Esclerosis múltiple y cannabis

¿Sabías que es la enfermedad neuronal que más afecta a los adultos jóvenes después de la epilepsia? Esta dolencia, es la primera causa de parálisis entre la población occidental y sin embargo todavía no se conoce el origen de la misma. Es curioso que la aparición de esta afección solo se da en países donde los ciudadanos están sometidos a altos niveles de estrés.

Siempre que oímos hablar de la esclerosis múltiple, lo asociamos a la imagen de una persona postrada en una silla de ruedas, inmóvil y con los miembros atrofiados, estos son los casos más avanzados, pero la realidad es, que esta enfermedad afecta a muchas más personas de las que creemos, aproximadamente a una de cada mil, son enfermos que llevan una vida normal, con medicación, pero a simple vista la afección no les ha dejado secuelas irreversibles.

La esclerosis múltiple consiste en la aparición de lesiones desmielinizantes crónicas y degenerativas del sistema nervioso central. Para que se entienda mejor, una parte de nuestras neuronas, los axones, están recubiertas de una sustancia llamada mielina, que se encarga de hacer que el transporte de los impulsos nerviosos se haga correctamente y a gran velocidad, este componente, además, ejerce una función detergente sobre la sangre. La pérdida de mielina, lo que ocasiona, son grandes trastornos en el Sistema Nervioso, porque los estímulos no se transportan con tanta intensidad o se paran en su salto de axón a axón.

Se desconocen las causas que lo provocan, pero sí se conocen mecanismos autoinmunes involucrados. Esto quiere decir que el sistema inmunitario se vuelve contra la persona, atacando a diferentes partes del cuerpo. No existe tratamiento preventivo.

Los síntomas pueden presentarse en brotes, de forma progresiva o lenta. Los más comunes son: falta de coordinación, trastornos en el habla, rigidez muscular, adormecimiento de las extremidades, cosquilleo, espasmos musculares, parálisis, alteraciones en la vista y/o fatiga exagerada sin motivo aparente.

Los signos iniciales de esta enfermedad nunca son claramente detectables pero cuando las lesiones comienzan, la Esclerosis Múltiple ya está presente y empieza a actuar. Se tiende a restar importancia a los primeras señales que ésta da, pero lo más importante es la detección precoz de la EM, porque de las lesiones de hoy dependerá la discapacidad del mañana.

La resonancia magnética, y la punción lumbar son las dos pruebas más seguras para localizar este trastorno neuronal, y juegan un papel clave en el diagnóstico.

Hoy en día hay muchas posibilidades de tratamiento y muchas maneras de controlar los síntomas producidos de esta enfermedad. En España existen tres tipos de medicamentos para disminuir la progresión de la enfermedad (los interferones, el acetato de glatirámero y la mitosantronapero), todos ellos protegen de la lesión cerebral y dañan órganos vitales como por ejemplo el hígado, por ello se pueden tomar de forma prolongada en el tiempo aunque los efectos secundarios son bastante violentos. Por ello, muchos pacientes, al ver la inoperancia de los tratamientos convencionales, es lógico, que recurran a cualquier terapia alternativa. En un estudio realizado recientemente, se refleja que el 50% de las personas que padecen esta enfermedad han intentado tratarse por estos medios. El problema es tomar el camino incorrecto, porque cuando la EM avanza, los daños son irreparables.

La posibles complicaciones derivadas de esta enfermedad son: depresión, dificultad para tragar, dificultad para pensar, incapacidad progresiva de cuidar de uno mismo, necesidad de una sonda permanente causada por la incontinencia urinaria, osteoporosis o infecciones urinarias.

En España, en el año 2010, el ministerio de Sanidad concedió la aprobación regulatoria para el fármaco‘Sativex’, el único en el mercado fabricado con los derivados del cannabis para el tratamiento de la espasticidad de moderada a grave en los enfermos de esclerosis múltiple, especialmente en pacientes que no consiguen controlar este síntoma con su medicación actual. En nuestro país existen 40.000 personas con esta afección y los espasmos musculares se producen en un 75% de los casos.

Sus principios activos son el cannabidiol y el tetrahidrocannabidol, ambos se extraen de plantas cultivadas en condiciones extremamente controladas.

Este medicamento se administra en forma de solución para la pulverización bucal (se aplica en el interior de la mejilla o debajo de la lengua) y tiene un régimen de dosificación flexible, lo que resulta ideal, porque tanto los síntomas como la enfermedad en sí, atacan de diferente manera a cada persona.

Es marihuana medicinal, todo aquel que no pueda fumarla por prescripción médica, puede sustituirlo por la aspiración de los principios activos que contiene el ‘Sativex’.

No se trata de una medicina curativa, pero sí se ha demostrado que su efectividad para la mejora de los espasmos en los pacientes afectados, es considerable.

Este fármaco actúa uniéndose a los receptores cannabinoides que se encuentran en el sistema nervioso, en el bazo y en las células inmunitarias de nuestro organismo, y paran los impulsos nerviosos que originan los espasmos musculares.

Por lo tanto, podemos afirmar que el uso de este medicamento puede contribuir a la mejora de la calidad de vida del paciente afectado por la EM.

El catedrático de Neurología en la Universidad de Heinrich-Heine, Dusseldorf (Alemania) H.P. Hartung, durante el XXVII congreso sobre la esclerosis múltiple que se celebró en Holanda en 2010, afirmó que se ha demostrado que 'Sativex' reduce la gravedad de los síntomas, mejora la calidad de vida y el estado funcional de los pacientes con espasticidad en esclerosis múltiple, lo que significa que pueden desarrollar tareas cotidianas con mayor facilidad. Además, destacó la tolerabilidad del preparado y recalcó que esta medicina no produce síndrome de abstinencia cuando el paciente deja de tomarla.

se ha demostrado que 'Sativex' reduce la gravedad de los síntomas, mejora la calidad de vida y el estado funcional de los pacientes con espasticidad en esclerosis múltiple

Hemos hablado con Miguel García, enfermo de esclerosis múltiple desde hace tres años, y hemos podido comprobar cómo la marihuana mejoró su calidad de vida cuando los medicamentos recetados comenzaron a hacerle efecto.

-¿Cómo comenzaste a notar los primeros síntomas de la enfermedad?

La primera vez que noté algo raro fue en el verano del 2008. Estaba en la playa, y sin venir a cuento, comencé a tiritar tanto que me tuve que ir a casa. Al día siguiente el malestar se me había quitado. Cuando volvía a Madrid, fui a jugar un partido de baloncesto, como acostumbro a hacer, cuando terminé y llegué a casa, la pierda derecha se me durmió. Al principio pensé que era un pinzamiento debido al esfuerzo hecho en el entrenamiento, pero me pareció raro.

-¿Fuiste al hospital? ¿Te prestaron la suficiente atención?

 Al segundo día de estar así, fui al hospital. Los médicos no vieron nada raro, es más, ni tan siquiera me hicieron una resonancia, me mandaron a casa, diciendo que era un problema muscular y que se me quitaría, pero mi pierna continuó dormida un mes. Aquello ya me pareció un poco sospechoso pero por aquel entonces yo no conocía la Esclerosis Múltiple ni sus efectos.

-¿Estuviste sometido a mucho estrés en el periodo en que sufriste este brote?

En marzo del 2009, después de haber estado sometido a mucho estrés, de un día para otro perdí la visión del ojo derecho, ahí sí que me asusté y fui corriendo al hospital. Las pruebas oftalmológicas revelaron que el problema venía de dentro de la cabeza, es decir, del cerebro. Me pasaron al departamento de neurología para comenzar el protocolo de pruebas porque todavía no sabían qué era. Me hicieron una resonancia magnética, una punción lumbar, y un TAC. Además comenzaron de forma inmediata a administrarme cortisona.

Después de una angustiosa semana mi ojo recuperó levemente la visión, eso fue un alivio, pero aún no habían encontrado nada.

-¿Cuándo te diagnosticaron la enfermedad? ¿Cómo te lo dijeron?

Me dieron el alta a los diez días y pasado un mes me dieron la terrible noticia. El médico, sin ningún, tacto me dijo con estas palabras: “has dejado de pertenecer al grupo de la población sana y ahora perteneces al de los enfermos de esclerosis múltiple”. Me sentó como un tiro, a partir de ahí un torrente de visitas a médicos se sucedieron. Pronto me dieron la opción de tratarme con la medicación, ‘Interferón Beta’, una bomba de relojería. Ésta me ayudaría a parar la progresión de la enfermedad pero me avisaron de los daños que produciría en mi hígado. Aún así, decidí tomarla.

-¿Qué efectos tuvo la EM a nivel físico y psicológico?

Lo que más empecé a notar fue el cansancio, de repente no era capaz de levantarme del sillón. Además, cuando te dan la noticia, tu mente te juega una mala pasada, te vienes abajo y te cuestionas muchas cosas. Por otro lado, el fármaco que me administran es muy fuerte, y me deja bastante tocado, sobre todo al día siguiente de la toma, es como si tienes gripe. Menos mal que a lo largo del día se te va pasando, pero el despertar es duro.

-¿Cuándo comenzaste a hacer uso de la marihuana?

La verdad es que yo siempre he consumido cannabis, pero cuando me diagnosticaron la enfermedad, paré. Durante un tiempo estuve sin fumar, pero los problemas para dormir cada vez eran más severos. Consulté al especialista y él mismo me indicó que probará a fumar un cigarrillo de marihuana por las noches.

Me informé del tipo de hierba que me convendría más. La White Rhino y algunas índicas fueron las que escogí para a fumar por la noche. La verdad es que la cosa cambió.

-¿Cómo cambió tu calidad de vida?

Fumar me hacía y me hace descansar mejor por las noches y estar menos nervioso. Me como menos la cabeza aunque es un arma de doble filo, no conviene pasarse, si no el efecto conseguido es el contrario.

-¿Has probado ‘Sativex’?

La verdad es que no, prefiero fumar, yo no tengo espasmos musculares, síntoma para el cual es recomendado este fármaco.

-¿Cuál es tu vida hoy en día?

Hago una vida totalmente normal, practico deporte a menudo y tengo mi propia empresa que me da bastante trabajo. Además, ser mi propio jefe me permite descansar un rato después de comer, esto es vital para combatir la fatiga.

Mantengo una alimentación saludable, es primordial para evitar nuevos brotes, cuanto más sano comas, mejor.

Hay cuatro cosas que siempre evito: hacer esfuerzos deportivos muy exagerados, exponerme al sol (en verano) durante mucho tiempo, tomar saunas y darme baños calientes. Eludir esto es vital.

Y lo más importante de todo: el estrés debe quedarse fuera de mi vida para siempre.

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad que todavía no tiene cura, pero la investigación sobre sus causas está en un campo activo de investigación. El uso de las células madre supone un gran atisbo de esperanza para llegar a la erradicación total de esta enfermedad.

Aunque el debate está servido, la industria farmacéutica comienza a dar sus primeros pasos que contribuirán a la futura y esperada legalización del uso medicinal de la marihuana y nosotros nos alegramos por ello.

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Se acabó el miedo: fumiga a tope hasta el último día de floración con acaricida biológico

Foto 3 Superkukulus aplicacion final de floracion foliarDesde hace muchos años se han utilizado productos muy agresivos y tóxicos para tratar las plagas en el cannabis...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...

 

 

 

Música y Media