o como se le llama comúnmente, tila) es una planta usada desde la antigüedad en la medicina tradicional. Tiene una gran cantidad de alfa-pineno, limoneno, quercetina y terpineol. Gracias a estos compuestos, la tila tiene propiedades ansiolíticas, somníferas y antiespasmódicas. Otra cualidad que nos aporta la tila al ser vaporizada es su gran efecto relajante, indicado especialmente para tratar enfermedades musculares. Sin embargo, vaporizar tila no se recomienda en personas con dolencias intestinales, ya que podrían empeorar. También cabe destacar que gracias a sus flavonoides, la tila también tiene propiedades diaforéticas, que actúan en las glándulas sudoríparas, virtud especialmente indicada cuando queremos limpiar nuestro cuerpo de algún virus o toxina, como puede ser la gripe.

Vaporizando tomilloVaporizando tomillo

Flor de la pasión (vaporizar a 154 grados Celcius): La flor de la pasión o pasionaria, como es comúnmente conocida en España, es usada como antiinflamatorio, antiespasmódico, sedante hipotensor y tranquilizante. Esta esencia es natural de América del Norte, aunque es en América Central, del Norte y México donde más se usa en la actualidad, sobre todo para combatir el insomnio, la epilepsia y la histeria. Sus hojas son usadas como ingrediente principal en fármacos elaborados para el tratamiento de trastornos nerviosos, tales como palpitaciones del corazón, la ansiedad o las convulsiones. Otra gran ventaja de vaporizar pasionaria es su gran efectividad contra el asma. También cabe destacar que podemos vaporizar tanto sus flores secas como las hojas, produciendo un efecto similar.

Té verde (debe ser vaporizado a 180 grados Celsius): El té verde se dice que fue descubierto accidentalmente por un emperador chino, hace unos 4.000 años. Desde entonces, el té verde es un elemento fundamental en la medicina tradicional china, recomendando su uso para combatir la migraña, los dolores corporales y los dolores producidos durante la digestión y la depresión. Otra de las grandes virtudes que obtenemos del té verde al ser vaporizado es su poder energizante, ya que volatilizamos la teína que tiene. Es tal este efecto, que diversos estudios comparan unas pocas aspiraciones del vapor producido por el té verde, con el efecto producido por una taza de café. Esto lo hace especialmente adecuado para comenzar el día con energía. En el caso de querer un efecto más relajante, tendremos que ajustar el vaporizador a unos 160 grados Celsius.

Manzanilla (debe ser vaporizada a 190 grados Celsius): La manzanilla es una planta muy popular en España, la cual crece de forma silvestre por toda Europa y Asia occidental. Vaporizando sus flores podremos obtener un sin fin de beneficios tales como: aliviar la indigestión, calmar el nerviosismo y combatir depresiones y dolores de cabeza. También hay que destacar que es ideal para los problemas digestivo-emocionales, tales como úlceras pépticas, colitis, colon espástico e indigestión nerviosa. Gracias a estas propiedades, vaporizar manzanilla tras una copiosa comida nos ayudara a realizar una correcta digestión, sin necesidad de tomarla en infusión.

Tomillo (la temperatura idónea de vaporizado es 190 grados Celsius): El tomillo es una de las especias más usada en la cocina mediterránea, convirtiéndose en imprescindible en las típicas mezclas de hierbas provenzales, usadas en multitud de platos, tanto de alta cocina como de cocina tradicional. Esto se debe al gran sabor y olor que contiene, el cual se complementa muy bien con el del cannabis. Aunque en la vaporización obtendremos este gran sabor, también conseguiremos disfrutar de sus amplias propiedades usándolo como antiespasmódico, digestivo, bactericida, expectorante o estimulador del apetito.

Tila antes de ser vaporizadaTila antes de ser vaporizada

Valeriana (la temperatura óptima de vaporizado es 200 grados Celsius): La valeriana es una de las plantas sedantes más conocida y usada en la edad moderna. Esta popularidad, viene dada por sus grandes propiedades para combatir el nerviosismo y el estrés, pero sobre todo es usada por su gran efectividad como somnífero. Vaporizar valeriana es ideal para combatir los dolores menstruales. También cabe destacar que es una planta muy usada en diferentes tratamientos para dejar el tabaco, gracias a su eficacia a la hora de paliar la ansiedad que produce la abstinencia de nicotina. Por estas singulares cualidades, las flores de la valeriana son especialmente indicadas para ser vaporizadas por la noche.

Curiosas mezclas

Ya que hay sabores que nos gustan menos y además siempre nos gusta ir un paso más allá en la vaporización, os propongo varias combinaciones de diferentes hierbas:

  • Una mezcla muy relajante sería: Melisa, tila, flor de la pasión y, para darle un sabor más singular, lavanda. Esta mezcla la vaporizaremos a 150 grados Celsius aproximadamente.
  • Tomillo y cannabis: Esta mezcla potenciaría tanto los efectos del tomillo como los del cannabis, obteniendo un peculiar sabor que contendrá unos u otros matices según el cannabis que incluyamos en la mezcla. Estas hierbas las vaporizaremos a 190 grados Celsius.
  • Mezcla ideal para comenzar el día: Podemos obtener una buena mezcla energizante a partir de hierbabuena y té verde, y la vaporizaremos a unos 170 grados Celsius. Le podemos añadir otras hierbas aromáticas, como el tomillo.

Para terminar este artículo os invito a que mezcléis varias de vuestras hierbas favoritas para obtener nuevos y diferentes efectos, además de singulares sabores.

¡Yo vaporizo!

 

 

Marihuana… ¿MEDICINAL?

  Como si de un nuevo orden mundial se tratara, la marihuana medicinal se está imponiendo sobre los medicamentos tradicionales a la hora de tratar o paliar los síntomas de multitud de enfermedades, algunas de ellas tan graves como el cáncer o tan comunes como el insomnio o el estrés.

por Josetxo

Cultivo de Marihuana MedicinalCultivo de Marihuana Medicinal

  Los buenos resultados obtenidos en muchos de estos tratamientos, corroborados siempre por los pacientes, hacen que la marihuana esté ganando terreno a pasos agigantados en el ámbito medicinal. Pero… ¿es la marihuana una auténtica medicina? ¿Puede curar enfermedades o simplemente puede paliar los síntomas? A pesar de lo que muchas personas piensan o quieren pensar (quizás manipuladas por las increíbles campañas publicitarias que se están haciendo sobre el consumo de marihuana con fines medicinales o simplemente porque están inmersas en el desconocimiento que rodea a esta mágica planta debido a su prohibición), lo cierto es que, muy a mi pesar, no hay ningún estudio científico que afirme que la marihuana cura alguna enfermedad.

  Seguro que más de uno ya se está tirando de los pelos mientras afirma que la marihuana sí cura enfermedades, que conoce casos reales de esto o de lo otro y que un amigo de un amigo se curó utilizando sólo marihuana como tratamiento. Si eres de esas personas, te invito a que sigas leyendo el artículo hasta su fin y comprenderás a qué me refiero.

  Existen multitud de estudios científicos que afirman que ciertos cannabinoides presentes en el cannabis pueden provocar o provocan que las células cancerígenas se “autodestruyan”. Algunos de estos estudios se han difundido por redes sociales de forma viral, con titulares algo atrevidos como “La marihuana puede curar el cáncer”. Lo único cierto en todo esto es que sí se están realizando estudios científicos en profundidad sobre las cualidades medicinales del cannabis y sí se han encontrado ciertos cannabinoides que ayudan a destruir células cancerígenas, por ejemplo, pero simplemente eso, son estudios que se están llevando a cabo de igual forma que se están llevando a cabo con muchas otras plantas que demuestran aportar beneficios medicinales.

Y de la misma forma que parece ser que el consumo de marihuana o de ciertas sustancias presentes en las plantas de marihuana (algunos cannabinoides específicos para ser más concretos) pueden destruir células cancerígenas, también es cierto que otras sustancias presentes en el clásico consumo de cannabis (porro) ayudan e incluso incrementan la metástasis de células ya afectadas. Pero, obviamente, esta parte no tan positiva no la vamos a ver nunca circulando de forma viral por las redes sociales, porque sencillamente no interesa ni es tan sensacionalista. Como explicaré más adelante, existen formas más sanas y naturales de consumir marihuana que fumarla.

  Al fumar cannabis no sólo inhalamos las sustancias psicoactivas y medicinales, sino que también introducimos en nuestro organismo multitud de toxinas y alquitranes (algunas de ellas muy cancerígenas). Fumar es, con diferencia, la forma menos saludable de consumir marihuana. Pero volviendo al tema... ¿Puede alguien curarse de un cáncer de piel usando sólo cannabis? No, la marihuana no cura el cáncer de piel y, de momento, ningún tipo de cáncer. Sí que es posible que el cannabis ayude a eliminar ese cáncer, en combinación con el tratamiento otorgado por el oncólogo, pero nunca por sí sola.

  Lo que sí hace la marihuana y además parece ser que muy bien, es mitigar los síntomas producidos por la quimioterapia y la propia enfermedad. Alivia dolores musculares, estimula el apetito y el ánimo, reduce el estrés, disminuye las náuseas, ayuda a conciliar el sueño, etc. El cannabis tiene muchos beneficios medicinales, pero como paliativo, nunca como cura. Poniendo algún ejemplo, ciertas plantas de marihuana parecen ser muy efectivas lidiando contra migrañas (las migrañas, para quien no lo sepa, son dolores de cabeza muy fuertes y duraderos). Muchas personas que sufren migrañas dicen sentir un gran alivio al consumir cannabis, las migrañas desaparecen y se puede continuar haciendo una vida normal. Pero… las migrañas no desaparecen para siempre, vuelven produciendo exactamente las mismas dolencias. Podemos ver claramente que la marihuana puede usarse para mitigar los síntomas de las migrañas, pero no las elimina para siempre, es decir, no las cura.

  La psoriasis es un problema cutáneo (irritación de la piel) que afecta a una amplia parte de la población. El uso de cremas/ungüentos elaborados con cannabis hace que se reduzca muy considerablemente, llegando incluso a desaparecer. Pero... ¿se cura así la psoriasis? No, sólo desaparece temporalmente. Otro claro ejemplo de que el cannabis no cura, mitiga los síntomas.

  Lo mismo sucede con el insomnio o el estrés, muy probablemente los dos problemas más comunes en tratamientos medicinales con cannabis. Muchas plantas de marihuana (variedades índicas) tienen propiedades relajantes, lo cual nos ayuda a conciliar el sueño o relajarnos si estamos estresados, pero si dejamos de tomar cannabis observaremos que el problema persiste. La marihuana puede ayudarnos a paliar dolencias, pero no a curarlas.

  Enfermos de esclerosis y/o distintas enfermedades que padecen de convulsiones musculares, manifiestan haber notado una gran mejoría tras consumir cannabis con fines medicinales. Es algo normal ya que como se ha indicado antes, ciertas variedades de marihuana presentan efectos relajantes a nivel mental y corporal. Es una gran ayuda para estos pacientes, pero eso no significa que cure, sólo palía algunos efectos de la enfermedad de forma temporal.

  Aunque quien os escribe es el primero en desear que algún día se verifique que la marihuana sirve como cura y no como tratamiento paliativo, en la actualidad no se puede afirmar que el cannabis cure enfermedades, sea cual sea su índole. Quizás es algo parecido a lo que sucede con las adormideras y el opio, ahora sintetizadas y utilizadas por farmacéuticas, muy práctico para paliar pero no para curar.

  Pero entonces... ¿por qué tanto interés en hacernos pensar que la marihuana puede curar enfermedades? Lo primero que debemos pensar es quién se beneficia de esas falsas afirmaciones y lo cierto es que todos tenemos nuestra pequeña parte de culpa. Desde los cultivadores de cannabis para consumo propio, que queremos que llegue pronto la legalización, hasta las empresas del sector que verían ampliados sus beneficios. Todos, de forma directa o indirecta, queremos creer que cura enfermedades y es posible que en ocasiones nos vengamos un poco arriba. Lo cierto es que impulsar los beneficios medicinales de la marihuana es una de las mejores formas de activismo hoy en día, mostrando al mundo lo que muchos gobiernos han intentado ocultar durante años. Quizás debamos centrarnos más en desarrollar bases de datos conjuntas sobre las variedades que hayamos probado, de las que sabemos qué beneficios medicinales ofrecen de primera mano, ya que esa información puede ser de muchísima ayuda a otras personas con las mismas dolencias que estén buscando información.

CriticalCritical

  ¿Son todas las plantas de cannabis medicinales o sólo existen algunas variedades con efectos medicinales? Dentro de lo que todos conocemos como planta de marihuana, existen multitud de variables que pueden ofrecer mejor o peor apoyo frente al alivio de diferentes síntomas. Las diferentes variedades de marihuana no ofrecen los mismos beneficios medicinales frente a una misma dolencia, es decir, hay variedades que, por ejemplo, funcionan muy bien contra el insomnio y otras variedades que están totalmente desaconsejadas.

  Las plantas de cannabis índica son muy conocidas por sus efectos relajantes a nivel corporal y mental, por lo que son muy utilizadas contra estrés, insomnio, dolores musculares, espasmos, etc. Pero dentro de las variedades índicas existen algunas más potentes que otras, tanto en efecto psicoactivo como en efectos paliativos frente a diferentes dolencias. Unas pueden estar más enfocadas a la relajación física y otras a la relajación mental (o tener una perfecta combinación ¡yuhu!).

  Por otro lado tenemos las variedades de cannabis sativa, más utilizadas en el ámbito medicinal para estimular el apetito, favorecer el buen humor, tratar nauseas o migrañas, etc. Y al igual que sucede con las índicas, dentro del mundo de las sativas podemos encontrar variedades que ofrezcan mayor o menor intensidad en sus diferentes beneficios medicinales.

  Absolutamente todas las plantas de marihuana pueden ofrecer, en mayor o menor grado, beneficios medicinales paliativos frente a alguna dolencia o enfermedad. Pero hay algunas que destacan bastante sobre las demás por su notoriedad. Simplemente hay que saber qué tipo de cannabis nos conviene más dependiendo del efecto que busquemos. Son muchas las empresas del sector que ahora marcan algunas de sus variedades como “variedades medicinales” frente al resto del catálogo, algo que puede servirnos como referente. Probablemente la empresa haya estudiado los porcentajes de los diferentes cannabinoides y sepa que esas variedades son más efectivas frente a determinadas dolencias.

  En la actualidad hay una tendencia o moda de llamar medicinal a las plantas que ofrecen un alto contenido en cannabinoides específicos como el CBD o el CBN. Algo que puede resultar extraño ya que esos cannabinoides siempre, o casi siempre, funcionan mejor en conjunto con otros como el THC. Es posible que una variedad que a mí personalmente me ayude a conciliar el sueño, a ti no te haga el mismo efecto o con la misma intensidad, por lo que siempre es recomendable probar hasta dar con el más acertado.

  Algunas variedades que he podido probar de forma continuada durante algunos años y cuyos efectos medicinales puedo apreciar de forma notoria son, por ejemplo, Great White Shark, Critical, Damnesia, Grape Fruit y Arjans Haze, entre muchas otras. Cada una de ellas tiene su particularidad, tanto en efecto como en intensidad y duración del mismo.

  A la hora de relajar el cuerpo y la mente después de un duro día de trabajo, no puedo imaginar nada mejor para fumar que un poco de Great White Shark. Notar como mi cuerpo comienza a relajarse por completo, mientras mi mente se va liberando de pensamientos estresantes. Es sin duda una hierba fantástica para relajarse sin quedarte alelado. Por contra, cuando llega la hora de acostarse y por cualquier motivo no puedo dormir, un poco de Critical siempre es mano de santo. Ambas son ideales contra el estrés y muy recomendadas si lo que buscamos es un efecto relajante a nivel corporal y/o mental.

  Contra el mal humor, las variedades sativas parecen tener las mejores cualidades, capaces de despejar la mente y dejar volar la creatividad. Variedades como Arjans Haze o Damnesia son las que más me gustan a nivel personal, aunque con las miles de variedades existentes cada cual tiene un amplio abanico de donde elegir.

  Algunas personas (creo que la mayoría en realidad) experimentan una estimulación del apetito considerable tras consumir cannabis, ya sea una variedad índica o una sativa. Contra dolores musculares me van muy bien las variedades índicas, contra migrañas las variedades sativas… Todo es ir probando hasta dar con la que mejor efecto te aporte en función a tu dolencia.

The DoctorThe Doctor

  ¿Cómo puedo cultivar cannabis medicinal? Aunque supongo que la pregunta correcta es ¿cómo puedo cultivar cualquier tipo de marihuana y darle fines medicinales? La respuesta es realmente sencilla: de la misma forma que cultivas cualquier planta de marihuana. Aunque cabe recomendar el uso de abonos orgánicos para evitar productos químicos, no sólo en abonos, también en preventivos frente a plagas. Las plantas de cannabis no se diferencian entre medicinales y no medicinales, ya que todas tienen sus propiedades, en mayor o menor medida. Se diferencian por sus orígenes, estructura, sabor, olor y efectos. Insisto en que todas son medicinales, simplemente algunas están más recomendadas que otras frente a determinadas dolencias.

   ¿Cuál es la mejor forma de consumir marihuana con fines medicinales? Sorprendentemente, fumar cannabis parece ser la forma de consumo más extendida y, por extraño que parezca, es también la más nociva. Vaporizar marihuana es la forma más sana de consumir cannabis que se conoce hasta la fecha, aunque también se puede ingerir mediante dulces o beber mediante tinturas. Dependiendo de nuestra enfermedad debemos declinarnos por la mejor forma de consumir sin dañar nuestro organismo. Un enfermo de cáncer de garganta, boca o pulmón no debe fumar ni vaporizar, obviamente, pero sí puede ingerirla mediante pasteles o beberla gracias a las tinturas, por ejemplo. Por contra, un paciente con migrañas sí puede vaporizar sin problemas, ingerir o beber. Fumar no está nada recomendado porque no sólo inhalamos cannabinoides, también alquitranes y toxinas altamente nocivas.

  Como podéis apreciar, si algo abunda en el mundo de la marihuana medicinal es la falta de información o información contrastada por muchos pacientes. Esperamos que pronto llegue la legalización y todo el mundo pueda disfrutar de estos beneficiosos efectos sin miedos ni prohibiciones.

 

Los atomizadores

Este mes hablaremos de unos pequeños vaporizadores que conocemos como atomizadores. Estas máquinas de vapor, pese a no ser nuevas, es ahora cuando están siendo desarrolladas con grandes resultados. Como consecuencia de estos avances, cada vez son más los vaporetas que incluyen estos pequeños aparatos a su colección de vaporizadores.

por Raro Genetics, @raroweed

Hierbas vaporizadas a 215 grados CelciusHierbas vaporizadas a 215 grados Celcius

¿Qué son los atomizadores?

Los vaporizadores tipo pen o atomizadores son unas pequeñas máquinas de vapor diseñadas especialmente para el día a día. Tienen la gran ventaja de poder llevar estos pequeños vaporizadores siempre con nosotros, sin tener que llevar una mochila o bolso para transportarlos, ya que cabrán en cualquier bolsillo. Esta cualidad es especialmente valorada por los consumidores medicinales, ya que necesitan llevar siempre una unidad de vaporización para consumir su medicina, ya sea por su consumo regular o para paliar una posible crisis.

Estos peculiares vaporizadores comenzaron a fabricarse, en principio, especialmente para el consumo de extracciones, con independencia de si éstas eran mecánicas o extraídas mediante solventes. Pese a ello, gracias a la popularización de los atomizadores, los modelos de última generación –que serán en los que nos centraremos en este artículo– también ofrecen la posibilidad de vaporizar hierbas secas.

La simplicidad llevada al extremo

Como toda máquina de vapor, estas unidades cuentan con un sistema de calentamiento y una batería, con la gran ventaja de que ambas partes son, además de pequeñas, muy simples de usar.

Centrándonos en las baterías, suelen ser de entre 1800 y 2500 mah. Además, las baterías actuales tienen la posibilidad de entregar una u otra potencia según necesitemos. Esta entrega de potencia la podemos realizar gracias a que dichas baterías incluyen un potenciómetro, a diferencia de los primeros modelos de baterías que carecían de este elemento. También cabe destacar que los últimos modelos de baterías traen, incluso, un pequeño bluetooth en su interior, para de esta forma conectar el atomizador a otros dispositivos, pero de este avance hablaremos más adelante. Tampoco podemos olvidar la capacidad que tienen algunas de estas baterías de reconocer el cabezal que usaremos, adecuando su voltaje al recomendado para vaporizar con dicho cabezal.

Todas estas innovaciones, curiosamente, las podremos manejar con un único botón, ya que aunque algunos modelos traen más, la mayoría son controlados por diferentes combinaciones de pulsaciones en el mismo botón.

En cuanto a la unidad de calefacción, ya sea destinada para hierbas o extracciones, el método de calentamiento es por conducción. Este método de calentamiento tiene la gran virtud de poder alcanzar altas temperaturas rápidamente. Esta virtud hace que las baterías ofrezcan mayor autonomía ya que sólo están en funcionamiento unos segundos. Esta singularidad consigue que podamos consumir nuestras esencias de una forma muy rápida, transcurriendo un máximo de 30 segundos entre que activamos la unidad y la finalización de la inhalación. Aunque este tiempo puede verse demorado unos 60 segundos más en el caso de estar vaporizando hierbas.

La especialidad de los atomizadores: las extracciones

Ya que los atomizadores fueron especialmente diseñados para consumir de una forma rápida y cómoda extracciones, es en este aspecto donde más han avanzado estos vaporizadores. De esta forma han conseguido dejar atrás los primeros modelos, pues ofrecían un vapor de escasa calidad.

Las principales evoluciones realizadas a los cabezales destinados a vaporizar extracciones han sido tanto a nivel de materiales como en el sistema que estos usan para vaporizar las extracciones. Los primeros modelos poseían unos cabezales para extracciones fabricados en materiales de dudosa procedencia. En cambio, los plásticos usados han sido sustituidos por cristal de borosilicato. Este cambio hace más frágil la unidad pero, a cambio, nos proporciona la seguridad de estar usando un material neutro, el cual no alterará el sabor del vapor producido.

Otra de las partes en las que han dejado de usar materiales poco saludables es la unidad de calentamiento. Esta unidad, antes fabricada en algún metal desconocido, ahora viene construida, en la mayoría de los casos, en acero inoxidable de grado médico o titanio.

Dichos cabezales también han sufrido cambios en las resistencias, que serán las encargadas de calentar la extracción, por lo que su evolución es algo fundamental en la posterior calidad del vapor. Estas resistencias también han sido sustituidas por materiales como el clapton o el algodón japonés, capaces de resistir hasta 1.000 grados Celsius, por lo que no corremos el riesgo a inhalar partículas insalubres. Otro de los cambios sufridos en la unidad de calor es que multitud de modelos traen una doble bobina en la resistencia. Esta actualización consigue una vaporización más homogénea y, como consecuencia, un vapor de mayor calidad.

Aunque estas evoluciones no son las únicas, ya que lo último en cabezales para resinas son los globos de cristal con sistema de hidratado. Estos globos permiten hidratar el vapor antes de ser inhalado, consiguiendo enfriarlo, además de humedecerlo un poco. Gracias a este proceso obtendremos un vapor fresco y con un sabor más acentuado.

Detalle unicón de las nuevas bateríasDetalle unicón de las nuevas baterías

Vaporizando hierbas

Al igual que vaporizar extracciones era la especialidad de estas pequeñas máquinas de vapor, hasta hace muy poco su gran debilidad era vaporizar flores. Esto se debía a la escasa capacidad que tenían los atomizadores para controlar la temperatura, acabando, en la mayoría de las ocasiones, con flores combustionadas. Es decir, en el caso de las flores se convertían en una pipa eléctrica. Esta debilidad ha sido resuelta con los últimos modelos en cabezales para hierbas, pues son capaces de mantener una temperatura constante durante toda la vaporización. Ésta en ningún caso supera los 225 grados Celsius, por lo que con los cabezales de última generación ya no corremos el riesgo a combustionar nuestras flores.

En cuanto a la temperatura, hay que destacar que la mayoría de modelos suelen venir programados con tres temperaturas, las cuales van desde los 170 hasta los 220 grados Celsius. En la mayoría de los modelos que he podido probar estas temperaturas las ajustamos con diferentes combinaciones de pulsaciones al único botón que suelen traer las baterías.

Como sucede con los cabezales de las extracciones, los fabricados para vaporizar hierbas han cambiado los plásticos y piezas metálicas de, cuando menos, dudosa calidad, por materiales neutros como el cristal de borosilicato o el acero inoxidable de grado médico.

El cambio en los materiales ha venido acompañado por un uso diferente de ellos. Se han modificado los microdepósitos por cazoletas que pueden albergar al menos 0,1 gramos de hierbas. Esta cantidad, pese a que sigue siendo poca, nos bastará para hacer cuatro o cinco inhalaciones si las llevamos a cabo a baja temperatura. Por el contrario, si ajustamos el atomizador al máximo de temperatura apenas conseguiremos obtener vapor de calidad en dos inhalaciones. Lo más curioso de estos depósitos es su capacidad para repartir uniformemente la temperatura, aprovechando así mucho más nuestras esencias. Dada la pequeña cantidad de hierba que puede albergar el depósito y la uniformidad de la temperatura no necesitaremos agitar nuestras hierbas entre caladas.

Sin embargo, estos cabezales de última generación tienen un tiempo de calentamiento superior a los antiguos, de apenas dos segundos. Esta demora se debe a que los actuales cabezales destinados para hierbas calientan el depósito en su totalidad. Antes las esencias estaban en contacto con la resistencia, ahora es el depósito el que será calentado y las hierbas no estarán en contacto con la resistencia.

Aplicaciones para móviles

Aunque algunos modelos portátiles de última generación ya tenían una aplicación para conectar nuestra unidad de vaporización al móvil, son los atomizadores los que han puesto de moda estas aplicaciones vaporetas. Dichas aplicaciones son capaces de multitud de opciones, pudiendo cambiar desde ellas tanto la temperatura –para los cabezales de hierbas– como la potencia en el caso de vaporizar extracciones. También cabe destacar que estas apps nos informaran del estado de la bateríae incluso del uso diario que hacemos del vaporizador, llevando automáticamente un registro de consumo.

Cabezal especial extracciones mecánicasCabezal especial extracciones mecánicas

Precio

Este es un tema que no me gusta tocar aunque esta vez haré una excepción ya que es un punto a favor de estas pequeñas máquinas de vapor. Dada la simplicidad de los modelos pese a respetar la calidad de los materiales, estos atomizadores suelen ser de un coste inferior a los modelos conocidos como vaporizadores portátiles. Comparando modelos de gama media alta portátiles, con otros de una gama similar, tipo pen, he encontrado hasta un 30% de ahorro si nos decantamos por un atomizador. Cierto es que los atomizadores no ofrecen todas las virtudes de un vaporizador portátil, pero este ahorro hace posible que consumidores con menos poder adquisitivo, puedan consumir sus esencias de una manera sana y segura.

Conclusión

Para concluir, tras probar diferentes atomizadores de última generación, puedo afirmar que los atomizadores, pese a no estar a la altura de las mejores vaporizadores de sobremesa, sí que pueden competir con los vaporizadores portátiles.

La mayor ventaja que encontramos en los atomizadores es su inferior tamaño si los comparamos con los portátiles, pero es cierto que cuando vaporizamos hierbas en un atomizador obtenemos un vapor de inferior calidad que el producido por un vaporizador portátil de gama alta.

Dicho esto, recomendaría estos pequeños vaporizadores para tenerlos como segunda unidad de vaporización, teniendo una unidad de máxima calidad en casa y usándolos como vaporizador portátil o emergencias, ya que gracias tanto al precio como a su utilidad tendremos un buen vaporizador secundario. Como siempre, recordad buscar la máxima información sobre el vaporizador que vayáis a adquirir y si lo podéis probar antes de la comprar, mejor que mejor, ya que cada persona es un mundo y para gustos… vaporizadores.

¡Yo vaporizo!

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Cómo comprar productos de aceite de CBD de calidad

CBD CanzonPara obtener los mejores resultados, necesitas saber cómo comprar los productos de CBD de la más alta calidad...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...