"La legalidad no puede estar por encima del bienestar de tu hijo"

Jésica Coinaski y Matías Piussan tienen un niño de 3 años con diabetes y para que deje de inyectarse insulina 5 veces al día, autocultivan marihuana para dar con la cepa que pueda tratarlo. "Hay gente con parálisis, autismo, cáncer, diabetes, lo que se te ocurra, y todos tienen muy buenos resultados", asegura la pareja que promueve la legalización del cannabis para uso terapéutico.

Sentado frente a una taza servida en la mesa, el niño no para de sacudirse. No puede. Tiene ataxia cerebelosa, una enfermedad de origen hereditario que le ocasiona movimientos involuntarios. Pero luego consume aceite de cannabis, todo cambia: su motricidad se vuelve tan fina que puede hasta contar con los dedos de la mano como cualquier otro niño. "Cuando te pregunten por qué apoyás el autocultivo, mostrales a Alejo", dice la publicación que viralizó el caso y que fue compartida entre otros por Jésica Coinaski y Matías Piussan, dos defensores de la producción casera de marihuana para uso terapéutico.

"El término correcto es uso terapéutico, no medicinal, que es una prescripción médica. Esto es una fitoterapia", explican durante una charla con La Auténtica Defensa. Integrante de organizaciones locales y federales, la pareja promueve el autocultivo de cannabis a partir de su propia experiencia personal con Gael, uno de sus hijos, que padece diabetes tipo 1 y necesita inyectarse insulina cinco veces por días. A través de un amigo tomaron conocimiento de que el aceite del cannabis, uno de los derivados de la planta funciona para controlar el nivel de azúcar en la planta. Y si bien todavía buscan las cepas que mejor beneficio le den, no se rinden y exigen mayor libertad para seguir haciéndolo. En definitiva, militan para que el Estado legalice al menos el autocultivo.

¿Cómo tomaron conocimiento de las propiedades terapéuticas del aceite de cannabis?

Coinaski: Un amigo muy conocido acá en Campana nos habló del cannabis. Empezamos a probar y estamos buscando la cepa correcta para Gael. Sabemos que hay casos de nenes con diabetes en los que funciona y queremos saber si podemos dejarle de inyectar insulina todos los días, porque es una enfermedad bastante complicada y apenas tiene 3 años, pero el cannabis tiene muchas variedades y hay que encontrar la que le vaya bien a él. De ahí surgió nuestra vinculación al grupo que tenemos en Campana, una red de usuarios de cannabis medicinal con gente que cultiva y gente que todavía no, y donde enseñamos a cultivar, hacer extractos, buscar la cepa para cada patología. Hay gente con parálisis, autismo, cáncer, diabetes, lo que se te ocurra, y todos tienen muy buenos resultados. La idea es poder expandirlo y que la gente conozca los beneficios para la salud. Se hizo viral el video de Alejo, hijo de una amiga, que tiene parálisis cerebral con movimientos involuntarios y con el cannabis de un día para el otro dejó de tenerlos y pudo ir a la escuela.

¿Cómo fue la primera experiencia?

Coinaski: Al año y medio, Gael tuvo un debut diabético grave, estuvo internado en terapia intensiva en el Garraham. Estuvo dos días sin despertarse, llegó con 250 de azúcar en la sangre, que es muchísimo. Después hubo todo un proceso de recuperación y de educación para nosotros, los padres. Él recibe insulina cinco veces al día, y se mide entre cuatro y diez veces. Es una enfermedad silenciosa: capaz que lo vez corriendo y jugando con el azúcar a 40 y a veces se le sube a 500. Es complicado. Así conocimos el cannabis. Pero probamos primero aceite que vino de una organización y que le hizo re mal, tuvo tics nervioso por un mes.

Piussan: Así fue como empezamos a hacer el extracto nosotros. Ese vino de una organización de Campana que viene haciendo desde hace tiempo largo ya, pero tiene muchas falencias en la producción. Le habían dejado trazos de alcohol y eso a los niños les puede generar hasta cirrosis. Conocemos un caso en Buenos Aires.

 

Coinaski: Ahí decidimos no darle más aceites que vengan de la venta, sino que preferimos esperar y cultivar nosotros para ver si logramos el efecto que necesita para que deje de sufrir la enfermedad que tiene. Probamos algunas cepas que funcionan, pero el problema del cannabis es que a veces el cuerpo genera resistencia, entonces se necesita rotar de tipo de planta. El cannabis tiene 15 mil cepas distintas y hay que probarlas. Hay gente que recién a la cepa 20 logró que su hijo deje de romperse la cabeza contra la pared. Nosotros probamos al principio cepas que funcionaban, pero que después empezaron a hacer resistencia.

¿Por qué promueven no solo el uso terapéutico sino también el autocultivo?

Piussan: Hay comercio ilegal que están sosteniendo algunas organizaciones que venden el aceite y son estafas, porque te venden un frasquito sin nada o con clonazepam adentro a 5 mil pesos. Ahí radica la importancia que todos los consumidores generen su propio aceite, para estar seguro y ser responsable de lo que estás produciendo.

Coinaski: La idea de todos los que cultivamos en que se libere la planta. Yo estuve en una reunión en el Ministerio de Salud y nos dijeron que van a tratar una modificación a la ley que ya existe, la 27.350. Durante el gobierno de Macri, se sacó el artículo 8 sobre autocultivo, lo que nosotros queremos, porque no sabemos cuando te van a patear la puerta para sacarte las plantas. Somos familias, no somos organizaciones narcotraficantes. El gobierno de ahora abrió el diálogo para rever esa ley y ver qué cosa nueva se puede agregar. Sabemos que el autocultivo genera cierta resistencia, que hay organizaciones farmacéuticas que tienen intereses.

Piussan: La idea de ellos es meter el cannabis en una capsula y venderla, y son millones y millones de dólares.

Coinaski: Hay una realidad: hay consumidores que quieren cultivar y otros que no. La gente que no quiere hacerlo, podría ir a una farmacia a comprar, no nos molesta, es parte de su libertad. Pero nosotros queremos la misma libertad para cultivar. No molestamos a nadie. El artículo 19 de la Constitución Nacional dice que "las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados".

Piussan: Hay gente que no quiere cultivar, quiere que le regalés. Te dicen que es ilegal. Si claro, es para vos, para mi, para todos. La legalidad no puede estar por encima del bienestar de tu hijo. Ninguna de las agrupaciones a las que pertenecemos tienen fines de lucro, son todas de buena fe. Los laboratorios no quieren que se libere el autocultivo porque por cada persona que cultiva la planta tienen un cliente menos. El lobby que hacen los holding empresariales farmacéuticos y los laboratorios a nivel mundial es que esto siga siendo penalizado por leyes locales. Necesitan que sea ilegal tener una planta para poder venir y venderte el extracto, como están haciendo ahora, que traen de Estados Unidos una sola cepa que sale 500 dólares el frasquito.

 

Coinaski: Y lo que conlleva traer ese aceite a la Argentina: hay nenes que se han muerto esperando a que les llegue. Son casos reales que si los googleás, aparecen.

¿Qué les dicen los médicos?

Coinaski: Hay médicos que apoya, otros que no, hay médicos que se abstienen y hay médicos dentro de nuestra organización. Hay una organización que se llama Procannt de médicos que apoya la legalización y uno de sus dirigentes es Carlos Magdalena, el jefe de neurología del Hospital Gutiérrez. Hay hasta odontólogas en el grupo que ya recetan cannabis. Hay evidencias de que funciona.

Piussan: Hay un médico que tiene una hija con soriasis y terminó pidiendo cremas con cannabis para aplicarle. Pero él se abstiene. Pasa que los libros con los que se forman los médicos están escritos por las empresas farmacéuticas, desde siempre fue así.

¿Cuáles son los recaudos que hay que tener a la hora de producir aceite de cannabis?

Piussan: Principalmente, conocer las materias primas con las que trabajás, saber que en la planta solo pusiste materias orgánicas. Hay cultivos que tienen trazas de metales pesados que son usado en la elaboración de fertilizantes orgánicos. Son veneno. El agua en Campana tiene mucho arsénico. También es veneno. Nosotros tuvimos la suerte de comprar un filtro que quita casi todo, genera agua pura en serio. Ese es el primer recaudo, los nutrientes que le das a la planta. Al ser un cultivo casero, no es difícil.

Coinaski: Hay que ponerle insecticidas orgánicos. Para hongos, cola de caballo por ejemplo. No usar productos químicos, porque eso después está en el producto final. Incluso podés hacer un compost y es alimento para la planta, es lo mejor que le podés dar.

Una de las preocupaciones que existen acerca del uso del cannabis terapéutico es la psicoactividad del THC.

Piussan: El THC no es psicoactivo en la planta, se activa más tarde en un estado de maduración cuando se descarboxila y más adelante, cuando lo cocinás haciendo el extracto a baja temperatura y durante mucho tiempo, pierde su psicoactividad. Tiene un procedimiento.

Coinaski: Hay plantas que tienen THC y CBD en igual cantidad de moléculas -se dicen que tienen ratio 1:1-. Esas flores las ponés en aceite en frio 20 días y tenés un extracto de la planta que no tiene psicoactividad y lo puede consumir un niño chiquito. Tengo un amigo con un hijo que tiene un síndrome y el aceite en vez de alterarlo, lo ha calmado y relajado. Nunca le hizo nada. Es una cuestión de cómo producirlo. Además, el THC no está indicado para todas las patologías.

Piussan: Adentro de la planta, además de cannabinoides, hay flavonoides, que dan sabores; terpenos, que dan los olores; y eso ayuda muchísimo. En el cuerpo hay receptores para todo eso que estabilizan el sistema endocannabinoide, que en cada lugar del cuerpo donde aparece una enfermedad está desbalanceado, corrupto. Por eso decimos que sirve la planta entera y promovemos el autocultivo. Lo que quiere hacer la industria farmacéutica no va a servir.

¿Es adictiva la marihuana?

Coinaski: No, y está científicamente comprobado.

Piussan: Tampoco se ha comprobado jamás un daño, ni fisiológico ni neural, a causa de la planta de marihuana. No hay muertes más que las que causa la guerra contra el narcotráfico, con la policía matando a un pibe que lleva un porro en el bolsillo. No tiene riesgos.

Coinaski: Y todo el efecto secundario que puede tener siempre es a corto plazo. Si uno se fuma un porro y tiene paranoia o ataques de pánico, eso sucede en el tiempo que dura el efecto del cannabis en el cuerpo.


"EL CANNABIS TIENE 15 MIL CEPAS DISTINTAS Y HAY QUE PROBARLAS. HAY GENTE QUE RECIÉN A LA CEPA 20 LOGRÓ QUE SU HIJO DEJE DE ROMPERSE LA CABEZA CONTRA LA PARED" EXPRESÓ JÉSICA REFIRIÉNDOSE AL TRATAMIENTO ESPECÍFICO.

ORGANIZACIONES DE TODO EL PAÍS, INCLUIDA CAMPANA, SE MANIFESTARÁN EN CAPITAL FEDERAL PARA PROMOVER LA LEGALIZACIÓN DEL AUTOCULTIVO PARA USO TERAPEÚTICO.

 

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Cómo comprar productos de aceite de CBD de calidad

CBD CanzonPara obtener los mejores resultados, necesitas saber cómo comprar los productos de CBD de la más alta calidad...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...