• Los científicos israelíes fueron pioneros en el estudio de la marihuana y hoy en día el país sigue siendo uno de los principales focos de investigación.
  • Por su parte, en Canadá, República Checa o España también se realizan importantes avances para analizar los efectos del cannabis.
  • Descubrimos las principales naciones que trabajan para que la marihuana mejore la calidad de vida de los pacientes.
Investigación del cannabisInvestigación del cannabis

Esclerosis múltiple, epilepsia, esquizofrenia, alzhéimer, fibromialgia, dolor crónico… Los efectos terapéuticos del cannabis hacen que la planta sea idónea para el tratamiento de multitud de dolencias. De hecho, cada vez hay más investigaciones realizadas por científicos de diferentes partes del mundo que estudian sus bondades.

Ahora bien, existen unos cuantos países que destacan por haberse convertido en un referente al impulsar la investigación sobre los beneficios del cannabis terapeútico.

1- Israel, el país pionero

Además de estar considerado el país a la cabeza de la investigación actual del cannabis medicinal, Israel también fue pionero en el estudio de sus propiedades químicas. De hecho, Raphael Mechoulam, profesor e investigador de la Universidad Hebrea de Jerusalén, aisló por primera vez el THC hace más de medio siglo y consiguió además sintetizar el cannabidiol (CBD), realizando hace tres décadas el primer estudio con el fin de probar sus efectos en personas con epilepsia. Desde entonces, Mechoulam ha continuado investigando: hace tan solo unos meses, comenzó a liderar un equipo para analizar sus beneficios en el tratamiento del asma.

Raphael MechoulamRaphael Mechoulam

Las propias autoridades israelíes fomentan la investigación en la materia desde hace más de una década, cuando se puso en marcha un ambicioso programa para impulsar el cannabis medicinal a nivel nacional, que ha permitido que más de de 25.000 israelíes consuman marihuana con prescripción médica y que además ha servido para que productores, científicos e instituciones impulsen la investigación y el desarrollo con cannabis.

2- Canadá, la nación de las grandes empresas

Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá, pretende legalizar la marihuana con fines recreativos este mismo verano. Pero además, su Gobierno ha decidido invertir en 14 proyectos de investigación en torno al cannabis a través de ayudas del Instituto Canadiense de Investigación en Salud.

En realidad, Canadá fue otro de los países pioneros a la hora de permitir marihuana: el Gobierno comenzó un proyecto para permitir el acceso al cannabis medicinal a finales de los 90, aunque ha sido hace unos años cuando se ha modificado la normativa para regular el cultivo de cannabis con fines terapeúticos y promover que a las empresas les resultara más sencillo entrar en el mercado. Gracias a ello, algunas compañías nacionales se han convertido en auténticos gigantes de la investigación, producción y exportación de marihuana medicinal.

Compañías canadienses se han convertido en auténticos gigantes de la investigación.

3- República Checa, el auge de la investigación

El país centroeuropeo reguló la marihuana terapéutica en 2013 para que los pacientes con dolores crónicos o cáncer pudieran obtener cannabis por prescripción médica. Aunque los altos precios del medicamento supongan un obstáculo para su consumo, la nación cuenta con un centro de referencia en investigación sobre el cannabis terapeútico: el Instituto Internacional de Cannabis y Cannabinoides (ICCI), situado en Praga.

Inaugurado a finales de 2015 con el respaldo de organizaciones estadounidenses o del Ministerio de Salud checo, este centro multidisciplinar proporciona sus servicios a universidades, compañías tecnológicas y otras entidades de todo el mundo interesadas en el avance del cannabis terapeútico. No en vano, su objetivo es "permitir el examen científico de la relación entre los compuestos de cannabis y el efecto sobre el organismo humano en el tratamiento de síndromes específicos".

Cultivo de marihuanaCultivo de marihuana

4- España, cuna de investigadores veteranos

El autocultivo de cannabis está permitido en España siempre que no esté destinado a la venta. Sin embargo, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) puede conceder permisos para cultivar cannabis con fines terapeúticos y de investigación. De hecho, ya ha concedido permisos a cinco compañías, que en total disponen de 20.000 hectáreas para el cultivo legal.

En España existen varios equipos de investigación que han realizado importantes avances en los últimos años. En la Universidad Complutense de Madrid, un grupo de científicos dirigido por el Dr. Guillermo Velasco estudia desde hace una década las aplicaciones de los cannabinoides para el tratamiento de algunas enfermedades. Pero ya en 1998 investigadores de esta universidad descubrieron que el THC puede influir en la muerte celular programada de las células tumorales. También en 2002, otro equipo español, dirigido por el Dr. Manuel Guzmán, anunció que habían destruido tumores cerebrales incurables en ratas mediante THC.

En España existen varios equipos de investigación que han realizado importantes avances en los últimos años. 

Además, en 2015 reconocidos expertos que trabajan en el estudio, la observación y la divulgación de las propiedades de la planta fundaron el Observatorio Español de Cannabis Medicinal para promover, coordinar y realizar actividades relacionadas con el conocimiento de las propiedades terapéuticas de la marihuana y sus derivados.

5- Países Bajos, avanzando lento pero seguro

En 2003, los Países Bajos permitieron que algunos enfermos pudieran comenzar a adquirir en las farmacias marihuana medicinal. La investigación con cannabis está permitida, aunque regulada: la Agencia de Cannabis Medicinal dependiente del Ministerio de Salud es la responsable de la producción de cannabis con fines medicinales y la encargada de proporcionar cannabis a universidades, farmacias e institutos de investigación.

Ahora bien, la compañía Bedrocan es la única proveedora que suministra cannabis medicinal en los Países Bajos. Esta empresa realiza sus propios estudios y además se asocia con otros centros para la investigación de la planta. Por ejemplo, investigadores del Centro Médico de la Universidad de Leiden están investigando los efectos del cannabis medicinal inhalado sobre los síntomas de la fibromialgia.

Legalización UruguayLegalización Uruguay

6- Uruguay, ¿el próximo foco de estudio?

Más allá de estos países, existen otros que podrían convertirse en los próximos años en grandes focos de investigación. Sin duda, uno de ellos es Uruguay, el primer país del mundo en legalizar por completo la producción y comercialización de cannabis en todo el territorio nacional. Es más, también está permitida la exportación de marihuana medicinal.

El presidente de Uruguay Tabaré Vázquez anunció hace unos meses la inauguración de una gran planta privada de investigación y producción de marihuana medicinal. Sin embargo, algunos investigadores del país están reclamando que, pese a contar con una legislación favorable, carecen por el momento de la financiación necesaria para llevar a cabo sus estudios.

Uruguay es el primer país del mundo en legalizar la producción y comercialización de cannabis.

Otros países latinoamericanos también podrían convertirse en un buen lugar para realizar investigaciones en el futuro. Por ejemplo, Colombia, que ha aprobado la reglamentación del cultivo y distribución de cannabis con fines médicos y científicos, es vista por investigadores científicos de diferentes países como un país idóneo por su clima y sus bajos costes de producción.

Más allá de estos países, muchas de las investigaciones sobre el cannabis medicinal llegan de Estados Unidos, donde 29 estados han legalizado ya la marihuana con fines terapeúticos.

Sin embargo, la marihuana medicinal aún no es legal a nivel federal. Los científicos se encuentran con infinidad de trabas para llegar a realizar estudios clínicos, y el proceso de aprobación para realizar cualquier estudio puede llevar años.

Así, Estados Unidos aún no se puede considerar el mejor lugar para realizar investigaciones de cannabis. Pese a ello, probablemente en los próximos años cada vez más países quieran que sus ciudadanos disfruten de los beneficios de la marihuana medicinal.

Fuente Dinafem.org