Entrevista a Ben Dronkers

Qué mejor manera de celebrar el comienzo de primavera que una charla en profundidad con el hombre que lo empezó todo, el fundador de Sensi Seeds: Ben Dronkers. Durante una conversación con él en su casa de Malasia, hablamos de cómo el cannabis ha cambiado su vida y lo ha llevado a crear uno de los nombres más reconocidos en la industria del cannabis. Es difícil no dejarse llevar por su entusiasmo mientras habla de la planta a la que ha dedicado su vida.

En esta primera parte de la entrevista, Ben nos cuenta cómo descubrió el cannabis, qué le llevó a dedicar su vida al mismo, y cómo se las arregló para montar un negocio legal.

Hola Ben, ¡gracias por hablar con nosotros! En primer lugar, ¿podrías hablarnos de tu primer encuentro con la planta de cannabis?

Ocurrió hace mucho tiempo. Acababa de cumplir 17 años y estaba en el puente de Maasbrug, en Ámsterdam, con otro chico que llevaba un trozo de hachís. Nunca había oído hablar de ello antes. El chico se lió un porro y lo compartió conmigo. Sentí algo, pero al mismo tiempo no sabía qué esperar. Desde luego, no entendía de qué iba todo ese alboroto que lo rodeaba porque me sentía perfectamente bien. Estaba un poco colocado, pero no era como si acabara de emborracharme de repente, que es lo que me esperaba en un principio.

La primera subida fue una experiencia agradable, aunque no supiese qué esperar. Es la segunda o tercera vez cuando puedes entender de verdad qué es exactamente lo que te está pasando. La primera vez no eres muy consciente de que estás colocado. Esto es algo que se puede observar en un montón de gente que consume cannabis por primera vez. Están muy colocados pero, en realidad, no se dan cuenta.

En mi caso, ¡estaba pasando el rato en ese puente, sintiéndome muy feliz de estar allí!

¡Fue increíble!

¿Fue entonces cuando empezaste a interesarte en la planta?

Bueno, técnicamente empezó mucho antes. Mientras crecía, mi madre siempre estaba ocupada con las plantas, y cuidaba tan bien de ellas que estaban constantemente floreciendo. Gracias a ella he desarrollado este amor por las plantas. Te implicas de verdad en todo el proceso de cultivo. Más tarde me interesé por la cría y empecé a cruzar una variedad con la otra para desarrollar características específicas que nos llevaron a los clásicos que, para mí, siguen siendo relevantes y muy importantes para las décadas venideras.

¿Qué te llevó a empezar a trabajar con la planta de cannabis?

Al principio no me ocupaba de las semillas. En aquellos días, el cultivo de cannabis no era como en otras partes del mundo, como en Jamaica, África o los EE.UU. Por aquel entonces, estábamos experimentando con las primeras técnicas de cultivo de interior, utilizando cooltubes en forma de tipi para intentar conseguir unos cogollos. La hierba no era buena, pero hacía su labor.

Entonces empecé a traer de vuelta conmigo semillas de diferentes países. Para empezar: Pakistán. Fue entonces cuando empezamos a conseguir buenos resultados ¡Una hierba muy buena!

Ése fue el gran punto de inflexión... un punto interesante y divertido.

Ben y Howard MarksBen y Howard Marks

¿Qué recibimiento tuvo la primera hierba holandesa que salió bien?

Los primeros 2 a 3 años que cultivé cannabis en invernaderos nadie quería comprarlo. No lo entendían. Ni siquiera en Ámsterdam.

Así fue hasta que me acerqué a los coffeeshops The Happy Family y Prix d'Ami. Simplemente les obligué a coger algo de hierba de una bolsa de papel y les dije: "No me paguéis si no es buena, pero hacedlo si os gusta". Y cuando por fin volví al Prix d'Ami a preguntar qué pensaban de la hierba, el vendedor del coffeeshop me respondió: "¡Se ha acabado hace mucho! ¡La gente sigue viniendo a pedir más!"

¡Claro que los turistas estadounidenses sabían de qué se trataba! Pero los holandeses sólo habían visto hierba marrón, tailandesa y africana, prensada en bloques y seca. Así que cuando vieron los cogollos verdes no sabían qué hacer con ellos. Incluso la llamaron "espinacas". Hasta que vieron lo rápidamente que se agotó. Fue entonces cuando las cosas empezaron a agilizarse.

En cuanto la gente se enteró de lo buena que estaba la hierba, se colocaban tanto que literalmente se caían de los taburetes.

¿Qué opinaban las autoridades de tu nueva pasión?

Bueno... me detuvieron algunas veces. Muchas veces, para ser honestos. Pero en aquellos días no era para tanto. Si te pillaban con 10 o 20 kg, te soltaban en 2 o 3 días.

Pero como me habían detenido con tanta frecuencia, me puse a estudiar los textos de la Ley del Opio, para buscar una manera de mantenerme alejado de la cárcel. Así fue como descubrí que las semillas de cannabis estaban excluidas de la prohibición. De hecho, toda la planta de cannabis estaba prohibida excepto las semillas.

Luego me fui a ver a un abogado, muy caro, para hablar de esta historia "del huevo y la gallina": es legal vender semillas, pero ¿cómo puedes conseguirlas si no se puede cultivar la planta? Si las semillas son legales, el cultivo de plantas de cannabis para conseguir las semillas también debería serlo, ¿no?

El abogado estuvo de acuerdo conmigo, lo que nos condujo a ese momento crucial en el que me dieron permiso legal para cultivar cannabis para la producción de semillas. Entonces, fui a poner en conocimiento de la policía y las instituciones agrícolas competentes mi intención de producir semillas de cannabis y nadie pudo oponerse a mis actividades.

Esta fue la laguna en la ley que me permitió producir y conservar semillas de cannabis durante más de diez años sin que nadie realmente lo supiera. No podía cultivar nada de hierba, por supuesto, pero ya sabes cómo va la cosa...

Alan, Albert y Chris a principio de los 90Alan, Albert y Chris a principio de los 90

Estas experiencias te llevaron a dedicar tu vida a la planta de cannabis. ¿Qué te hizo tomar esta decisión?

Para mí, una de las propiedades únicas del cannabis es que tiende a hacer que la gente se enamore de ella. Realmente creas un vínculo con esta planta. Es un nivel de consciencia, ¿entiendes?

Por aquel entonces, pasé por algunos momentos muy difíciles. Fue mi conexión con la planta lo que me ayudó a superarlos. La propia planta me ayudó a salir de aquel período oscuro. Y fue en ese momento cuando decidí dedicarme esto y criar tanto cannabis como me fuera posible.

El cultivo de la planta nos llevó a innumerables descubrimientos: su historia, lo que le había aportado a la gente en los siglos pasados y su increíble potencial para el futuro. Este nivel de consciencia que la planta ha depositado en mí es el motor principal que mueve todo lo que he hecho, y sigo haciendo. Es una parte importante de cómo surgió el Hash Marihuana & Hemp Museum.

Empezamos de la nada, y descubríamos algo nuevo casi a diario. Cuando llegó Internet, este proceso de descubrimiento se expandió aún más, y siguió haciéndolo cuando empecé a conocer a personas de ideas afines de todo el mundo, incluyendo a tres de mis mejores amigos: Ed Rosenthal, Robert Clarke y Jack Herer. Sinceramente, creo que hay una conciencia común unida a esta increíble planta.

Cuando viajo a HempFlax, en Groningen, para visitar los campos de plántulas de cáñamo a principios de año, realmente me reconforta. Ver hectáreas llenas de estas plántulas creciendo me satisface de verdad y cumple con esta visión que tuve de mi conexión con la planta.

Hoy en día, seguimos cumpliendo con esta visión, haciéndolo lo mejor que podemos para plantar tantas semillas como sea posible, literal y metafóricamente.

¡Gracias por hablar de estas cuestiones con nosotros Ben! Para terminar, hemos recibido algunas preguntas de nuestros lectores del blog y amigos de las redes sociales. ¿Te importaría responder a algunas de ellas?

¡Por supuesto que no!

Chris Thompson

¿Qué crees que pasará con el negocio de la marihuana (recreativa) en los EE.UU. en los próximos 5 años? ¿Crees que se convertirá en el nuevo Ámsterdam?

Sí, creo que sí. Me imagino que se abrirán cafeterías donde se pueda disfrutar de un café y un porro. ¡Con suerte, también se podrá disfrutar de una cerveza!

Con los miles de cultivares y bancos de semillas que hay actualmente, ¿se sienten Ben y Sensi Seeds responsables (a falta de un término mejor) de la variedad que hay en el mercado hoy en día?

Me siento realmente orgulloso de que nuestras genéticas se hayan convertido en una plataforma a partir de la que se ha desarrollado toda una industria. De todos modos, no fui yo sólo, los coffeeshops también son responsables, pues estaban detrás de las primeras revistas sobre el cannabis. Un ejemplo de ello fue Bob Warren, el hombre detrás de Highest Magazine, revista que se publicó en 1986.

Cuando empezamos a vender semillas también vendíamos fertilizantes y libros. Todos los autores se acercaron a nosotros y la mayoría vieron lo que hacíamos, escribieron sobre ello y nos enseñaron lo que sabían a cambio. ¡Esto fue fundamental para la educación de los aficionados al cannabis en todo el mundo!

 

¿Crees que todavía existen áreas en el mundo donde hay cannabis silvestre que aún no se han descubierto? ¿Dónde crees que se encontrarían?

Lo sé, es un hecho. Actualmente nos ocupamos de descubrir y recoger nuevos tipos en Europa del Este, y reunimos los que conocemos desde sus lugares de origen, lo que está resultando muy difícil en ciertos casos, ya que algunos de ellos han desaparecido de la naturaleza y es cuestión de encontrar a personas que pudieran haberlos conservado en alguna parte.

Andy

¿Cuál es tu variedad favorita de Sensi y tu variedad favorita que no sea de Sensi? ¿Por qué?

Mis variedades favoritas de Sensi son Northern Lights, Northern Lights 5x Haze y Jack Herer. De las variedades que no son de Sensi Seeds, diría Diesel y Amnesia.

Paul J. von Hartmann

La "Essential civilian demand" (petición civil fundamental) es un protocolo federal de EE.UU. de rápida tramitación, que daría acceso al cáñamo como recurso estratégico, al que se hace referencia en varios documentos que tienen que ver con la preparación para emergencias. ¿Estarías dispuesto a ayudar al movimiento de globalización de base "demanda civil esencial" de cannabis, antes de que nos quedemos sin las temporadas de cultivo necesarias para reparar la atmósfera de la Tierra?

¡Por supuesto!

Alan en los premios HighlifeAlan en los premios Highlife

Fresh

Hola Ben, me gustaría saber si has visitado las Islas Canarias y lo que piensas de su situación geográfica con respecto al cultivo de cannabis.

¡Por supuesto! ¡Me encantan las Islas Canarias! Las conozco bien y conozco a un tipo allí que cultivó cinco plantas Jack Herer y consiguió 1.500 gramos de cada una. Así que la respuesta es fácil: sí.

Tof

¿Hay un lobby europeo del cannabis? Si es así, ¿no sería interesante trabajar con ellos con el objetivo de acompañar a los EE.UU. es su tendencia hacia la despenalización del consumo de cannabis?

En los EE.UU. está NORML, que se creó hace mucho tiempo y que tiene una presencia unificada en todo el país. En Europa está ENCOD, pero, sobre todo, tienes pequeños grupos repartidos por todas partes. Creo que es necesario que exista un frente unido. Es algo que todavía está pendiente. Tenemos que unirnos para conseguir que las cosas avancen.

 

Wazatiste

Me estoy preparando para una posible legalización del cannabis en Francia, recabando la mayor información posible con el objetivo de poner en marcha un campo de cannabis biológico. ¿Será el cannabis resultante tan potente como el cultivado en interior bajo luces UV?

No, no lo creo. Los resultados dependerán de la variedad, pero no lo creo.

 

Mathieu

¿Qué recuerdas con más frecuencia cuando piensas en tus primeros viajes, en los que descubres la genética del cannabis?

La armonía y la dulzura de la población afgana. Están tan orgullosos de lo que hacen. La bondad de su corazón era tan pura... es lo que más me impresionó.

 

La situación jurídica del cannabis en los Países Bajos está cambiando. ¿Cómo ves el futuro de la planta en el país?

¡Los coffeeshops no van a desparecer! El cannabis es algo social. Es algo que se comparte con los demás.

 

¿Cuál fue la última variedad que consumiste?

¡Jack Herer, en Malasia! Eso sí, tengo una prescripción médica que me permite hacerlo aquí.

Lucien

Según el investigador Mc Partland, en 1970 se cometió un error en la clasificación del genoma del cannabis que ha hecho que se utilicen denominaciones incorrectas para la planta: índica, sativa y ruderalis. Hace poco se ha corregido así:

Cannabis sativa debería ser "Cannabis índica".

Cannabis índica debería ser "Cannabis afgana".

Cannabis ruderalis debería ser "Cannabis sativa".

 

¿Tiene la intención de reclasificar su menú en consecuencia?

Es una buena pregunta. Una muy buena pregunta. La historia siempre tiene que verse a través de la interpretación. Con esto ocurre lo mismo. La ciencia dirá, pero sigo pensando que la denominación ruderalis como subespecie no va a desaparecer. Es algo que averiguaremos cuando se analicen todas las variedades que estamos reuniendo en Europa del Este. Actualmente estamos financiando investigaciones para buscar la verdadera ruderalis. ¡Así que el tiempo y la ciencia nos lo dirán!

Michael Freeman        

Si tuvieras que perder todo el dinero que has ganado para que el cannabis fuera legal y gratuito en Europa, ¿lo harías?

Sencillo. Sí.

Kenan Gülersönmez

El gobierno suizo está estudiando el concepto de Club Social de Cannabis español, pero se avanza muy despacio. Así que estaba pensando en pasar a la acción, en convertirme en activista. ¿Algún consejo sobre cómo iniciar mi viaje?

¡Mantente bien informado y sé autosuficiente!

 

¿Quieres colaborar en Cannabis Magazine?

colabora con Cannabis MagazineLeer más

 

Se acabó el miedo: fumiga a tope hasta el último día de floración con acaricida biológico

Foto 3 Superkukulus aplicacion final de floracion foliarDesde hace muchos años se han utilizado productos muy agresivos y tóxicos para tratar las plagas en el cannabis...
Leer más

 

Consejos Legales

Consejos legales para el cultivador de cannabis.

Artículo que ofrece una serie de consejos para quienes cultiven, en caso de tener problemas legales. Una Guía para saber qué hacer y que no ante una posible intervención policial.       Leer más...

 

 

 

Música y Media