LA COCAÍNA. MITOS Y REALIDADES

Nombre científico: Erythroxylon coca

Familia: eritroxiláceas

Hábitat: Espontánea en los Andes (Perú y Bolivia), pero cultivada en muchos lugares de América del Sur (Chile, Argentina, Colombia) África y Asia

Alcaloides: cocaína, benzoilecgonina, tropacocaína, truxilina, cinamilcocína, etc.

Partes activas: Las hojas de coca tienen una forma oval, son de un color verde oscuro, llegan a medir hasta 6 cm. de largo y contienen aproximadamente un 1% de cocaína.

 

Origen

En 1855 un químico alemán de apellido Gaedcke aísla de las hojas de coca un alcaloide al que llama erythroxyline. En 1859, otro químico alemán Albert Niemann purifica el alcaloide de Gaedcke y aísla directamente de las hojas de coca el alcaloide al que se conoce desde entonces con el nombre de cocaína. Hasta mediados del siglo XIX la coca y sus derivados gozan de gran prestigio como estimulantes de uso terapéutico.

Poco después de haber sido aislada, médicos y laboratorios recomendaban la cocaína como un "buen alimento para los nervios" destinado a combatir hábitos de alcohol, opio o morfina, e incluso para conceder vitalidad y hermosura.

 

Crack y Cocaína

La cocaína es una de las drogas adictivas más potentes. Una vez que una persona ha probado la cocaína, no puede prever ni controlar hasta qué punto seguirá usándola. Las principales formas de administración de cocaína son la aspiración o inhalación, la inyección y el fumar. "Crack" es el nombre vulgar de la cocaína obtenida a partir de clorhidrato de cocaína y convertida en cristales que se pueden fumar. En lugar de ser necesario emplear el método más volátil de tratamiento de cocaína con éter, la cocaína crack se trata con amoníaco o bicarbonato de sodio y agua y se calienta para retirar el clorhidrato, con lo que se produce una forma de cocaína que puede fumarse. El término "crack" se refiere al crujido que se oye cuando se fuma (o se calienta) la mezcla, supuestamente causado por el bicarbonato de sodio

 

Peligros para la salud

Hay un gran riesgo, ya sea que la cocaína se inhale, se inyecte o se fume. Al parecer, el uso compulsivo de cocaína puede acelerarse si la sustancia se fuma en lugar de por vía intranasal. El fumar permite que dosis extremadamente altas de cocaína lleguen al cerebro muy rápido y produzcan un estímulo intenso e inmediato. La cocaína es un fuerte estimulante del sistema nervioso central que obstaculiza el proceso de reabsorción de dopamina, un mensajero químico que está relacionado con el placer y el movimiento. La dopamina se libera como parte del sistema de recompensa del cerebro y tiene que ver con el estímulo que caracteriza el consumo de cocaína. Los efectos físicos del uso de cocaína incluyen constricción de los vasos sanguíneos periféricos, dilatación de las pupilas y aumento de la temperatura, la frecuencia cardiaca y la tensión arterial. La duración de los efectos eufóricos inmediatos de la cocaína, que incluyen hiper-estímulo, reducción de la fatiga y claridad mental, depende de la forma de administración. Cuanto más rápida sea la absorción, más intenso será el estímulo. Por otra parte, cuanto más rápida sea la absorción, más breve será la acción.

Las dosis elevadas o el uso prolongado de cocaína o ambas cosas pueden desencadenar paranoia. El fumar cocaína crack puede producir una conducta paranoide particularmente agresiva en los usuarios. Cuando los adictos dejan de usar cocaína, a menudo se deprimen. Eso también puede llevar a un mayor uso de cocaína para aliviar la depresión. La inhalación prolongada de cocaína puede resultar en ulceración de la membrana mucosa de la nariz y puede lesionar tanto el tabique nasal,como para provocar su colapso. Las muertes relacionadas con el uso de cocaína se producen a menudo como consecuencia de paro cardíaco o ataques, seguidos de paro respiratorio.

 

Etileno de cocaína

Cuando la gente mezcla el consumo de cocaína con el de alcohol, agrava el peligro que presenta cada droga. Se ha descubierto que el hígado humano combina la cocaína con el alcohol y fabrica una tercera sustancia, el etileno de cocaína, que intensifica los efectos eufóricos de la cocaína.

 

Usos terapéuticos

En aplicación externa es un vasoconstrictor que corta hemorragias e inhibe la transmisión de impulsos en las fibras nerviosas. Debido a esto último se convirtió en el primer anestésico local de la cirugía moderna. Se usaba en intervenciones oftálmicas y de otorrinolaringología hasta que el descubrimiento de otras substancias derivadas de la coca, como la benzocaína, la lidocaína y la procaína, la sacaron de circulación.

La masticación de las hojas de Coca tiene propiedades especialmente digestivas y circulatorias, así como gran aporte vitamínico y mineral. Propiedades estimulantes, que permiten realizar trabajos físicos con mayor facilidad.

 

Efectos psicológicos y fisiológicos

A nivel somático, el consumo de cocaína ocasiona: Dilatación de pupilas, disminución de la sensibilidad al frío, relajamiento muscular, aumento en la presión sanguínea y aceleración de la frecuencia cardiaca. Como resultado de la acción supresora en los centros reguladores de apetito en el cerebro, también se experimenta falta de apetencia. Como la cocaína es un vasoconstrictor, su inhalación constante provoca la degeneración del tejido local dañando la membrana mucosa. En caso de ser fumada habitualmente, ocasiona infecciones en las vías respiratorias e incluso puede llegar a provocar un edema pulmonar.

Los síntomas de abuso comienzan pareciéndose a los de un resfriado crónico combinado con insomnio y pérdida de peso. En casos graves de abuso, se experimentan mareos, vómitos, irritabilidad, y alucinaciones con temas recurrentes como insectos que circulan bajo la piel; además de perforación del tabique nasal en caso de inhalarla, infecciones cutáneas en caso de inyectarla o hemorragias pulmonares en caso de fumarla. No se han detectado daños genéticos en bebés cuyas madres usan cocaína habitualmente.

La cocaína puede:

- Causar una ansiedad intensa lo que significa que el usuario necesita usar más droga y con mayor frecuencia a fin de sentir el mismo placer que sintió en los primeros usos. Eventualmente, el usuario puede también necesitar la droga con mayor frecuencia sólo para sentirse normal o para evitar sentirse irritable o deprimido.

- Reducir los vasos sanguíneos, lo que requiere que el corazón trabaje y lata más fuerte.

- Causar espasmos musculares, dolor de pecho y ataques de corazón o derrames cerebrales.

 

- Trastornos sensoriales: alucinaciones, ruidos extraños, percepciones visuales de colores, hormigueo en la piel y el famoso síntoma de insectos arrastrándose por debajo de la piel.

 

-Trastornos de personalidad: irritabilidad, cólera, agresividad, depresión, manía persecutoria, etc.

 

- Trastornos físicos: hemorragias y perforación del tabique nasal, voz ronca, rostro envejecido, lesiones nerviosas, delgadez, etc.


Cada vez las dosis de droga han de ser superiores y con más frecuencia, para paliar los síntomas anteriores, lo cual, en caso de no abandonar el tóxico, lleva a la consiguiente degeneración personal y a la más que probable muerte por sobredosis.

 

 

Tratamiento

Se está tratando de encontrar un medicamento que impida o reduzca notablemente los efectos de la cocaína, para usarlo como parte de un programa integral de tratamiento. También se están estudiando medicamentos que ayuden a aliviar las grandes ansias de consumir droga que sufren a menudo las personas cuando están sometidas a tratamiento por adicción a la cocaína.Actualmente se investigan varios productos para probar su inocuidad y eficacia para tratar la adicción a la cocaína. Además de los tratamientos farmacológicos, las intervenciones para modificar el comportamiento, pueden resultar eficaces en reducir el uso de drogas en los pacientes tratados por causa de abuso de cocaína.

 

Formas de adulteración

La cocaína es quizá la droga más sujeta a sufrir adulteraciones. Hay dos tipos de "cortes" o adulterantes para la cocaína. Los cortes inactivos sirven para dar peso: Lactosa, talco, bórax o cualquier otra cosa que se parezca a la cocaína y no tenga efectos colaterales perceptibles de manera inmediata. Para compensar la potencia perdida en las adulteraciones, se le añaden también cortes activos, que pueden ser de dos clases: excitantes (anfetaminas en polvo) y anestésicos (novocaína o benzocaína) para imitar el efecto característico de adormilar la boca de la auténtica cocaína.

El caso es que el consumidor que compra por gramos, rara vez recibe más allá del 50% de cocaína pura. Se cree que un modo elemental de detectar la adulteración es probando la droga; se supone ingenuamente que al contacto con los labios y la lengua, la cocaína los adormece. Esto nunca es una garantía porque el efecto puede estar provocado por lidocaína o procaína. La presencia de grumos también es un mito, en realidad estos grumos se deben a la humedad y se forman con todas las sustancias con las que pueda estar cortada.

Una prueba más efectiva es la que se hace con un vaso de cristal claro y agua fría. Los cristales de cocaína pura se disuelven al echarlos en el agua antes de llegar al fondo del vaso. En el camino se desprenden la mayoría de las impurezas y quedan visibles en el fondo. La prueba más efectiva para detectar adulterantes se realiza a nivel térmico: La cocaína se funde entre los 192 y los 197 grados centígrados, así es que cualquier ingrediente que llegue a fundirse antes o después, no puede ser cocaína. Empíricamente se puede realizar con ayuda de un pedazo de papel aluminio. Se coloca la muestra de cocaína encima del papel y por debajo se calienta con un mechero. Si es pura, hace burbujas y deja una película marrón claro; si no lo es se ennegrece y deja grumos.

Metabolismo
Una vez en el cuerpo la cocaína es metabolizada principalmente por las colinesterasas del organismo; ya sea la plasmática, hepática o cerebrales. En los humanos los metabolitos resultantes son: benzoil-ecgonina, y el ester-metílico de la ecgonina. Estos metabolitos son productos más hidrosolubles que son excretados en la orina.  La vida media es de 19 a 168 minutos lo que hace una vida media muy corta.

Tolerancia
La tolerancia en este caso no se debe a cambios en el metabolismo o la excreción de la sustancia, sino más bien a mecanismos de adaptación farmacodinámicos a los efectos de la droga, debido a cambios neuroquímicos de mecanismos adaptativos del cerebro, en presencia de la droga. También se nota una tolerancia a corto plazo debido a la depresión de los neurotrasmisores en las terminaciones nerviosas.

Dependencia
El concepto antiguo de que la cocaína SÓLO producía habituación psicológica y NO dependencia física, ya no se acepta como cierto hoy día. No es útil la separación entre la dependencia psicológica y la dependencia física. La necesidad psicológica de continuar el uso es una parte de la adicción, tanto como la necesidad física de evitar el síndrome de abstinencia. Con la cocaína la dependencia psicológica es mucho mayor que la dependencia física, sin embargo, la evidencia clínica sugiere que existe un verdadero síndrome de abstinencia que sigue al uso prolongado de cocaína: Depresión, aislamiento social, deseo de volver a utilizarla, temores, dolores musculares, alteraciones del apetito, cambios en el electroencefalograma, cambios en los patrones de sueño, son definitivamente muestras de algo más que una simple dependencia psicológica.

La definición moderna de la dependencia a la cocaína utiliza el término de dependencia química, que incluye el consumo compulsivo, la pérdida de control sobre el consumo y uso continuado a pesar de consecuencias negativas. Según esta nueva corriente médica, la dependencia a la cocaína es considerada como una enfermedad primaria, crónica, progresiva y frecuentemente mortal si no se detiene. Existe tratamiento disponible actualmente y se basa en la abstinencia total y terapias de grupo, ya sea de manera intrahospitalaria como ambulatoria.

¿Qué hacer en caso de emergencia?

Los síntomas de una intoxicación son: excitabilidad, escalofríos, respiración irregular, alucinaciones, delirios de persecución y en caso fatal, convulsiones, trastornos circulatorios y paro cardíaco. Si la cocaína fue aplicada por la nariz hay que lavar las fosas nasales, si fue inyectada, hay que retardar su absorción mediante torniquetes y compresas de hielo en el sitio de aplicación mientras se solicita auxilio médico.

En caso de convulsiones, el médico administrará tiopental sódico (o cualquier otro barbitúrico de acción corta) al 2.5% por vía intravenosa, lentamente, o un goteo abierto de éter con registro minuto a minuto. Si hubiera dificultades en la respiración se proporcionará en forma artificial o administrando oxígeno; asimismo se mantendrá caliente al enfermo aplicando calor externo, pero con compresas de hielo en la cabeza. La paranoia debida a una intoxicación aguda por cocaína se trata con haloperidol y las convulsiones se controlan con diazepam.

 

El uso de la Cocaína durante el embarazo

Durante los primeros meses, puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo. Si se utiliza la droga más adelante en el embarazo, puede provocar el parto en forma prematura. También puede causar la muerte del bebé antes de nacer, o que sufra un accidente cerebrovascular que puede conducir a daños cerebrales irreversibles.  Se aumentan las probabilidades de dar a luz un bebé prematuro. Dado que se reduce el flujo de oxígeno y nutrientes que recibe el feto, éste puede ser mucho más pequeño de lo normal. Tienden a tener cabezas más pequeñas.

La cocaína también puede provocar que la placenta se separe de la pared del útero antes de comenzar el parto. El riesgo de que un bebé de bajo peso muera durante su primer mes de vida es 20 veces mayor que el de un bebé de peso normal. Aquellos que sobreviven corren un riesgo mayor de tener discapacidades de por vida tales como retraso mental, parálisis cerebral o deficiencia visual o auditiva.  Los bebés expuestos a la cocaína tienden a obtener resultados pobres en las pruebas que se les practica al nacer para estimar sus condiciones físicas y su sensibilidad general al medio.

CONSULTORIO

¿Por qué a los consumidores crónicos de cocaína se les implantan tabiques de platino o de titanio?

La cocaína presenta una potente acción vasoconstrictora, por ello al esnifarla produce la vasoconstricción de los vasos del interior de la nariz, mucosa, tejido que recubre al tabique, etc. Esto hace que el flujo sanguíneo a esa zona se reduzca o incluso desaparezca, produciéndose cuadros isquémicos (falta de riego) que por falta de oxígeno y nutrientes provoca la muerte de las células de esa zona. Por consiguiente va desapareciendo tejido poco a poco. Si el consumo es intenso puede llegar a producir un auténtico agujero en la zona, lo que conduce a la implantación de un tabique artificial.

Soy consumidor esporádico de cocaína y algunas veces la consumo fumada. ¿Hay algún problema en ello?

El fumar permite que dosis extremadamente altas de cocaína lleguen al cerebro muy rápido y produzcan un estímulo intenso e inmediato.

La cocaína como ya hemos dicho es un potente vasoconstrictor, por ello va a alterar las mucosas por donde pase pudiéndose producir a la larga edemas, irritaciones e incluso infecciones. También puede producir por su efecto vasoconstrictor asma o dificultades respiratorias e incluso isquemia y necrosis a nivel del tejido pulmonar, es muy perjudicial para los pulmones.

Esta sección farmacológica está abierta a todos vosotros. Para cualquier duda o inquietud podéis escribir a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y gustosamente os iré respondiendo en sucesivas entregas.

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Se acabó el miedo: fumiga a tope hasta el último día de floración con acaricida biológico

Foto 3 Superkukulus aplicacion final de floracion foliarDesde hace muchos años se han utilizado productos muy agresivos y tóxicos para tratar las plagas en el cannabis...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...

 

 

 

Música y Media