Google, Apple, Microsoft y el asalto de las tecnológicas al mercado del cannabis

Aunque solo Microsoft ha dado verdaderamente el paso y ha entrado, discretamente, en el mercado de la marihuana, otros gigantes de la tecnología como Google o Apple también acumulan rumores que los relacionan con la industria del cannabis. En un momento clave, en el que la legalización de la marihuana avanza imparable en territorio norteamericano, parece que las grandes tecnológicas no quieren quedarse fuera del negocio. Sin embargo, se mueven con pies de plomo temerosas de la legislación federal. Te contamos cómo están las cosas y el (prometedor) futuro que les aguarda.

microsoft apple principal

En junio de 2016, Microsoft se convertía en el primer gigante tecnológico en aterrizar en el negocio de la marihuana. Lo hacía muy discretamente y sin levantar controversia de la mano de Kind Financials, una compañía que ofrece un paquete de ‘software’ para la comercialización y el seguimiento de la producción de cannabis.

Como parte de esta particular alianza, Microsoft trabaja mano a mano con la división de soluciones gubernamentales de Kind, desarrollando programas que ayuden a los gobiernos estatales y locales con la aplicación de las nuevas normativas cannábicas. ¿Cómo? Suministrando herramientas para controlar la producción, la distribución y la venta de cannabis mediante la monitorización de todo el proceso. Este seguimiento desde el cultivo de la marihuana a la entrega aspira a evitar que una parte de la marihuana generada acabe perdida en el mercado negro y pretenden así conseguir que ningún eslabón de la cadena se salte sus correspondientes impuestos. 

David Dinenberg, fundador y CEO de Kind Financials y artífice del acuerdo con Microsoft, todavía se muestra sorprendido por haber conseguido convencer al gigante: “Recuerdo las primeras 15 conversaciones que tuve con ellos en las que yo terminaba diciendo: ‘solo para que quede claro, ¿sabéis a qué industria me dedico?”, cuenta

En realidad, y aunque seguramente Microsoft sabía perfectamente con quién estaba tratando, puede que no estuviera de más que Dinenberg se lo recordara. Al fin y al cabo, la página de Kind Financials es extremadamente discreta, al igual que la propia firma. Aunque la palabra cannabis aparece en el encabezado de la web, no hay presentes hojas de marihuana ni tampoco se observa el característico color verde tan habitual en las páginas de otras empresas de la industria. “Somos una compañía tecnológica que provee servicios. Sucede que nos centramos en la industria de la marihuana, pero no cultivamos cannabis”, concreta el fundador de la empresa, dejando claro con sus palabras el motivo que les convierte en el aliado perfecto para que Microsoft se haya acercado a este mercado. 

Y es que gracias a Kind Financials la entrada a la industria cannábica no le ha supuesto demasiados riesgos al gigante de Redmond, ya que su primera alianza se produce con una empresa que no tiene contacto con la marihuana en sí. Además, utilizarán una plataforma en la nube de Microsoft Azure, que ya ha sido diseñada para cumplir con los requisitos de organismos como la FDA.

Un acuerdo histórico

Para Dinenberg, el acuerdo alcanzado con Microsoft para trabajar juntos en el desarrollo de ‘software’ se trata de un hecho extremadamente relevante. "Algún día, cuando enseñen la evolución de la industria del cannabis, el anuncio de Microsoft y Kind aparecerá en la cronología”, aventura el CEO. “Y me llena de orgullo como emprendedor poder decirlo”. De hecho, el fundador de esta empresa tecnológica cannábica cree que el acuerdo con el gigante es solo un primer paso. Parece convencido de que esta será la primera pieza del dominó, la que hará que las demás vayan cayendo a medida que otras grandes firmas comiencen a introducirse en el negocio del cannabis, favoreciendo así los avances y la legalización. 

Y no es el único que piensa así. Allen St. Pierre, director ejecutivo de la Organización Nacional por la Reforma de las Leyes de la Marihuana (NORML por sus siglas en inglés), cree que esta alianza facilitará las transacciones cannábicas, no solo por el ‘software’ sino por la legitimidad y la normalización que el nombre de Microsoft aporta a este sector. “Contar con un nombre como Microsoft captará la atención de la gente”, defiende el experto. “Es muy revelador que una compañía de este calibre asuma el riesgo de asociarse con una empresa que se centra en el negocio del cannabis”, añade por su parte Matthew A. Karnes, fundador de la consultora Green Wave Advisors.

Desde Microsoft, en cambio, parecen tener la intención de restar importancia a esta alianza. “Damos apoyo a proveedores de soluciones que trabajan con clientes gubernamentales y les ayudamos a cumplir su misión”, afirman, muy escuetamente, desde el gigante tecnológico, en referencia a su colaboración con Kind Financials. Nada de grandes celebraciones ni de discursos de apoyo a la marihuana. 

Otros jugadores tecnológicos

Aunque por el momento Microsoft es el único gigante que ha entrado en la industria del cannabis de manera oficial, otras muchas compañías tecnológicas también acumulan rumores que los vinculan con el negocio de la marihuana.

A finales de enero de este 2017, a Apple se le concedió la patente de un vaporizador que levantó sospechas en el mundo cannábico. Aunque los documentos no mencionaban específicamente la marihuana, el dispositivo patentado contaba con una placa móvil para calentar que estaría situada sobre la sustancia y que iría descendiendo a medida que avanzase la vaporización. Según los expertos, este diseño tendría mucho más sentido para el consumo de cannabis, ya que permitiría una vaporización consistente debido a que el elemento que aporta el calor (esa placa móvil) permanecería siempre cerca de lo que quedase de esa sustancia. 

En base a su diseño, esta suerte de vaporizador podría funcionar con extractos líquidos de flores, aunque parece que tendría mejores resultados con aceites o productos sólidos, como pudiera ser un poco de marihuana preparada adecuadamente. Sin embargo, ¿es esta patente realmente un ‘iVape’ camuflado? Los antecedentes de la compañía con la industria del cannabis no traen consigo signos de optimismo y parecen indicar lo contrario. 

En el pasado, Apple llegó a retirar de su App Store una aplicación relacionada con la marihuana, aunque finalmente terminaron reculando y permitiendo su comercialización. Además, aunque a muchos les gustaría ver a los de Cupertino metiéndose de lleno en la industria, no debemos olvidar que los vaporizadores son utilizados con distintos fines industriales y podrían incluso integrarse dentro de sistemas de ‘smell-o-vision’ (’olor-o-visión’ en español). Estas tecnologías aportan olores como parte de la experiencia de una película o de una inmersión en realidad virtual, por lo que este podrían ser el destino final de este nuevo dispositivo. Por todo ello, al menos de momento, es más probable que esta patente acabe formando parte de alguno de sus productos tecnológicos que revolucionando el mercado del consumo de marihuana. Aunque todavía es pronto para vaticinarlo.

Arrow Electronics sí apuesta fuerte

Otro caso interesante es el de Arrow Electronics. Esta compañía tecnológica de la lista Fortune 500 ayudará a desarrollar analizadores de potencia para la marihuana. Gestionará la cadena de suministro, fabricación y proporcionará apoyo técnico a una línea de productos orientada al consumidor, con un sensor que puede ser utilizado para calcular la cantidad de THC y CBD en la flor de cannabis, así como la presencia de más de 20 terpenos. La compañía ha afirmado que los datos generados por este sensor ofrecerá a los usuarios "una predicción exacta de cómo les sentará el cannabis y qué síntomas se pueden potencialmente aliviar".

De su mano llegaría pues el primer analizador químico de mano para los consumidores, después de estar presentes en despertadores, máquinas de afeitar, microondas, automóviles, radios, teléfonos móviles y ordenadores. Y demostrando que, a medida que la industria continúa creciendo, las empresas que ignoran el sector del cannabis estarán haciendo caso omiso a miles de millones de dólares que están sobre la mesa.

El caso de Google

Por su parte, Google tampoco se ha librado de los rumores sobre su posible entrada en la industria del cannabis. Un mes después del anuncio de Microsoft, un ejecutivo de la compañía LivWell Enlightened Health, una de las cadenas de venta al por menor de cannabis más grandes de Estados Unidos, afirmaba que la empresa propietaria del buscador más popular de internet se había puesto en contacto con ellos para encontrar posibles vías de colaboración. 

“Puedo confirmar que Google nos contactó y nos preguntó si estaríamos interesados en hablar con ellos sobre las necesidades de la industria y sobre cómo podrían trabajar con nosotros para hacerles frente”, declaró Matthew Givner, portavoz de esta cadena estadounidense.

Si finalmente Google y LiveWell Enlightened Health llegaran a un acuerdo, la firma de la ‘gran G’ continuaría con el tímido pero progresivo acercamiento de las compañías tecnológicas al mercado cannábico. Una oportunidad de negocio difícil de rechazar, pero a la que se acercan con cuidado debido a las limitaciones que todavía plantean las leyes federales. Pequeños pasos hacia la normalización total del consumo de marihuana y de una industria que, pese a las trabas, continúa en pleno crecimiento. 

Fuente Dinafem.org

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Cómo comprar productos de aceite de CBD de calidad

CBD CanzonPara obtener los mejores resultados, necesitas saber cómo comprar los productos de CBD de la más alta calidad...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...